Podcasts de historia

Palacio Real de Caserta

Palacio Real de Caserta


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El Palacio Real de Caserta (Reggia di Caserta) es una antigua residencia real en el sur de Italia. Fue construido por la Casa de Borbón-Dos Sicilias como su residencia principal como reyes de Nápoles.

En términos de volumen, el Palacio Real de Caserta es la residencia real más grande del mundo, con una superficie de más de 47.000 metros cuadrados.

En 1997, el palacio fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Historia del Palacio Real de Caserta

El palacio está ubicado en Caserta, en la región de Campania, en el sur de Italia.

La construcción del palacio comenzó en 1752 bajo Carlos VIII de Nápoles (Carlos III de España), con los diseños del arquitecto Luigi Vanvitelli llenando a Carlos de emoción `` apta para arrancarle el corazón del pecho ''. Lamentablemente, Carlos ni siquiera durmió una noche en el Reggia, ya que abdicó en 1759 para convertirse en rey de España.

El modelo político y social del palacio fue Versalles. Estaba destinado a funcionar como una pequeña ciudad, albergando una universidad, museo, biblioteca, oficinas de gabinete, altos mandos militares, además de ser un símbolo de estatus enormemente poderoso.

Considerado un triunfo del barroco italiano, el palacio tiene 5 pisos y 1200 habitaciones, incluidas dos docenas de apartamentos estatales, una gran biblioteca y un teatro inspirado en el Teatro San Carlo de Nápoles.

Los jardines son especialmente famosos y se extienden a lo largo de 11 acres. El Jardín Inglés es uno de los espacios pintorescos más grandes, antiguos e importantes creados en Europa.

Los edificios que rodean el palacio, como una fábrica de seda y las casas de los trabajadores asociados que se incorporaron al diseño, fueron emblemáticos del pensamiento de la Ilustración, que reconocía que había una relación entre la realeza y los trabajadores.

De 1923 a 1943, el palacio fue la ubicación de la Accademia Aeronautica, la Academia de la Fuerza Aérea Italiana. En 1945, el palacio fue el lugar de la firma de los términos de la rendición incondicional de las fuerzas alemanas en Italia.

En 1997, el palacio fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y su archivo de nominación lo describió como 'el' canto del cisne 'del arte espectacular del período barroco, a partir del cual adoptó todas las características necesarias para crear las ilusiones de un -espacio direccional. '

Palacio Real de Caserta hoy

Hoy en día, muchas de las salas del palacio están abiertas al público. Los terrenos también son famosos por su maravillosa visita, y se recomienda alquilar bicicletas, un carruaje tirado por caballos o utilizar el autobús de enlace para aprovechar al máximo todos los lugares de interés que se ofrecen.

El palacio también se ha utilizado como plató de rodaje. En particular, su famoso vestíbulo de entrada ha proporcionado un telón de fondo para Star Wars, Mission Impossible y Angels & Demons.

Llegar al Palacio Real de Caserta

Desde el centro de Nápoles, el palacio está a 40 minutos en coche, vía SS162dir. También hay un servicio regular de tren y autobús desde el centro de Nápoles, que tarda unos 45 minutos.


De todas las espléndidas obras y construcciones con las que la dinastía borbónica embelleció y modernizó el Reino de las Dos Sicilias, el orgullo es el universalmente famoso y apreciado Palacio de Caserta. Fue diseñado y construido principalmente por el arquitecto holandés Ludwig Van Wittel, quien recibió el nombre onomatopéyico italiano de Vanvitelli.

Fachada mirando al jardín

Fue llamado a Nápoles por el rey Carlos, quien, como verdadero nieto del Roi Soleil, quería construir un nuevo Palacio Real, una & # 8220residencia & # 8221 adecuada para un Rey Borbón y su Corte. Quería eso porque quería tener un palacio real no en Nápoles sino muy cerca de Nápoles (y en esto encontramos una clara alusión a Versalles), pero principalmente porque el nuevo palacio en las intenciones del Rey, tenía que ser el más hermoso y el palacio real más grande del mundo después de Versalles, un orgullo por el nuevo Reino que había conquistado y una prueba más de su voluntad de hacer de este Reino uno independiente y soberano.

A lo largo de los años, el rey Carlos siguió personalmente el trabajo junto con la reina y ambos fueron los inspiradores de Vanvitelli, pero sin modificar el diseño original del gran arquitecto.

Fue una excelente & # 8220 unión de almas & # 8221: prueba de ello la da el propio Vanvitelli, en sus cartas periódicas a su hermano, donde siempre expresaba su alegría por la atención que los dos soberanos prestaron a su obra y por el bien. entendimiento que hizo que la obra avanzara rápidamente y con gran beneficio.

Después de que el soberano se fue a Madrid en 1759, las cosas nunca fueron como antes y Vanvitelli siempre recordaba los días felices de los 50 & # 8217, a veces con un amargo pesar. Son famosas sus expresiones de pesar por la ausencia del & # 8220Catholic King & # 8221 cada vez que terminaba una nueva parte del Palacio (por ejemplo, los maravillosos jardines) un día dijo: «Las obras van bien, pero para qué ? Si el rey católico estuviera aquí, sería bueno, ahora no es nada »(Ver Il Palazzo Reale di Caserta, a cure di G.M. JACOBITTI e A.M.

ROMANO, Electa Napoli 1994, pág. 8. En otra ocasión, Vanvitelli dijo que el Palacio estaba adquiriendo espléndidas proporciones, pero sin el rey Carlos era como ofrecer «Margaritas ad porcos»).

La situación empeoró cuando Tanucci [& # 8220Maligna creatura & # 8221 lo chiamava Vanvitelli. Ibidem.] Tomó el control del Reino y recortó el dinero disponible para Vanvitelli. Si en los años 50 & # 8217 se emplearon unos 2000 trabajadores en la construcción, en los años 60 & # 8217 su número se redujo a la mitad.

A pesar de eso, continuó con la misma pasión y compromiso. En 1766 Galiani llegó a Caserta. Galiani era el secretario de la embajada napolitana en París y al notar que el trabajo estaba casi terminado, elogió abiertamente el trabajo e incluso dijo que los jardines eran más hermosos y perfumados que los de Versalles. Vanvitelli, que para entonces tenía 65 años y estaba muy enfermo (estaba pensando en dejar la conclusión de este trabajo a su hijo Charles), se alegró mucho al escuchar esto.

Luego, en 1767 el Vesubio le echó una mano: tras una violenta erupción, el joven rey Fernando IV decidió trasladar la corte de Portici a Caserta y por tanto retomó su trabajo de forma más activa hasta su muerte en 1773 su hijo asumió el mando donde se fue, pero se hicieron cambios hasta 1920.

El Palacio de Caserta

Su primera piedra fue colocada el 20 de enero de 1752 en una ceremonia oficial que celebraba el 36 cumpleaños del rey Carlos. Vanvitelli había presentado su proyecto el año anterior, el 2 de mayo de 1751. Charles y Maria Amalia estaban tan entusiasmados que el arquitecto escribió a su hermano que la realidad había superado sus mejores expectativas.

Fuente de Diana y Acteón

Sin embargo, la solidez impuesta por el Rey fue una clara muestra de la importancia y el aprecio que le dio a esa obra.

El Palacio había sido diseñado como un enorme edificio con fachadas gemelas, una con vistas al patio de armas y la otra a los jardines. La cúpula central y la estatua de Carlos en el frontón en el medio de la fachada estaban presentes en el diseño original, pero nunca se realizaron.

Por primera vez, la escalera central que conduce a los apartamentos reales (ahora encontramos la Escuela Superior de Administración Pública) se colocó en el centro de un edificio.

En total, el Palacio cuenta con 1200 habitaciones. Los jardines se completaron después de que el rey abandonó el reino, y en 1762 el agua de Maddaloni llegó al palacio a través del acueducto Caroline.

Una descripción del Palacio y sus jardines es imposible aquí. Es una de las obras maestras arquitectónicas más famosas y queridas del mundo. Nos limitaremos a mostrar algunas fotografías y dedicar unas palabras a las habitaciones más importantes y bonitas.

La entrada a la Capilla Palatina (similar a la de Versalles) es desde la sala superior. La Capilla es una sala sin adornos y abovedada con columnas y un estilobato alto. Fue inaugurado con la Misa de Nochebuena de 1784, en presencia del Rey y de toda la Corte.

La capilla está dedicada a María Inmaculada, cuya imagen está pintada en el ábside.

Cabe mencionar las Rooms of the Seasons, habitaciones pequeñas y muy decoradas. En la sala de la “primavera”, el Rey y la Reina dieron la bienvenida a sus invitados más íntimos y Hackert la embelleció con unas espléndidas vistas de los puertos.

Natividad
Mientras que el apartamento King & # 8217s está amueblado de manera rigurosa y contiene muebles alemanes, el apartamento de la reina María Carolina es de alguna manera frívolo y elegante.

Una vez atravesadas las tres salas neoclásicas de la Biblioteca Palatina, llegamos a la Sala Elíptica, toda encalada, sin adornos, destinada a la recreación de la Corte y actualmente alberga el encantador Belén Borbón.

Los Borbones siempre alentaron la antigua tradición napolitana del Pesebre y cada Navidad se preparaba un enorme pesebre en el Palacio por expertos artesanos pero también por las Princesas, que confeccionaban los vestidos de los pastores. Las manos, la cabeza y los pies de las estatuillas estaban hechos de arcilla, mientras que el cuerpo estaba hecho de estiba y alambre.

Se realizaron diseños reales para el pesebre: el último fue realizado en 1844, y el actual pesebre del Palacio está inspirado en ese último proyecto.

Saliendo de la Sala Elíptica, ingresamos a la espléndida Galería de Arte, recientemente amueblada con los retratos de los soberanos.

Pero aún más importante es el área dedicada a los espléndidos paisajes que Fernando IV encargó a J.P. Hackert, el otro artista famoso que trabajó en el Palacio de Caserta.

Nacido en Prenzlau en 1737, Hackert llegó a Italia en 1768 y permaneció aquí el resto de su vida. En 1782 conoció al rey Fernando. El pintor relató lo asombrado que estaba al descubrir que el rey era tan competente en la pintura y lo discutió con inteligencia y conciencia.

Fuente de Venus y Adonis

Los dos hombres se llevaron bien de inmediato (como lo habían hecho el otro rey y el artista treinta años antes) y su acuerdo produjo el espléndido lienzo ahora tan admirado en Caserta.

También hay que mencionar el pequeño y precioso teatro, ubicado en el ala oeste. El teatro no estaba previsto en el primer diseño, y Vanvitelli lo hizo por voluntad precisa del rey Carlos en 1756, cuando el trabajo ya había comenzado.

Para concluir, ninguna descripción puede transmitir la belleza de los maravillosos jardines y sus encantadoras esculturas, que solo se pueden apreciar mientras se ven personalmente.

Solo una visita al lugar puede dar mérito al esplendor del Palacio y la munificencia de los Borbones, creadores de los Palacios más hermosos y más grandes del mundo.


La historia del Palacio de Caserta

Al llegar al Palacio de Caserta, el volumen del edificio no es obvio de inmediato. La fachada es grande & # 8211 y prominente debido a todo el espacio vacío en frente de ella & # 8211 pero no revela el verdadero tamaño escondido detrás.

Es sólo cuando pasas por las puertas de entrada que se revela la escala. El palacio está construido como una cuadrícula con cuatro alas exteriores y luego dos alas internas que se cruzan en el medio, formando cuatro enormes patios.

El tamaño no es casualidad. El Palacio de Caserta fue construido por los reyes borbones de Nápoles en el siglo XVIII. En este punto de la historia, la Casa de Borbón & # 8211 que gobernó muchas de las grandes potencias europeas a lo largo de los siglos & # 8211 tenía la riqueza (y el ego) para construir algo tan grandioso.

En 1752, se inició la construcción del Palacio de Caserta o del Rey Carlos VII de Nápoles. Había pedido expresamente algo que fue modelado en el Palacio de Versalles en Francia y # 8211 ¡solo que más grande!


los Palacio Real, símbolo de Caserta y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los monumentos más importantes del patrimonio artístico italiano.

Fue diseñado en el siglo XVIII por el arquitecto. Luigi Vanvitelli, según voluntad de Carlos III, duque de Borbón. La Reggia di Caserta (es decir, el Palacio Real) es una verdadera obra maestra de arquitectura y decoración y alberga muchas obras de arte. Al visitar su interior, sorprende ver la cantidad de trabajos en estuco, bajorrelieves, pinturas al fresco, esculturas, pisos embutidos que se van sucediendo.
Destacables son los de Sala di Astrea (la Sala Astrea) Sala di Marte (Marte) y Sala del Trono (Sala del Trono), la sala más grande dentro de los apartamentos reales, que fue utilizada como sala de recepción para personalidades importantes.

los Pinacoteca galería de pintura) está organizado como una serie de salas conectadas, expone innumerables cuadros de bodegones y acontecimientos bélicos y algunos retratos de la familia borbónica.
En el "viejo" apartamento se expone la guardería de los Bourbouns, la gran pasión de la Familia, y de donde se originó la tradición napolitana de la Natividad.

los biblioteca palatina forma parte de los aposentos de la Reina: la reina, mujer refinada de gran cultura, era dueña de una biblioteca elegantemente decorada con relieves y frescos, como el que reproduce los signos del zodíaco y las constelaciones, realizado según los dibujos que Vanvitelli él mismo produjo. Las salas dedicadas a las cuatro estaciones también son muy sugerentes.
Un aspecto integral que muestra la majestuosidad y belleza de la Reggia di Caserta (Palacio Real de Caserta) es su maravilloso parque. Es un ejemplo típico de jardín italiano: amplios prados, parterres cuadrados y, sobre todo, un triunfo de los juegos de agua (fuentes de agua danzantes).
A lo largo del eje central transcurren una tras otra cuencas, fuentes y cascadas, decoradas con grandes grupos escultóricos. El resultado es un efecto espectacular de gran impacto que alcanza su punto máximo con el Grande Cascata (Gran Cascada).
Entonces el Jardín inglés se abre a los ojos de su espectador, no tan simétrico como su complemento italiano, solicitado por Maria Carolina d'Austria y lleno de plantas autóctonas y exóticas, incluidos los maravillosos cedros del Líbano.


Cementerio Real del Reino de Cerdeña

La Casa de Saboya había sido Condes y luego Duques de Saboya, desde el siglo XI y gobernó desde la ciudad de Turín, ahora en el norte de Italia. Vittorio Amedeo II, duque de Saboya se convirtió en rey de Sicilia en 1713 como resultado de su participación en la Guerra de Sucesión española. Sin embargo, en 1720, Vittorio Amedeo II se vio obligado a cambiar el Reino de Sicilia por el menos importante Reino de Cerdeña después de las objeciones de la Alianza Cuádruple (Gran Bretaña, Francia, Austria de los Habsburgo y la República Holandesa).

Cerdeña, ahora en Italia, es la segunda isla más grande del mar Mediterráneo después de Sicilia, pero los reyes de Cerdeña de la Casa de Saboya gobernaron desde Turín, la capital del ducado de Saboya. Se autodenominaron Reyes de Cerdeña porque el título era superior a su título menor original como Duques de Saboya. Sin embargo, conservaron el orden numérico reinado de los duques de Saboya.

Vittorio Emanuele II se convirtió en el último rey de Cerdeña tras la abdicación de su padre en 1849. Luego se convirtió en la fuerza impulsora del movimiento de unificación italiano junto con Giuseppe Garibaldi, general y nacionalista, y Giuseppe Mazzini, político y periodista. Garibaldi conquistó Nápoles y Sicilia, los territorios del Reino de las Dos Sicilias, mientras que las tropas sardas ocuparon los territorios centrales de la península italiana, excepto Roma y parte de los Estados Pontificios. Con todas las tierras recién adquiridas, Vittorio Emanuele II fue proclamado primer rey del nuevo Reino Unido de Italia en 1861.

Reyes de Cerdeña (1720 & # 8211 1861)

  • Vittorio Amedeo II, Rey de Cerdeña (reinó 1720 y # 8211 1730), Rey de Sicilia (reinó 1713 y # 8211 1720), Duque de Saboya (reinó 1675 y # 8211 1730)
  • Carlo Emanuele III, rey de Cerdeña y duque de Saboya (reinó 1730 y # 8211 1773)
  • Vittorio Amadeo III, rey de Cerdeña y duque de Saboya (reinó 1773 y # 8211 1796)
  • Carlo Emanuele IV, rey de Cerdeña y duque de Saboya (reinó 1796 y # 8211 1802)
  • Vittorio Emanuele I, rey de Cerdeña y duque de Saboya (reinó 1802 y # 8211 1821)
  • Carlo Felice, rey de Cerdeña y duque de Saboya (reinó 1821 y # 8211 1831)
  • Carlo Alberto I, rey de Cerdeña y duque de Saboya (reinó 1831 y # 8211 1849)
  • Vittorio Emanuele II, rey de Cerdeña y duque de Saboya (reinó en 1849 y # 8211 1861), rey de Italia (1861 y # 8211 1878)

Todas las fotos son de Wikipedia a menos que se indique lo contrario.

Basílica de Superga

La Basílica de Superga, ahora en Turín, Italia, se encuentra en la cima de Superga, una colina de 672 metros / 2.205 pies. Durante el Asedio de Turín de 117 días de 1706 en la Guerra de Sucesión Española, más de 44.000 soldados franceses rodearon la ciudadela fortificada de Turín defendida por unos 10.500 soldados de Saboya. El 28 de agosto de 1706, Vittorio Amedeo II, duque de Saboya (más tarde el primer rey de Cerdeña) y su primo, el príncipe Eugenio de Saboya-Carignano, subieron a la colina Superga para examinar mejor la posición de las tropas para que pudieran desarrollar estrategias de batalla. El 2 de septiembre de 1706, Vittorio Amedeo II y Eugenio volvieron a subir a la Superga. Entraron en una pequeña iglesia en la colina donde Vittorio Amedeo II se postró frente a una estatua de madera de la Virgen María y juró que si la Virgen María le permitía salir victorioso en el Sitio de Turín, construiría una magnífica iglesia en la cima de la colina dedicada a ella. El 7 de septiembre de 1706, las fuerzas de Vittoria Amadeo II y Eugenio obtuvieron una victoria.

La Basílica de Superga en la parte superior del Crédito Superga & # 8211 Wikipedia

La Basílica de Superga fue diseñada por el arquitecto italiano Filippo Juvarra y fue construida entre 1717 y 1731. El 1 de noviembre de 1731, la Basílica de Superga fue consagrada y dedicada a Nuestra Señora de Gracia, cuya estatua de madera original que Vittorio Amadeo se había postrado antes es guardado en la Capilla del Voto.

La Cripta Real, construida bajo la Basílica de Superga, es el lugar de enterramiento tradicional de los miembros de la Casa de Saboya. Dos reyes de Italia, Víctor Manuel II y Umberto I, fueron enterrados en el Panteón de Roma. Las generaciones anteriores de la Casa de Saboya, así como Carlo Felice, rey de Cerdeña y Umberto II, el último rey de Italia, están enterrados en la abadía de Hautecombe, el lugar de enterramiento ancestral de la Casa de Saboya, ahora en Saint-Pierre-de -Curtille cerca de Aix-les-Bains en Saboya, Francia.

The Queens Hall & # 8211 Observe los nichos funerarios Crédito & # 8211 Basílica de Superga

La Cripta Real se divide en cinco salas, incluida la Sala de los Reyes, la Sala de las Reinas y la Sala de los Infantes. Si bien hay algunas tumbas, la mayoría de los entierros se encuentran en nichos a lo largo de las paredes de las habitaciones, como se ve en la foto de arriba. Tradicionalmente, a la muerte del soberano, sus restos se colocaban en el centro del Salón de los Reyes. Tras la próxima muerte de un soberano, los restos del soberano anterior se trasladaron a uno de los nichos que rodeaban la habitación. El último soberano enterrado en la Basílica de Superga fue Carlo Alberto, rey de Cerdeña, cuya tumba permanece en el centro del Salón de los Reyes.

Tumba de Carlo Alberto, rey de Cerdeña en el Salón de los Reyes

Vittorio Amedeo II, rey de Cerdeña
(reinó 1720 y # 8211 1730), Rey de Sicilia (reinó 1713 y # 8211 1720), Duque de Saboya (reinó 1675 y # 8211 1730)

Vittorio Amedeo II, rey de Cerdeña nació el 14 de mayo de 1666 en Turín, Ducado de Saboya, ahora en Italia. Era hijo de Carlo Emanuele II, duque de Saboya y de María Juana de Saboya. En 1684, Vittorio Amadeo se casó con Anne Marie d & # 8217 Orleans. Tuvieron ocho hijos, pero solo tres sobrevivieron hasta la edad adulta. Anne Marie falleció antes que su marido, falleciendo en 1728. En 1730, Vittorio Amedeo se casó con su antigua amante Anna Canalis di Cumiana. Dos meses después de su segunda boda, Vittorio Amedeo abdicó en favor de su hijo Carlo Emanuele III. En febrero de 1732, Vittorio Amedeo II sufrió un derrame cerebral y su salud se deterioró. Murió el 31 de octubre de 1732, a los 66 años, en el Castillo de Moncalieri cerca de Turín, Ducado de Saboya, ahora en Italia, y fue enterrado en la Basílica de Superga en Turín.

Anne Marie d & # 8217 Orleans, Reina de Cerdeña

Nacida el 27 de agosto de 1669 en el castillo de Saint-Cloud en Francia, Anne Marie d & # 8217 Orleans era hija de Felipe I, duque de Orleans, hermano menor del rey Luis XIV de Francia, y Enriqueta de Inglaterra, la hija menor. del rey Carlos I de Inglaterra. Anne Marie era importante para los jacobitas, cuyo objetivo era restaurar a los herederos católicos romanos Stuart del rey James II de Inglaterra / VII de Escocia a los tronos de Inglaterra y Escocia. Después de la muerte de James Francis Edward Stuart, su hijo mayor Charles Edward Stuart y su hijo menor, Henry Benedict Stuart, la línea masculina de la Casa Real Británica de Stuart se extinguió. Los descendientes de Anne Marie d & # 8217 Orleans heredaron entonces el reclamo jacobita. Anne Marie murió de insuficiencia cardíaca el 26 de agosto de 1728, el día antes de cumplir 59 años, y fue enterrada en la Basílica de Superga en Turín.

Carlo Emanuele III, rey de Cerdeña
(reinó el 3 de septiembre de 1730 y # 8211 el 20 de febrero de 1773)

Carlo Emanuele III, Rey de Cerdeña nació en Turín, Ducado de Saboya el 27 de abril de 1701. Sus padres fueron Vittorio Amedeo II, Rey de Cerdeña y Anne Marie d & # 8217 Orleans. En 1730, su padre abdicó del trono y se retiró de la corte real. Charles Emmanuel se casó tres veces, pero sus tres esposas murieron jóvenes. De los diez hijos de sus tres esposas, solo seis sobrevivieron a la infancia. Carlo Emmanuele sobrevivió a sus tres esposas y a siete de sus diez hijos, y murió el 20 de febrero de 1773, a los 71 años, en Turín. Fue enterrado en la Basílica de Superga en Turín.

Anna Christine de Palatine Sulzbach, Princesa del Piamonte

Anna Christine de Palatine Sulzbach, hija de Theodore Eustace, Príncipe Palatino de Sulzbach y Leonore de Hesse-Rheinfels-Rotenburg, nació el 5 de febrero de 1704, en el Palacio de Sulzbach-Rosenberg, ahora en Baviera, Alemania. El 15 de marzo de 1722 se casó con Carlo Emanuele, príncipe de Piamonte, futuro rey de Cerdeña. Anna Christine murió el 12 de marzo de 1723, a los diecinueve años, tras dar a luz a un hijo que falleció a los 17 meses. Anna Christine fue enterrada por primera vez en la catedral de Turín y fue trasladada a la Basílica de Superga en Turín en 1786.

Polyxena de Hesse-Rheinfels-Rotenburg, reina de Cerdeña

Nacida el 21 de septiembre de 1706 en Langenschwalbach en el Landgraviate de Hesse-Rheinfels-Rotenburg, ahora en Hesse, Alemania, Polyxena of Hesse-Rheinfels-Rotenburg era hija de Ernst Leopold, Landgrave de Hesse-Rheinfels-Rotenburg y la princesa Leonore de Löwenstein. -Wertheim-Rochefort. Se casó con Carlo Emanuele, príncipe de Piamonte, futuro rey de Cerdeña, el 20 de agosto de 1724. Polyxena dio a luz a seis hijos, incluido el sucesor de su marido, Vittorio Amadeo III, rey de Cerdeña. Estuvo enferma durante seis meses antes de morir a los 28 años el 13 de enero de 1735 en el Palacio Real de Turín. Fue enterrada en la Basílica de Superga en Turín.

Isabel Teresa de Lorena, reina de Cerdeña

Elisabeth Thérèse de Lorraine nació el 15 de octubre de 1711 en el Château de Lunéville, Ducado de Lorena, ahora en Francia. Sus padres fueron Leopoldo, duque de Lorena y Élisabeth Charlotte d & # 8217 Orleans, la hija de Felipe I, duque de Orleans, hermano del rey Luis XIV de Francia, y su segunda esposa Isabel Charlotte del Palatino. El 1 de abril de 1737, Elisabeth Thérèse se casó con Carlo Emanuele III, rey de Cerdeña. La pareja tuvo tres hijos, pero solo uno sobrevivió a la infancia. Después de dar a luz a su tercer hijo, Elisabeth Thérèse, de 29 años, murió de fiebre puerperal (fiebre puerperal) el 3 de julio de 1741 en el Palacio de Venaria en Turín. Fue enterrada por primera vez en la Catedral de San Giovanni Battista en Turín y fue trasladada a la Real Basílica de Superga en Turín en 1786.

Vittorio Amadeo III, rey de Cerdeña
(reinó el 20 de febrero de 1773 y # 8211 el 16 de octubre de 1796)

Vittorio Amadeo III, rey de Cerdeña nació el 26 de junio de 1726 en el Palacio Real de Turín. Era hijo de Carlo Emanuele III, rey de Cerdeña y su segunda esposa Polyxena de Hesse-Rheinfels-Rotenburg. El 31 de mayo de 1750 contrajo matrimonio con la infanta María Antonia de España. Vittorio Amadeo y Maria Antonia tuvieron 13 hijos, incluidos dos reyes de Cerdeña. Dos de sus hijas se casaron con príncipes franceses y, al comienzo de la Revolución Francesa, Vittorio Amadeo III permitió que sus dos yernos y sus familias permanecieran en el Reino de Cerdeña bajo su protección. El 16 de octubre de 1796, Vittorio Amadeo III, murió de un derrame cerebral, a los 70 años, en el Castillo de Moncalieri en Turín. Fue enterrado en la Basílica de Superga en Turín.

María Antonia de España, Reina de Cerdeña

María Antonia era hija del rey Felipe V de España y de Isabel Farnesio. Nació el 17 de noviembre de 1729 en el Real Alcázar de Sevilla, España. El 31 de mayo de 1750 se casó con Vittorio Amadeo, duque de Saboya, futuro Vittorio Amadeo III, rey de Cerdeña. María Antonia fue la primera reina de Cerdeña en más de treinta años desde la muerte de Isabel Teresa de Lorena en 1741. Murió el 19 de septiembre de 1785, a los 55 años, en el Castillo de Moncalieri en Turín y fue enterrada en la Real Basílica de Superga. . Su marido la sobrevivió once años.

Carlo Emanuele IV, rey de Cerdeña
(reinó el 16 de octubre de 1796 y # 8211 el 4 de junio de 1802)

Nacido el 24 de mayo de 1751 en el Palacio Real de Turín, Carlo Emanuele IV, Rey de Cerdeña era hijo de Vittorio Amadeo III, Rey de Cerdeña e Infanta María Antonia de España. En 1775, Carlo Emanuele se casó con Marie Clotilde de Francia. La pareja no tuvo hijos. Carlo Emanuele sucedió a su padre en 1796, pero solo reinó seis años. Cuando su esposa murió en 1802, quedó tan conmovido por su muerte que decidió abdicar del trono del Reino de Cerdeña en favor de su hermano Vittorio Emanuele I. Sin embargo, Carlo Emanuele no abdicó el trono del Ducado de Saboya. Se instaló en Roma, donde se unió a la orden de los jesuitas en 1815. Vivió como novicio hasta su muerte el 6 de octubre de 1819, y está enterrado en la Iglesia de Sant & # 8217Andrea al Quirinale en Roma, construida para el seminario jesuita en el Cerro Quirinal.

Marie Clotilde de Francia, reina de Cerdeña

Marie Clotilde de Francia era la hija mayor de Luis, Delfín de Francia, el único hijo del rey Luis XV de Francia y María Josefa de Sajonia. Ella nació el 23 de septiembre de 1759,
en el Palacio de Versalles en Versalles, Francia. Como su padre había fallecido antes que su padre, el rey Luis XV, su hermano sucedió a su abuelo como rey Luis XVI de Francia. El hermano de María Clotilde, el rey Luis XVI, su cuñada María Antonieta y su hermana Élisabeth fueron guillotinadas durante la Revolución Francesa. Marie Clotilde siguió una estricta devoción católica y quiso seguir el ejemplo de su tía Madame Louise y convertirse en monja de la Orden de las Carmelitas. En cambio, su hermano la casó con Carlo Emanuele, príncipe de Piamonte, el futuro Carlo Emanuele IV, rey de Cerdeña, pero no tuvieron hijos. Marie Clotilde murió el 7 de marzo de 1802, a los 42 años, en Nápoles, Reino de las Dos Sicilias, ahora en Italia. Fue enterrada en la Iglesia de Santa Caterina a Chiaia en Nápoles. El Papa Pío VII, que había conocido personalmente a María Clotilde, la declaró La Venerable María Clotilde de Francia en 1808. En la Iglesia Católica, después de que un católico fallecido fuera declarado Siervo de Dios por un obispo y propuesto para la beatificación por el Papa, A continuación, puede ser declarado venerable (& # 8220 heroico en virtud & # 8221) durante la investigación y el proceso que conduzca a una posible canonización como santo.

Vittorio Emanuele I, rey de Cerdeña
(reinó el 4 de junio de 1802 y # 8211 el 12 de marzo de 1821)

Nacido el 24 de julio de 1759 en el Palacio Real de Turín en Turín, Vittorio Emanuele I, Rey de Cerdeña era hijo de Vittorio Amadeo III, Rey de Cerdeña e Infanta María Antonia de España. Se casó con María Teresa de Austria-Este y la pareja tuvo seis hijas y un hijo. Dos de las hijas murieron en la infancia y el hijo murió en la infancia. Vittorio Emanuele I abdicó en favor de su hermano Carlo Felice después del estallido de una revolución liberal en 1821 porque no estaba dispuesto a otorgar una constitución liberal. Murió el 10 de enero de 1824, a los 64 años, en el Castillo de Moncalieri en Turín y fue enterrado en la Basílica de Superga en Turín.

María Teresa de Austria-Este, Reina de Cerdeña

María Teresa de Austria-Este era la hija del archiduque Fernando de Austria y María Beatriz d & # 8217Este. Nació en el Palacio Real de Milán el 1 de noviembre de 1773. El 25 de abril de 1789, María Teresa, de 15 años, se casó con Vittorio Emanuele, duque de Aosta, de 29 años, futuro rey Vittorio Emanuele I de Cerdeña. María Teresa dio a luz a seis hijas y un hijo, pero su hijo murió en la infancia, dejando a su marido sin un heredero varón. Su marido abdicó en 1821 y murió tres años después. María Teresa fue acusada de intentar convencer a su cuñado sin hijos Carlo Felice, rey de Cerdeña, para que nombrara a Francisco IV, duque de Módena, su hermano y esposo de su hija mayor, como heredero al trono de Cerdeña. Debido a esto, se dirigió mucha hostilidad hacia ella y no se le permitió regresar a Turín durante diez años. María Teresa murió, a los 58 años, el 29 de marzo de 1832 en Ginebra, Suiza, y fue enterrada en la Basílica de Superga en Turín.

Carlo Felice, rey de Cerdeña
(reinó el 12 de marzo de 1821 y # 8211 el 27 de abril de 1831)

Carlo Felice, rey de Cerdeña, nació en el Palacio Real de Turín el 6 de abril de 1765. Sus padres fueron Vittorio Amadeo III, rey de Cerdeña y la infanta María Antonia de España. Carlo Felice se casó con María Cristina de Nápoles y Sicilia, pero su matrimonio no tuvo hijos. Tras la abdicación de su hermano Vittorio Emanuele I, Carlo Felice le sucedió en el trono de Cerdeña. En 1824, adquirió la Abadía de Hautecombe, ahora en Saint-Pierre-de-Curtille, Francia, donde muchos de sus antepasados ​​fueron enterrados y comenzó un proyecto de restauración. Carlo Felice murió el 27 de abril de 1831 en el Palazzo Chablais de Turín que le había regalado su hermana, la princesa Maria Anna, duquesa de Chablais. Fue enterrado en la abadía de Hautecombe. Tras la muerte de Carlo Felice, la línea principal de la Casa de Saboya se extinguió. Fue sucedido por el miembro masculino senior de la Casa de Saboya-Carignano, Carlo Alberto I, Rey de Cerdeña.

Estatua de mármol de Carlo Felice en su tumba Crédito & # 8211 Par Akela3 - Personal de trabajo, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3050798

María Cristina de Nápoles y Sicilia, Reina de Cerdeña

Nacida el 17 de enero de 1779 en el Palacio de Caserta en el Reino de Nápoles, María Cristina de Nápoles y Sicilia era hija del rey Fernando I de las Dos Sicilias y su esposa María Carolina de Austria. Se casó con el príncipe Carlo Felice de Cerdeña, duque de Génova, futuro rey Carlo Felice de Cerdeña, el 6 de abril de 1807. La pareja no tuvo hijos. Después de un reinado de diez años, murió el marido de María Cristina. Ella le sobrevivió por dieciocho años, murió el 11 de marzo de 1849, a los 70 años, en Savona, Reino de Cerdeña, y fue enterrada con su esposo en la Abadía de Hautecombe, ahora en Saint-Pierre-de-Curtille, Francia.

Marble statue of Maria Cristina on her tomb Credit – Par Akela3 — Travail personnel, CC BY 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=3051296

Carlo Alberto I, King of Sardinia
(reigned April 27, 1831 – March 23, 1849)

Carlo Alberto I, King of Sardinia was born as a prince of the House of Savoy-Carignano, a cadet branch of the House of Savoy. The son of Carlo Emanuele, 6th Prince of Carignano and Maria Christina of Saxony, Carlo Alberto was born at the Palazzo Carignano in Turin on October 2, 1798. He married Maria Theresa of Austria and the couple had three children including his successor Vittorio Emanuele II, King of Sardinia, later the first King of a united Italy. Carlo Alberto became King of Sardinia in 1831 on the death of his distant cousin Carlo Felice who had no heir. After he led his forces against the Imperial Austrian army in the First Italian War of Independence and was defeated in 1849 at the Battle of Novara, Carlo Alberto abdicated in favor of his son Victor Emmanuel II. He died a few months later on July 28, 1849, at the age of 50, in exile in Porto, Portugal, and was buried at the Basilica of Superga in Turin.

The tomb of Carlo Alberto in the Royal Crypt at the Basilica of Superga

Maria Theresa of Austria, Queen of Sardinia

Born in Vienna, Austria on March 21, 1801, Maria Theresa of Austria was the daughter of Ferdinand III, Grand Duke of Tuscany, and Luisa of Naples and Sicily. In 1817, she married Carlo Alberto of Sardinia and became the Queen of Sardinia upon her husband’s accession to the throne in 1831. Maria Theresa and Carlo Alberto had three children including Vittorio Emanuele II, King of Sardinia, later the first King of a united Italy. Two years after the death of her husband in exile, Maria Theresa returned to Turin, Kingdom of Sardinia. She survived her husband by six years, dying at the age of 53, on January 12, 1855, in Turin and was buried at the Basilica of Superga in Turin.

Vittorio Emanuele II, King of Sardinia (reigned March 23, 1849 – March 17, 1861), King of Italy (reigned March 17, 1861 – January 9, 1878)

Vittorio Emanuele II was born on March 14, 1820, at the Palazzo Carignano in Turin, the eldest son of Carlo Alberto, Prince of Carignano, and Archduchess Maria Theresa of Austria. In 1831, his father became King Carlo Alberto I of Sardinia, having succeeded a distant cousin. On April 12, 1842, he married Archduchess Adelheid of Austria, and the couple had eight children. He became King of Sardinia upon his father’s death in 1849. After his wife’s death in 1855, Vittorio Emanuele married a second time, morganatically, to his longtime mistress, Rosa Vercellana, with whom he already had two children. On March 17, 1861, Vittorio Emanuele proclaimed himself King of the newly unified Kingdom of Italy. After a reign of nearly 17 years, he died at the Quirinal Palace in Rome on January 9, 1878, aged 57, and is buried at the Pantheon in Rome, Italy.

Tomb of Vittorio Emanuele II in the Pantheon Credit – By Bengt Nyman – Flickr: DSC_0935, CC BY 2.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=25123385

Adelheid of Austria, Queen of Sardinia

Archduchess Adelheid of Austria, Queen of Sardinia Credit – Wikipedia

Adelheid of Austria was born at the Royal Palace of Milan on June 3, 1822, to Archduke Rainer Joseph of Austria and Elisabeth of Savoy. She married the future King Vittorio Emanuele II on April 12, 1842, and had eight children. In 1849 she became Queen of Sardinia when her husband succeeded to the throne. Sadly, shortly after giving birth to her youngest child, Adelheid died on January 28, 1855, at the Royal Palace of Turin. She was buried at the Basilica of Superga in Turin.

This article is the intellectual property of Unofficial Royalty and is NOT TO BE COPIED, EDITED, OR POSTED IN ANY FORM ON ANOTHER WEBSITE under any circumstances. It is permissible to use a link that directs to Unofficial Royalty.


What is “Travel scratchpad”?

I am one of those people, after travelling, comes home full of business cards taken at the checkout, handkerchiefs with the name of the best ice cream dirty with ice cream, paper maps and flyers taken at the local info-point.

I don’t buy magnets. I never buy postcards.

The only souvenirs are leaves to dry and turn into paintings, local newspapers and photos, many photos. My “travel scratchpad”, my travel blocknotes is like this: full of writings and cards to remember the most beautiful places where I wish to go back.

That’s why I decided to share it with you, so that you can see the places that were the most beautiful and you can go there for me. Simply.


Caserta, the Royal Palace and Park

Royal Palace of Caserta - View from the Park

Royal Palace of Caserta - Sculptural Group in the Park

Royal Palace of Caserta | Press Office Superintendence BAPSAE of Caserta and Benevento

Royal Palace of Caserta - Bedroom of Francis II | Press Office BAPSAE Superintendence of Caserta and Benevento

Royal Palace of Caserta at Night | Press Office BAPSAE Superintendence of Caserta and Benevento

Royal Palace of Caserta- Throne Room | Press Office BAPSAE Superintendence of Caserta and Benevento

Royal Palace of Caserta - Royal Staircase | Press Office BAPSAE Superintendence of Caserta and Benevento

Royal Palace of Caserta - Fountain of the Dolphins | Press Office BAPSAE Superintendent of Caserta and Benevento

Royal Palace of Caserta - View from the Great Tower | Press Office Superintendence BAPSAE of Caserta and Benevento

The Royal Palace at Caserta and its park, inserted as one of the 55 Italian UNESCO Sitios del Patrimonio Mundial in 1997, are treasures of truly incomparable splendor.
Commissioned by Charles III of Bourbon in the 1700s, Luigi Vanvitelli planned this palace, a triumph of the Italian Baroque and one of the most famous and important works by the Neapolitan architect. Everyday visitors are left enchanted by the beauty of its interiors and by the magnificence of its exterior. Highly-curated and pronounced in the details and design of its four monumental courtyards, the Palace is set amidst a beautiful park that today is the destination of thousands upon thousands of tourists.
The sumptuous palace is an ideal and harmonious fusion of two other royal residences: the Royal Palace at Versailles and the Escorial Palace in Madrid.
The Royal Palace at Caserta spreads out before observers as a monumental complex of 45, 000 s.q.m. (484,376 sq.ft. or approx. 11 acres) and, with its five floors, stands 36 meters (118 feet) tall. On its principal façade are 143 windows, while inside, 1, 200 rooms and 34 stairways unwind throughout the palace. It is constructed mostly in brick while the first two floors are laid with travertine. The entire structure is crowned by a very wide central dome. Those who see its inside are almost always astonished by its continuous succession of stuccoes, reliefs, frescoes, sulptures, flooring and inlays. Those embellishments that stand out the most are located in the Sala di Astrea, Sala di Marte and Sala del Trono the Sala del Trono, in fact, is the largest of the interior royal apartments – it was used for the reception and accommodation of important personalities of the day.
The most scenographic setting in the Palace is probably where the atrium, the grand Royal Staircase and the chapel meet.
los Royal Staircase is an invention of 17th-Century scenographic arts it connects the lower and upper vestibules, giving access to the royal apartments via the upper. los Palatine Chapel, designed by Vanvitelli, decorations and all, exhibits - more than any other environment here - strong similarities to the precedents left by Versailles.
Also rather remarkable is the court theatre, a marvelous example of 17th-Century theatre architecture: the horseshoe-shaped hall (as opposed to in the round) is made complete by the particular disposition of the columns (in giant order, or two stories). These are just a few of the environments in the enormous Palace, but all are exceptional.
The Pinacoteca’s (Painting Gallery's) interior is organized as a series of connected room that display countless works of still lifes, war scenes, and of course, portraits of the members of the Bourbon Dynasty.
In the "old apartment" the Bourbon Nativity is always on show. The Nativity Scene was a great passion of the noble Bourbon Family, and it is thanks to them that the Nativity tradition spread from Naples to the rest of the world.
The Palatine Library is annexed to the Queen’s Apartments – woman of refinement and culture – and is decorated by reliefs and frescoes that include that of the zodiac signs and the constellations, executed according to Vanvitelli’s design. Also evocative are the rooms dedicated to the four seasons.

Perhaps the most integral aspect of this Palace’s majesty and beauty is its park, composed of numerous fountains and waterfalls. The park is a typical exemplar of the Italian garden, landscaped with vast fields, flower beds and, above all, a triumph of "water games" or dancing fountains. Along the central axis, then, is a succession of pools, fountains and cascades adorned by large sculptural groupings, all which create a unique scenographic impact that culminates with the Grand Cascade. The park extends to the summit of the hill opposite the Palace, where an English garden perfectly frames an arrangement of exotic plants.
los English Garden, moreover, is very special: wanted by Maria Carolina of Austria, it is less symmetrical in respect to that Italian, but it holds a vast range of indigenous and exotic plants alike, including Cedars of Lebanon.
Together with the Royal Palace and park at Caserta, UNESCO also inserted the Acueducto (also realized by Luigi Vanvitelli) on the World Heritage List, along with the nearby complex at San Leucio, cited for its representation of a site that is not only an industrial city, but that served as an additional territorial piece of the Royal enclave.

Información útil

Geolocalización
Estado: Italia
Región: Campania
Province: Caserta
Commune: Caserta

Useful Links

Information and Reservations
Ticket office: tel. 0823-448084/277380
Email: [email protected]
The Complesso Vanvitelliano (monumental complex) is closed to the public every Tuesday (excepting special openings).

Cómo llegar allá

By Plane
International Airport Napoli Capodichino 24 km (approx. 15 mi) by bus from airport to Caserta.

By Car
From Rome, Autostrada A1(Milano Napoli) exit Caserta nord
From Naples, Salerno, Bari, Autostrada A30 exit Caserta sud.
Parking Lot (partially underground) in Piazza Carlo III (near Railway Station)


Royal Palace of Caserta - History

Private tour of the Royal Palace of Caserta with Historian and Licensed Tour Guide.During World War II, the palace was the Allied Force Headquarters for the Mediterranean and is the site of the unconditional surrender of German forces in Italy.In 1997, the Royal Palace of Caserta earned UNESCO World Heritage Site status. You will learn the history of the Royal Palace from its first construction to modern time. Our tour focused in 1943-1945 period of time and I will show you pictures Then and Now when it was used as headquarter of the Allied forces.

  • Pick up at your accommodation in Cassino area (or at an other agreed meeting place) and ride to Caserta.
  • Entrance tickets skip the line to the Royal Palace of Caserta
  • Mercedes van equipped with large monitor to watch pictures Then and Now
  • Tours led by Dr Danila Bracaglia, WW2 Historian and Licensed Tour Guide
  • Complimentary food and wine tastings of typical regional products

What's included: Historian and WW2 Tour Guide, Mercedes van, driver, entrance tickets, lunch, snacks and drinks.

For further information and bookings, please email: [email protected] WhatsApp: +39 338 2458831


Contenido

The palace is on the site of an earlier residence, which had housed the former viceroy Don Pedro de Toledo, Marquis of Villafranca. Construction on the present building was begun in the 17th century by the architect Domenico Fontana. [1] Intended to house the King Philip III of Spain on a visit never fulfilled to this part of his kingdom, instead it initially housed the Viceroy Fernando Ruiz de Castro, count of Lemos. By 1616, the facade had been completed, and by 1620, the interior was frescoed by Battistello Caracciolo, Giovanni Balducci, and Belisario Corenzio. The decoration of the Royal Chapel of Assumption was not completed until 1644 by Antonio Picchiatti.

In 1734, with the arrival of Charles III of Spain to Naples, the palace became the royal residence of the Bourbons. On the occasion of his marriage to Maria Amalia of Saxony in 1738, Francesco De Mura and Domenico Antonio Vaccaro helped remodel the interior. It was Charles who build the other three palaces in locations more peripheral to the city center. Further modernization took place under Ferdinand I of the Two Sicilies. In 1768, on the occasion of his marriage to Maria Carolina of Austria, under the direction of Ferdinando Fuga, the great hall was rebuilt and the court theater added. During the second half of the 18th century, a "new wing" was added, which in 1927 became the Vittorio Emanuele III National Library. By the 18th century, the royal residence was moved to Reggia of Caserta, as that inland town was more defensible from naval assault, as well as more distant from the often-rebellious populace of Naples.

During the Napoleonic occupation the palace was enriched by Joachim Murat and his wife, Caroline Bonaparte, with Neoclassic decorations and furnishings. However, a fire in 1837 damaged many rooms, and required restoration from 1838 to 1858 under the direction of Gaetano Genovese. Further additions of a Party Wing and a Belvedere were made in this period. At the corner of the palace with San Carlo Theatre, a new facade was created that obscured the viceroyal palace of Pedro de Toledo.

In 1922, it was decided (by the Decree of the Minister Antonino Anile) to transfer here the contents of the National Library (until then in the palace of National Archaeologic Museum). The transfer of library collections was made by 1925.

The library suffered from bombing during World War II and the subsequent military occupation of the building caused serious damage. Today, the palace and adjacent grounds house the famous Teatro San Carlo, the smaller Teatrino di Corte (recently restored), the Biblioteca Nazionale Vittorio Emanuele III, a museum, and offices, including those of the regional tourist board.

In 1888, King Umberto I of Savoy made changes to the western façade side of the building (fronting on Piazza del Plebiscito), by displaying in niches a series of statues of prominent rulers of Naples since the foundation of the Kingdom of Naples in the 12th century. The statues are displayed in chronological order, based on the dynasty of each ruler. The series starts with Roger the Norman (sculpted by Emilio Franceschi), and ends with Vittorio Emanuele II, the tallest statue and the last to be added (sculpted by Francesco Jerace).

The other figures represent:

None of the statues refers to the Bourbon dynasty, not even Charles of Bourbon, who is actually engraved with the name of Charles III.


The Bourbon king Charles VII of Naples (from 1759 King Charles III of Spain) decided to make Caserta the site of a royal residence in imitation of Versailles. His choice was based on the excellent local hunting and the vulnerability of his palazzo at Naples in the event of a popular uprising or an attack from the sea.

The building was designed by Luigi Vanvitelli and executed between 1752 and 1772. It was inhabitable from 1775 onwards and in the late 1770s and during the 1780s such artists as Fidele Fischetti and Domenico Mondo produced frescoes for various rooms.

It was not fully furnished until the mid-19th century. Charles of Bourbon never lived in it his son Ferdinand IV did so only occasionally, and it only fulfilled its intended purpose as a royal residence for the Bourbons between 1830 and 1860.

The royal palace of Caserta, standing as a self-contained block in a flat site, is of striking appearance . The five-storey façade (253 m×49 m) has, however, a certain monotonous quality exacerbated by the absence of the architectural and ornamental additions intended by Vanvitelli.

Reggia di Caserta's interior is more animated: it is divided into four equal-sized oblong courts radiating from a dramatic central octagonal vestibule, where Vanvitelli employed scenographic principles to lead the viewer through a series of imposing vistas.

The main axis is primarily for communication, while the transverse axis leading from the vestibule contains the ceremonial staircase, chapel and theatre. The chapel and to a certain extent the theatre were modelled on those at Versailles.

The chapel of Caserta Palace presents a lavish display of marble work and incorporates several paintings, including a Presentation in the Temple by Anton Raphael Mengs and an Immaculate Conception by Giuseppe Bonito. Although the grand marble staircase is the area of greatest magnificence, the masonry throughout the building is beautiful in its precision.

The formal gardens of the Caserta Palace were laid out according to French textbook rules by Martin Biancour under Vanvitelli&rsquos supervision. The dominating axis is about 3 km long from the palace entrance to the waterfall at the end of the park and was intended to be prolonged in the opposite direction as a road reaching all the way to Naples.

A broad stretch of water, the canalone, with large fountains, occupies the length of the vista which ends at the great cascade at the foot of the mountain. To one side is a garden in the English style with rare plants.

The system by which water is conveyed to the park (1753&ndash69) is one of the greatest technical achievements of the 18th century 42 km long, it includes a spectacular aqueduct, the Archi della Valle, of antique proportions (528 m l.×60 m h.)

On the city side of the palazzo, Vanvitelli developed only the schematic design seen in the bird&rsquos-eye view in his Dichiarazione, with an oval forecourt housing barracks and stables and roads radiating outwards. The town later developed to one side of the palazzo and not in front of it as originally envisaged.

Caserta Royal Palace Map&Location

Reggia di Caserta Address: Piazza Carlo III, 81100 Caserta, Italy. Get help with directions using the map provided bellow:


Ver el vídeo: MI VISITA AL CASTILLO REAL DE CASERTA. (Mayo 2022).