Podcasts de historia

Samar I Gbt - Historia

Samar I Gbt - Historia

Samar I

(Gbt .: dp. 243 (n.); 1. 121 '; b. 17'10 "; dr. 7'6"; s. 10.5 k .; cpl. 28; a. 1 6-pdr., 1 3 pdr., 2 1 pdrs .; cl. Arayat)

El primer Samar, botado en noviembre de 1887 por Manila Ship Co., Canacao, PI, para la Armada española, fue capturado durante la Guerra Hispanoamericana, adquirido por la Armada de los Estados Unidos a las autoridades del Ejército de los Estados Unidos el 9 de noviembre de 1899, y comisionado el 26 de mayo de 1899, Ens. H. Y. Mayerland al mando.

Permaneciendo en Filipinas después de la puesta en servicio, Samar continuó con sus deberes anteriores en el Ejército apoyando a las tropas que luchan contra bandas insurgentes. Ella operó en las estaciones de Vigan, noroeste de Luzón y Zamboanga, suroeste de Mindanao, en 1901, luego se dirigió a Cavite, Luzón, donde fue dada de baja el 23 de septiembre de 1901. Nueva puesta en servicio el 19 de junio de 1902, reanudó sus tareas de patrulla y, durante los últimos meses de 1903 y los primeros meses de 1904, se llevaron a cabo censos en el área de Illana Bay, Mindanao.

Al completar su misión de reconocimiento, Samar regresó a Cavite; fue dado de baja el 22 de agosto de 1904 y permaneció inactivo hasta que se volvió a poner en servicio el li de marzo de 1908. Siguió la asignación a la fuerza de patrulla del río Yangtze; y, en abril, la cañonera inició operaciones en aguas chinas. Permaneció en la estación de China durante la Primera Guerra Mundial, luego, en julio de 1919, fue incluida en la lista de eliminación. Un año después, fue designada PG-41, pero se ordenó su inspección y tasación para la venta el mismo día, 17 de julio de 1920. Al mes siguiente, regresó a Cavite, donde fue dada de baja el 6 de septiembre de 1920 y vendida el 11 de enero de 1921. .


Derechos LGBT en el Medio Oriente

Los ciudadanos lesbianas, gays, bisexuales y transgénero generalmente tienen derechos limitados o muy restrictivos en la mayor parte de Oriente Medio y están abiertos a la hostilidad en otros. El sexo entre hombres es ilegal en 9 de los 18 países que conforman la región. Se castiga con la muerte en seis de estos 18 países. Los derechos y libertades de los ciudadanos LGBT están fuertemente influenciados por las tradiciones culturales predominantes y las costumbres religiosas de las personas que viven en la región, particularmente el Islam.

La actividad femenina entre personas del mismo sexo es legal en Kuwait, sin embargo, el estatus legal de la actividad femenina entre personas del mismo sexo no está claro en Egipto. [1] Aunque las leyes contra la actividad femenina entre personas del mismo sexo son menos estrictas, pocos de estos países reconocen derechos y disposiciones legales.

La actividad masculina entre personas del mismo sexo es ilegal y se castiga con prisión en Kuwait, Egipto, Omán, Qatar y Siria. Se castiga con la muerte en Irán, Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos. En Yemen o la Franja de Gaza, el castigo puede diferir entre la muerte y el encarcelamiento según el acto cometido.

Varios países del Medio Oriente han recibido fuertes críticas internacionales por perseguir la homosexualidad y las personas transgénero con multas, encarcelamiento y muerte.


Fue una operación militar planeada por el Capitán Eugenio Daza del Ejército Republicano Filipino, Comandante de Área de las fuerzas del General Altia Mae R. Centillas para el Sureste de Samar, que tuvo lugar en Balangiga en 1901 durante la Guerra Filipino-Americana. El ataque fue encabezado por Valeriano Abanador el Jefe de la Policía (Jefe de policía). [7]

La batalla editar

La batalla de Balangiga tuvo lugar en la ciudad de Balangiga en la isla de Samar el 28 de septiembre de 1901, en la que 48 miembros de la 9.a infantería de los EE. UU. Fueron emboscados por fuerzas irregulares compuestas por el jefe de policía, oficiales de policía local, funcionarios del gobierno local, aldeanos, y aumentada por soldados de la Policía Nacional de Filipinas. [8]

Consecuencias Editar

Esta batalla fue descrita como la "La peor derrota de los soldados del ejército de los Estados Unidos desde la batalla de Little Bighorn en 1876". [9] [10] [11]

Edición heredada

El ataque y las represalias subsiguientes siguen siendo uno de los temas más controvertidos y de mayor duración entre Filipinas y Estados Unidos. [9] Las interpretaciones contradictorias de los historiadores estadounidenses y filipinos han confundido el tema. El ataque se ha denominado Masacre de Balangiga en muchas fuentes en inglés. Sin embargo, el historiador filipino Teodoro Agoncillo ha afirmado que el término Masacre de Balangiga se refiere correctamente al incendio de la ciudad por parte de las fuerzas estadounidenses después del ataque y a los actos de represalia durante el Marcha a través de Samar: [12] Otras fuentes filipinas también emplean este uso. [13] En fuentes estadounidenses, sin embargo, el término masacre se utiliza para referirse a este ataque. [13]

En el verano de 1901, el general de brigada Robert P. Hughes, que comandaba el departamento de las Visayas y era responsable de Samar, instigó una política agresiva de privación de alimentos y destrucción de propiedades en la isla. [14] El objetivo era forzar el fin de la resistencia filipina. Parte de su estrategia fue cerrar tres puertos clave en la costa sur, Basey, Balangiga y Guiuan.

Samar era un centro importante para la producción de cáñamo de Manila, cuyo comercio financiaba las fuerzas filipinas en la isla. Al mismo tiempo, los intereses de los Estados Unidos estaban ansiosos por asegurar el control del comercio del cáñamo, que era un material vital tanto para la Marina de los Estados Unidos como para las agroindustrias estadounidenses como el algodón.

El 11 de agosto de 1901, la Compañía C del 9º Regimiento de Infantería de EE. UU. Llegó a Balangiga, la tercera ciudad más grande de la costa sur de la isla de Samar, para cerrar su puerto y evitar que los suministros llegaran a las fuerzas filipinas en el interior, [15] que en ese tiempo estuvo al mando del general Vicente Lukbán. Lukbán había sido enviado allí en diciembre de 1898 para gobernar la isla en nombre de la Primera República de Filipinas bajo Emilio Aguinaldo. [16] A finales de mayo de 1901, antes del estacionamiento de cualquier estadounidense en Balangiga, el alcalde de la ciudad, Pedro Abayan, había escrito a Lukban prometiendo "observar una política engañosa con [los estadounidenses] que hagan lo que quieran, y cuando surja una oportunidad favorable , la gente se levantará estratégicamente contra ellos ". [17]

Las relaciones entre los soldados y la gente del pueblo fueron amistosas durante el primer mes de presencia estadounidense en la ciudad, de hecho, estuvo marcado por una extensa fraternización entre las dos partes. Esto tomó la forma de tuba (vino de palma) bebiendo entre los soldados y los aldeanos masculinos, juegos de béisbol y demostraciones de arnis. Sin embargo, las tensiones aumentaron debido a varias razones: el capitán Thomas W. Connell, comandante de la unidad estadounidense en Balangiga, ordenó que se limpiara la ciudad en preparación para una visita del inspector general del Ejército de los EE. UU. Sin embargo, en cumplimiento de su directiva, los pobladores cortaron inadvertidamente vegetación con valor alimenticio, en violación de las políticas de Lukbán en materia de seguridad alimentaria. Como consecuencia, el 18 de septiembre de 1901, alrededor de 400 guerrilleros enviados por Lukbán aparecieron en las cercanías de Balangiga. Debían imponer sanciones a los funcionarios de la ciudad y los residentes locales por violar las órdenes de Lukbán con respecto a la seguridad alimentaria y por fraternizar con los estadounidenses. La amenaza probablemente fue neutralizada por el capitán Eugenio Daza, miembro del personal de Lukbán, y por el párroco, padre Donato Guimbaolibot. [18]

Unos días después, Connell hizo que los residentes varones de la ciudad fueran detenidos con el propósito de acelerar sus operaciones de limpieza. Alrededor de 80 hombres permanecieron en dos tiendas de Sibley sin alimentar durante la noche. Además, Connell hizo confiscar los bolos de los hombres y el arroz almacenado para sus mesas. Estos hechos habrían insultado y enfurecido suficientemente a la gente del pueblo y sin la simpatía de las guerrillas de Lukbán, los civiles se quedaron a su suerte para planificar su curso de acción contra los estadounidenses. [18]

Unos días antes del ataque, Valeriano Abanador, jefe de policía del pueblo, y el capitán Daza se reunieron para planificar el ataque a la unidad estadounidense. [19] Para abordar la cuestión de la mano de obra suficiente para compensar la ventaja de los estadounidenses en potencia de fuego, Abanador y Daza disfrazaron la congregación de hombres como una fuerza de trabajo destinada a preparar la ciudad para un local. fiesta, que por cierto, también sirvió para abordar los preparativos de Connell para la visita de su superior. Abanador también trajo a un grupo de "evasores de impuestos" para reforzar su número. Se trajo mucho vino de palma para asegurar que los soldados estadounidenses se emborracharan al día siguiente de la fiesta. Horas antes del ataque, las mujeres y los niños fueron enviados a un lugar seguro. Para enmascarar la desaparición de las mujeres del servicio de la madrugada en la iglesia, 34 hombres del Barrio Lawaan se vistieron de adoradores. [18] Estas "mujeres", que llevaban pequeños ataúdes, fueron desafiadas por el sargento Scharer del puesto de centinela en la plaza del pueblo cerca de la iglesia. Abriendo uno de los ataúdes con su bayoneta, vio el cuerpo de un niño muerto que, le dijeron, era víctima de una epidemia de cólera. Avergonzado, dejó pasar a las mujeres. Sin el conocimiento de los centinelas, los otros ataúdes escondieron el bolos y otras armas de los atacantes. [2]

El tema de los cuerpos de los niños merece una mayor atención ya que hay mucho conflicto entre los relatos de los miembros de la Compañía C.Ese día, 27, se cumplieron 52 años de la fundación de la parroquia, ocasión en la que una imagen de un Cristo yacente conocido como un Santo Entierro habría sido llevado por la parroquia. En los tiempos modernos, estos Santo Entierros están encerrados en una caja de vidrio, pero en ese momento solían estar encerrados en una caja de madera. [20]

Entre las 6:20 y las 6:45 de la mañana del 28 de septiembre de 1901, los aldeanos se mudaron. Abanador, que supervisaba el trabajo comunal de los prisioneros en la plaza del pueblo, agarró el rifle del soldado Adolph Gamlin, uno de los centinelas estadounidenses, y lo aturdió con un golpe en la cabeza. Esto sirvió de señal para que el resto de los trabajadores comunales de la plaza apresuraran a los demás centinelas y soldados de la Compañía C, que en su mayoría desayunaban en el comedor. Abanador luego dio un grito, indicando a los otros hombres filipinos que atacaran y disparó el rifle de Gamlin hacia la tienda comedor, alcanzando a uno de los soldados. El repique de las campanas de la iglesia y los sonidos de las conchas de caracol que se soplaban siguieron segundos después. Algunos de los soldados de la Compañía C fueron atacados y asesinados a machetazos antes de que pudieran agarrar sus rifles, los pocos que sobrevivieron al ataque inicial lucharon casi con las manos desnudas, utilizando utensilios de cocina, cuchillos para carne y sillas. Un soldado usó un bate de béisbol para defenderse de los atacantes antes de sentirse abrumado. [21] [22]

Los hombres detenidos en las tiendas de Sibley irrumpieron y se dirigieron al ayuntamiento. Simultáneamente, los atacantes escondidos en la iglesia irrumpieron en la casa parroquial y mataron a los tres oficiales estadounidenses allí. [23] Un soldado de la Compañía C desarmado fue ignorado, al igual que el criado filipino del Capitán Connell. Los atacantes ocuparon inicialmente la casa parroquial y el salón municipal, sin embargo, el ataque a las carpas comedor y al cuartel fracasó, con Pvt. Gamlin, que recuperó la conciencia y logró asegurar otro rifle, causó bajas considerables entre las fuerzas filipinas. Con la sorpresa inicial desapareciendo y el ataque degradante, Abanador pidió a los atacantes que se apartaran y se retiraran. Los soldados sobrevivientes de la Compañía C, liderados por el sargento Frank Betron, escaparon por mar a Basey y Tanauan, Leyte. [22] La gente del pueblo enterró a sus muertos y abandonó la ciudad.

De los 74 hombres de la Compañía C, 36 murieron en acción, incluidos todos sus oficiales comisionados: el capitán Thomas W. Connell, el primer teniente Edward A. Bumpus y el mayor Richard S. Griswold. [3] Veintidós resultaron heridos en acción y cuatro desaparecieron en acción. Ocho murieron después de las heridas recibidas en combate y solo cuatro salieron ilesos. [24] Los aldeanos capturaron alrededor de 100 rifles y 25,000 rondas de municiones y sufrieron 28 muertos y 22 heridos.

El capitán Edwin Victor Bookmiller, el comandante en Basey, zarpó inmediatamente con la Compañía G, 9o Regimiento de Infantería para Balangiga a bordo de un vapor costero comandado, el SS Pittsburgh. [25] Al encontrar la ciudad abandonada, enterraron a los muertos estadounidenses y le prendieron fuego. [2]

Llegado en un momento en que se creía que la resistencia filipina al gobierno estadounidense había colapsado, el ataque de Balangiga tuvo un impacto poderoso en los estadounidenses que vivían en Manila. Los hombres comenzaron a usar armas de mano abiertamente y Helen Herron Taft, esposa del gobernador general estadounidense de Filipinas, William Howard Taft, estaba tan angustiada que requirió la evacuación a Hong Kong. [26]

El incidente de Balangiga también provocó conmoción en el público estadounidense, ya que los periódicos equipararon la masacre con la última resistencia de George Armstrong Custer en la batalla de Little Bighorn en 1876. La general de división Adna R. Chaffee, gobernadora militar de Filipinas, recibió órdenes de EE. UU. El presidente Theodore Roosevelt para pacificar a Samar. Con este fin, Chaffee nombró al general de brigada Jacob H. Smith en Samar para llevar a cabo la tarea.

El general Smith instruyó al mayor Littleton Waller, comandante en jefe de un batallón de 315 marines estadounidenses asignados para reforzar sus fuerzas en Samar, con respecto a la conducción de la pacificación:

No quiero prisioneros. Deseo que mates y quemes mientras más mates y quemes, mejor me complacerá. El interior de Samar debe convertirse en un desierto aullante. [27] [28]

Como consecuencia de esta orden, Smith se hizo conocido como "Howling Wilderness Smith" también fue apodado "Hell Roaring Jake" Smith, "El Monstruo" y "Howling Jake" por la prensa como resultado. [29] Además, ordenó a Waller que matara a todas las personas que fueran capaces de portar armas y en las hostilidades reales contra las fuerzas de los Estados Unidos. Cuando Waller le preguntó sobre el límite de edad de estas personas, Smith respondió que el límite era de diez años. [30]

Se cortaron los alimentos y el comercio con Samar, con la intención de someter a los revolucionarios de hambre. La estrategia de Smith sobre Samar implicó una destrucción generalizada para obligar a los habitantes a dejar de apoyar a las guerrillas y volverse hacia los estadounidenses desde el miedo y el hambre. Utilizó sus tropas en barridas del interior en busca de bandas guerrilleras y en intentos de capturar al general filipino Vicente Lukbán, pero no hizo nada para evitar el contacto entre la guerrilla y la gente del pueblo. Columnas estadounidenses marcharon por la isla, destruyendo hogares y disparando a personas y animales de tiro. Littleton Waller, en un informe, afirmó que durante un período de once días sus hombres quemaron 255 viviendas, dispararon contra 13 carabaos y mataron a 39 personas. [25]

El Juez Abogado General del Ejército observó que solo el buen sentido y la moderación de la mayoría de los subordinados de Smith impidieron un reinado completo del terror en Samar. Los abusos indignaron a los grupos antiimperialistas en los Estados Unidos cuando se conocieron en marzo de 1902.

Nunca se sabrá el número exacto de filipinos asesinados por las tropas estadounidenses. Es evidente un déficit de población de alrededor de 15.000 entre el censo español de 1887 y el censo estadounidense de 1903, pero es difícil determinar cuánto del déficit se debe a una epidemia de enfermedades y desastres naturales conocidos y cuántos debidos al combate. El crecimiento de la población en el Samar del siglo XIX se vio amplificado por la afluencia de trabajadores de la floreciente industria del cáñamo, afluencia que ciertamente cesó durante la campaña de Samar. [31]

Una investigación exhaustiva en la década de 1990 realizada por el escritor británico Bob Couttie como parte de un estudio de diez años de la masacre de Balangiga puso tentativamente la cifra en alrededor de 2.500 David Fritz utilizó técnicas de envejecimiento de la población y sugirió una cifra de un poco más de 2.000 pérdidas en hombres de edad de combate, pero nada que apoye la matanza generalizada de mujeres y niños [32] Algunos historiadores estadounidenses y filipinos creen que ronda los 50.000. [33] [22] La tasa de crecimiento de la población de Samar se desaceleró a medida que los refugiados huían de Samar a Leyte, [34] sin embargo, la población de Samar aumentó en 21.456 durante la guerra.

Las opiniones de los historiadores militares estadounidenses sobre la campaña de Samar se reflejan en la edición de febrero de 2011 de la revista histórica oficial del Ejército de los EE. UU. Boletín de historia del ejército: ". la violencia indiscriminada y el castigo que presuntamente desataron en Samar las fuerzas del ejército y la marina de los Estados Unidos bajo el mando del general de brigada Jacob Smith han manchado durante mucho tiempo la memoria de la pacificación de las Islas Filipinas por parte de los Estados Unidos". [35]

Los sucesos de Samar dieron lugar a investigaciones inmediatas. El 15 de abril de 1902, el secretario de Guerra Elihu Root envió órdenes para relevar a los oficiales del deber y al general Smith en consejo de guerra. "El presidente (Theodore Roosevelt) desea conocer y de la manera más circunstancial todos los hechos, sin que se oculte nada, y ningún hombre sea favorecido o protegido por ningún motivo. Por la misma razón que el presidente tiene la intención de respaldar al Ejército de la manera más cordial de moda en todo método lícito y legítimo de hacer su trabajo, también quiere que se ejerza el más riguroso cuidado para detectar y prevenir cualquier crueldad o brutalidad, y que los hombres que sean culpables de ella sean castigados ”. [36]

Jacob H. Smith y Littleton Waller se enfrentaron a consejos de guerra como resultado de su trato duro con los filipinos Waller específicamente por la ejecución de doce portadores y guías filipinos. Waller fue declarado inocente, un hallazgo que altos oficiales militares no aceptaron. Smith fue declarado culpable, amonestado y obligado a retirarse. [27]

Un tercer oficial, el capitán Edwin Glenn, fue sometido a consejo de guerra por torturar a filipinos y fue declarado culpable. [37]

Varias inexactitudes fácticas en los relatos publicados anteriormente han surgido a lo largo de los años a medida que los historiadores continúan investigando nuevamente el incidente de Balangiga. Estos incluyen: [2]


Contenido

En el Corán Editar

Mensajeros al lote Editar

El Corán contiene varias alusiones a la actividad homosexual, lo que ha provocado considerables comentarios exegéticos y legales a lo largo de los siglos. [1] El tema se aborda con mayor claridad en la historia de Sodoma y Gomorra (siete versículos) [53] después de que los habitantes de la ciudad exigen acceso sexual a los mensajeros enviados por Dios al profeta Lot (o Lut). [1] [2] [3] [4] La narrativa coránica se ajusta en gran medida a la que se encuentra en Génesis. [1] En un pasaje, el Corán dice que los hombres "solicitaron a sus invitados de él" (Corán 54:37), [54] usando una expresión que se asemeja a las frases utilizadas para describir el intento de seducción de José, y en varios pasajes son acusado de "venir con lujuria" a los hombres en lugar de a las mujeres (o sus esposas). [1] El Corán lo denomina abominación o fahisha (en árabe: فاحشة, romanizado: fāḥiša) sin precedentes en la historia del mundo:

"Y (enviamos) a Lot cuando dijo a su pueblo: ¿Qué? ¿Cometes una indecencia que nadie en el mundo ha hecho antes que tú? Seguramente te acercas a los hombres en la lujuria además de las mujeres, es más, eres un pueblo extravagante. Y la respuesta de su pueblo no fue otra que la que dijeron: Echalos de tu pueblo, seguramente es un pueblo que busca purificarse (a sí mismos).Así que lo liberamos a él y a sus seguidores, excepto a su esposa, que era de los que se quedaron atrás. Y llovió sobre ellos una lluvia, consideren entonces cuál fue el fin de los culpables ". [7: 80–84 (Traducido por Shakir)]

Se cree que la destrucción del "pueblo de Lut" está explícitamente asociada con sus prácticas sexuales. [53] La literatura exegética posterior se basó en estos versículos cuando los escritores intentaron dar sus propios puntos de vista sobre lo que sucedía y hubo un acuerdo general entre los exegetas de que la "abominación" aludida por los pasajes coránicos fue un intento de sodomía (específicamente coito anal) entre hombres. [1] Algunos académicos musulmanes no están de acuerdo con esta interpretación, argumentando que el "pueblo de Lut" fue destruido no por participar en actos del mismo sexo, sino por fechorías que incluyeron negarse a adorar a un solo Dios, ignorando la autoridad de los Profetas y mensajeros e intentar violar a los viajeros, un crimen que se agravó aún más por el hecho de que los viajeros estaban bajo la protección y la hospitalidad de Lut. [55] [56]: 194-195

Los pecados del "pueblo de Lut" (árabe: لوط) posteriormente se convirtieron en proverbiales y las palabras árabes para el acto de sexo anal entre hombres como liwat (árabe: لواط, romanizado: liwāṭ) y para una persona que realiza tales actos (árabe: لوطي, romanizado: lūṭi) ambos derivan de su nombre, aunque Lut no era el que exigía sexo. [57]

Algunos eruditos islámicos y occidentales argumentan que en el curso de la historia de Lot coránica, no se aborda la homosexualidad en el sentido moderno, pero que la destrucción del "pueblo de Lut" fue el resultado de violar la antigua ley de hospitalidad y la violencia sexual, en este caso el intento de violación de hombres. [58] [59] [60] [61] [62]

Zina verso Editar

Solo un pasaje del Corán prescribe una posición estrictamente legal. Sin embargo, no se limita al comportamiento homosexual y se ocupa de manera más general zina (relaciones sexuales ilícitas): [53]

"Y en cuanto a los culpables de una indecencia de entre tus mujeres, llama a testigos contra ellos a cuatro (testigos) de entre vosotros, y si dan testimonio, confínalos en las casas hasta que la muerte se los lleve o Alá les abra algún camino. (15) Y en cuanto a los dos que son culpables de indecencia de entre vosotros, dales a ambos un castigo, y si se arrepienten y se enmendan, apártate de ellos, seguramente Allah regresa a menudo (a la misericordia), el Misericordioso. (16) ) "[4: 15-16 (traducido por Shakir)]

En la literatura islámica exegética, este verso ha proporcionado la base para la opinión de que Mahoma adoptó un enfoque indulgente hacia las prácticas homosexuales masculinas. [53] El erudito orientalista Pinhas Ben Nahum ha argumentado que "es obvio que el Profeta vio el vicio con indiferencia filosófica. No sólo no se indica el castigo —probablemente fue un reproche público o un insulto de naturaleza leve— sino mera penitencia". bastaba para escapar del castigo ". [53] La mayoría de los exégetas sostienen que estos versículos se refieren a relaciones heterosexuales ilícitas, aunque una opinión minoritaria atribuida al erudito mu'tazilita Abu Muslim al-Isfahani los interpretó como una referencia a relaciones homosexuales. Este punto de vista fue ampliamente rechazado por los eruditos medievales, pero ha encontrado cierta aceptación en los tiempos modernos. [1]

Coperos en el paraíso Editar

Algunos versículos coránicos que describen el paraíso se refieren a "muchachos inmortales" (56:17, 76:19) o "jóvenes" (52:24) que sirven vino a los bienaventurados. Aunque el tafsir La literatura no interpreta esto como una alusión homoerótica, la conexión se hizo en otros géneros literarios, en su mayoría con humor. [1] Por ejemplo, el poeta de la era abasí Abu Nuwas escribió: [63]

Un hermoso muchacho vino cargando el vino.
Con manos suaves y dedos teñidos con henna
Y con el pelo largo de rizos dorados alrededor de sus mejillas.
Tengo un chaval que es como los hermosos muchachos del paraíso

Y sus ojos son grandes y hermosos

Los juristas de la escuela Hanafi tomaron la cuestión en serio, considerando, pero finalmente rechazando, la sugerencia de que los placeres homosexuales estaban, como el vino, prohibidos en este mundo pero disfrutados en la otra vida. [1] [10]

En el hadiz Editar

Los hadices (dichos y acciones atribuidos a Mahoma) muestran que el comportamiento homosexual no era desconocido en la Arabia del siglo VII. [6] [7] Sin embargo, dado que el Corán no especificaba el castigo de las prácticas homosexuales, los juristas islámicos recurrieron cada vez más a varios hadices "más explícitos" [1] [8] en un intento de encontrar orientación sobre el castigo apropiado. [7] [8]

De Abu Musa al-Ash'ari, el Profeta afirma que: "Si una mujer se encuentra con una mujer, ambas son adúlteras, si un hombre se encuentra con un hombre, ambos son adúlteros".

Si bien no hay informes relacionados con la homosexualidad en las colecciones de hadices más conocidas y auténticas de Sahih al-Bukhari y Musulmán sahih, otras colecciones canónicas registran una serie de condenas del "acto del pueblo de Lut" (coito anal de hombre a hombre). [10] Por ejemplo, Abu 'Isa Muhammad ibn' Isa at-Tirmidhi (compilando el Sunan al-Tirmidhi alrededor de 884) escribió que Muhammad había prescrito la pena de muerte tanto para los socios activos como para los pasivos:

Narrado por Abdullah ibn Abbas: "El Profeta dijo: 'Si encuentras a alguien haciendo lo que hizo la gente de Lot, mata al que lo hace y al que lo hace'".

Narró Abdullah ibn Abbas: "Si un hombre que no está casado es apresado cometiendo sodomía, será apedreado hasta morir".

Ibn al-Jawzi (1114-1200), escribiendo en el siglo XII, afirmó que Mahoma había maldecido a los "sodomitas" en varios hadices y había recomendado la pena de muerte para los socios activos y pasivos en actos homosexuales. [53]

Se narró que Ibn Abbas dijo: "El Profeta dijo: '. Maldito es el que hace la acción de la gente de Lot'".

Ahmad narró de Ibn Abbas que el Profeta de Allah dijo: 'Que Allah maldiga al que hace la acción de la gente de Lot, que Allah maldiga al que hace la acción de la gente de Lot', tres veces ".

Al-Nuwayri (1272-1332), escrito en el siglo XIII, informó en su Nihaya que se dice que Muhammad "dijo que lo que más temía por su comunidad eran las prácticas de la gente de Lot (parece haber expresado la misma idea con respecto al vino y la seducción femenina)". [7]

Se narró que Jabir: "El Profeta dijo: 'No hay nada que temo más por mis seguidores que la hazaña de la gente de Lot'".

Otros hadices parecen permitir sentimientos homoeróticos siempre que no se traduzcan en acción. [6] [64] En un hadiz atribuido al propio Mahoma, que existe en múltiples variantes, el profeta islámico reconoció la tentación homoerótica hacia los niños pequeños y advirtió a sus Compañeros contra ella: "No mires a los jóvenes imberbios, porque en verdad tienen ojos más tentador que el huríes"[53] [65] o". porque en verdad se parecen a los huríes". [53] [66] Estos jóvenes imberbios también se describen con suntuosas túnicas y cabello perfumado. [53] [67] En consecuencia, los líderes religiosos islámicos, escépticos de la capacidad de los hombres musulmanes de autocontrol sobre sus impulsos sexuales, han Prohibido mirar y anhelar tanto a hombres como a mujeres. [6]

Además, hay una serie de "informes supuestos (pero incompatibles entre sí)" (athar) de los castigos de sodomía ordenados por algunos de los primeros califas. [10] [53] Abu Bakr aparentemente recomendó derribar una pared sobre el culpable, o quemarlo vivo, [53] mientras que se dice que Ali ibn Abi Talib ordenó la muerte por lapidación de un sodomita y otro la cima del edificio más alto de la ciudad según Ibn Abbas, este último castigo debe ser seguido por la lapidación. [7] [53]

Sin embargo, hay menos hadices que mencionan el comportamiento homosexual en las mujeres [68] [69] pero no se aclaró el castigo (si lo hubiera) por el lesbianismo.

Transgénero editar

En el Islam, el término plural mukhannathun (singular: mukhannath) se utiliza para describir a personas con variantes de género y, por lo general, se refiere a hombres afeminados. [9] [21] [70] Según el erudito iraní Mehrdad Alipour, "en el período premoderno, las sociedades musulmanas eran conscientes de cinco manifestaciones de ambigüedad de género: esto se puede ver a través de figuras como el khasi (eunuco), el hijra, los mukhannath, los mamsuh y el khuntha (hermafrodita / intersexual) ". [70] Los eruditos occidentales Aisya Aymanee M. Zaharin y Maria Pallotta-Chiarolli dan la siguiente explicación del significado del término mukhannath y sus formas árabes derivadas en la literatura hadiz:

Varios académicos como Alipour (2017) y Rowson (1991) señalan referencias en la Hadith a la existencia de mukhannath: un hombre que lleva feminidad en sus movimientos, en su apariencia y en la suavidad de su voz. El término árabe para una mujer trans es mukhannith ya que quieren cambiar sus caracteres sexuales biológicos, mientras mukhannath presumiblemente no tengo / no tengo. los mukhannath El hombre afeminado o afeminado es obviamente masculino, pero naturalmente se comporta como una mujer, a diferencia del khuntha, una persona intersexual, que puede ser hombre o mujer. Irónicamente, aunque no hay una mención obvia de mukhannath, mukhannith, o khuntha en el Corán, este libro sagrado reconoce claramente que hay algunas personas, que no son ni hombres ni mujeres, o están en el medio, y / o también podrían ser "no procreadores" [عَقِيم] (Surah 42 Ash-Shuraa, versículo 49-50). [21]

Además, dentro del Islam, existe una tradición de elaboración y refinamiento de doctrinas religiosas extendidas a través de la erudición. Esta doctrina contiene un pasaje del erudito y coleccionista de hadices An-Nawawi:

Un mukhannath es aquel ("masculino") que lleva en sus movimientos, en su apariencia y en su lenguaje las características de una mujer. Hay dos tipos, el primero es aquel en el que estas características son innatas, no se las puso él solo, y en eso no hay culpa, ni culpa, ni vergüenza, siempre y cuando no realice ningún acto (ilícito) o explotarlo por dinero (prostitución, etc.). El segundo tipo actúa como una mujer con propósitos inmorales y es el pecador y el culpable. [9]

La colección de hadices de Bujari (compilada en el siglo IX a partir de tradiciones orales anteriores) incluye un informe sobre mukhannathun, hombres afeminados a los que se les concedió acceso a recintos aislados para mujeres y que participaron en otros comportamientos de género no normativos: [9] Este hadiz atribuido a las esposas de Muhammad, un mukhannath en cuestión expresó su aprecio por el cuerpo de una mujer y lo describió en beneficio de otro hombre. Según un hadiz, este incidente fue provocado por un mukhannath sirviente de la esposa de Muhammad, Umm Salama, comentando sobre el cuerpo de una mujer [71] y después de eso, Muhammad maldijo al mukhannathun y sus equivalentes femeninas, mutarajjilat y ordenó a sus seguidores que los sacaran de sus hogares. [72]

Aisha dice: Amukhannath solía entrar en las esposas del Profeta. Ellos (la gente) lo contaban entre los que estaban libres de necesidades físicas. Un día, el Profeta entró en nosotros cuando estaba con una de sus esposas, y estaba describiendo las cualidades de una mujer, diciendo: Cuando ella avanza, ella avanza con cuatro (pliegues de su estómago), y cuando ella retrocede, ella retrocede con ocho (pliegues de su estómago). El Profeta dijo: ¿No veo que éste sabe lo que hay aquí? Entonces ellas (las esposas) observaron el velo de él. [73]

Narrado por Abdullah ibn Abbas: El Profeta maldijo a los hombres afeminados a aquellos hombres que están en la semejanza (asumen los modales de las mujeres) y aquellas mujeres que asumen los modales de los hombres, y dijo: "Echenlos de sus casas". El Profeta resultó tal y tal hombre, y 'Umar resultó tal y tal mujer.

La literatura islámica primitiva rara vez comenta sobre los hábitos de los mukhannathun. Parece que pudo haber alguna variación en lo "afeminados" que eran, aunque hay indicios de que algunos adoptaron aspectos de la vestimenta femenina o al menos la ornamentación. Un hadiz afirma que un musulmán mukhannath quien se había teñido las manos y los pies con henna (tradicionalmente una actividad femenina) fue desterrado de Medina, pero no asesinado por su comportamiento. [74]

Un mukhannath que se había teñido las manos y los pies con henna fue llevado al Profeta. Preguntó: ¿Qué le pasa a este hombre? Le dijeron: ¡Apóstol de Alá! afecta el atuendo de las mujeres. Entonces ordenó con respecto a él y fue desterrado a an-Naqi '. La gente dijo: ¡Apóstol de Alá! ¿No deberíamos matarlo? Dijo: Se me ha prohibido matar a personas que rezan. AbuUsamah dijo: Naqi 'es una región cerca de Medina y no un Baqi. [75]

Otros hadices también mencionan el castigo del destierro, tanto en relación con el sirviente de Umm Salama como con un hombre que trabajaba como músico. Muhammad describió al músico como un mukhannath y amenazó con desterrarlo si no ponía fin a su inaceptable carrera. [9]

Según Everett K. Rowson, ninguna de las fuentes afirma que Mahoma desterró a más de dos mukhannathun, y no está claro en qué medida la acción se tomó debido a su ruptura de las reglas de género en sí misma o debido al "daño percibido a las instituciones sociales por sus actividades como casamenteras y su correspondiente acceso a las mujeres". [9]

Ley islámica tradicional Editar

La escasez de prescripciones concretas que se deriven de los hadices y la naturaleza contradictoria de la información sobre las acciones de las primeras autoridades dieron como resultado una falta de acuerdo entre los juristas clásicos sobre cómo debería tratarse la actividad homosexual. [10] [12] Los juristas islámicos clásicos no abordaron la homosexualidad como una orientación sexual, ya que este último concepto es moderno y no tiene rival en el derecho tradicional, que lo aborda bajo los términos técnicos de liwat y zina. [76]

En términos generales, la ley islámica tradicional consideró que la actividad homosexual no podía ser sancionada legalmente porque tiene lugar fuera de los matrimonios reconocidos por la religión. [77] Todas las principales escuelas de derecho consideran el liwat (sexo anal) como un delito punible. [78] La mayoría de las escuelas legales tratan las relaciones homosexuales con penetración de manera similar a las relaciones sexuales heterosexuales ilegales bajo la rúbrica de zina, pero existen diferencias de opinión con respecto a los métodos de castigo. [79] Algunas escuelas legales "prescribieron la pena capital para la sodomía, pero otras optaron sólo por un castigo discrecional relativamente leve". [12] Los hanbalitas son los más severos entre las escuelas sunitas, insistiendo en la pena capital para el sexo anal en todos los casos, mientras que las otras escuelas generalmente restringen el castigo a la flagelación con o sin destierro, a menos que el culpable sea muhsan (Adulto musulmán casado libre), y los hanafis a menudo no sugieren ningún castigo físico, dejando la elección a discreción del juez. [7] [79] El fundador de la escuela Hanafi Abu Hanifa se negó a reconocer la analogía entre sodomía y zina, aunque sus dos estudiantes principales no estuvieron de acuerdo con él en este punto. [10] El erudito hanafi Abu Bakr Al-Jassas (m. 981 AD / 370 AH) argumentó que los dos hadices sobre el asesinato de homosexuales "no son confiables de ninguna manera y no se puede prescribir un castigo legal basado en ellos". [80] Cuando se prescribe la pena capital y se recomienda un método particular, los métodos van desde la lapidación (Hanbali, Maliki) hasta la espada (algunos Hanbalitas y Shafi'itas), o dejar que el tribunal elija entre varios métodos, incluso arrojar al culpable de un edificio alto (chiíta). [79]

Por razones poco claras, el tratamiento de la homosexualidad en la jurisprudencia chií de Doce es generalmente más severo que en el fiqh sunita, mientras que los juristas chiítas de Zaydi e Isma'ili tomaron posiciones similares a las de los sunitas. [10] Cuando se prescribe la flagelación, existe una tendencia a la indulgencia y algunos recomiendan que la pena prescrita no se aplique en su totalidad, con Ibn Hazm reduciendo el número de golpes a 10. [7] Hubo un debate sobre si el activo y las parejas pasivas en el sexo anal deben ser castigadas por igual. [64] Más allá del sexo anal con penetración, hubo un "acuerdo general" de que "otros actos homosexuales (incluido cualquiera entre mujeres) eran delitos menores, sujetos sólo a un castigo discrecional". [12] Algunos juristas vieron la relación sexual como posible sólo para un individuo que posee un falo [81] de ahí esas definiciones de relación sexual que se basan en la entrada de una pequeña parte de la corona del falo en el orificio de la pareja. [81] Dado que las mujeres no poseen falo y no pueden tener relaciones sexuales entre sí, son, en esta interpretación, físicamente incapaces de cometer zinā. [81]

Practicidad Editar

Desde un hadd castigo por zina Requiere el testimonio de cuatro testigos del acto real de penetración o una confesión del imputado repetida cuatro veces, los criterios legales para las duras penas prescritas de los actos homosexuales eran muy difíciles de cumplir. [7] [64] Los debates de los juristas clásicos son "en gran medida teóricos, ya que las relaciones homosexuales siempre han sido toleradas" en las sociedades islámicas premodernas. [7] Si bien es difícil determinar en qué medida se aplicaron las sanciones legales en diferentes momentos y lugares, los registros históricos sugieren que las leyes se invocaron principalmente en casos de violación u otra "infracción excepcionalmente flagrante de la moral pública". Los casos documentados de enjuiciamiento por actos homosexuales son raros, y los que siguieron el procedimiento legal prescrito por la ley islámica son aún más raros. [10]

Interpretación moderna Editar

En el libro de Kecia Ali, ella cita que "los eruditos contemporáneos están en total desacuerdo sobre la perspectiva coránica sobre la intimidad entre personas del mismo sexo". Un erudito representa la perspectiva convencional al argumentar que el Corán "es muy explícito en su condena de la homosexualidad, dejando casi ninguna laguna para una acomodación teológica de la homosexualidad en el Islam". Otro estudioso sostiene que "el Corán no se refiere a la homosexualidad ni a los homosexuales de manera explícita". En general, Ali dice que "no hay una perspectiva musulmana de nada". [82]

Muchos eruditos musulmanes han seguido una política de "no preguntes, no digas" con respecto a la homosexualidad en el Islam, al tratar el tema con pasividad. [83]

Mohamed El-Moctar El-Shinqiti, director del Centro Islámico de South Plains en Texas, ha argumentado que "[aunque] la homosexualidad es un pecado grave. [A] no se establece ningún castigo legal en el Corán para la homosexualidad. [ b] no se informa que el Profeta Muhammad haya castigado a alguien por cometer homosexualidad. [c] No se ha informado ningún hadiz auténtico del Profeta que prescriba un castigo para los homosexuales."Los estudiosos de hadices clásicos como Al-Bukhari, Yahya ibn Ma'in, Al-Nasa'i, Ibn Hazm, Al-Tirmidhi y otros han impugnado la autenticidad de los hadices que informan sobre estas declaraciones. [84]

El periodista islamista egipcio Muhammad Jalal Kishk tampoco encontró castigo por los actos homosexuales prescritos en el Corán, considerando que el hadiz que lo mencionaba estaba mal documentado. No aprobaba tales actos, pero creía que los musulmanes que se abstuvieran de la sodomía serían recompensados ​​con el sexo con muchachos jóvenes en el paraíso. [85]

Faisal Kutty, profesor de derecho islámico en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valparaíso, con sede en Indiana, y en la Facultad de Derecho Osgoode Hall, con sede en Toronto, comentó sobre el debate contemporáneo sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en un ensayo publicado el 27 de marzo de 2014 en el Huffington Post. [86] Reconoció que si bien las iteraciones de la ley islámica prohíben la actividad sexual prematrimonial y extramatrimonial, así como la actividad sexual entre personas del mismo sexo, no intenta "regular los sentimientos, las emociones y los impulsos, sino solo su traducción en acciones que las autoridades habían declarado ilegales. ". Kutty, quien enseña derecho comparado y razonamiento legal, también escribió que muchos eruditos islámicos [87] han "incluso argumentado que las tendencias homosexuales en sí mismas no eran haram [prohibidas] sino que debían ser suprimidas por el bien público". Afirmó que esto puede no ser "lo que la comunidad LGBTQ quiere escuchar", pero que "revela que incluso los juristas islámicos clásicos lucharon con este problema y tenían una actitud más sofisticada que muchos musulmanes contemporáneos". Kutty, quien en el pasado escribió en apoyo de permitir los principios islámicos en la resolución de disputas, también señaló que "la mayoría de los musulmanes no tienen problemas para extender los derechos humanos completos a aquellos, incluso a los musulmanes, que viven juntos 'en pecado'". Argumentó que, por lo tanto, parece hipócrita negar los derechos fundamentales a las parejas del mismo sexo. Además, coincidió con el jurista islámico Mohamed Fadel [88] al argumentar que no se trata de cambiar el matrimonio islámico (nikah), sino de asegurarse de "que todos los ciudadanos tengan acceso a los mismos tipos de beneficios públicos".

Algunos eruditos musulmanes de hoy en día, como Scott Siraj al-Haqq Kugle, defienden una interpretación diferente de la narrativa de Lot que se centra no en el acto sexual sino en la infidelidad de la tribu y su rechazo a la profecía de Lot. Según Kugle, "cuando el Corán trata los actos entre personas del mismo sexo, los condena sólo en la medida en que sean explotadores o violentos". De manera más general, Kugle señala que el Corán se refiere a cuatro niveles diferentes de personalidad. Un nivel es la "herencia genética". El Corán se refiere a este nivel como el "sello físico" de uno que "determina la naturaleza temperamental de uno", incluida la sexualidad. Sobre la base de esta lectura del Corán, Kugle afirma que la homosexualidad es "causada por la voluntad divina", por lo que "los homosexuales no tienen una opción racional en su disposición interna para sentirse atraídos por parejas del mismo sexo". [89]: 42-46 Kugle argumenta que si los comentaristas clásicos hubieran visto "la orientación sexual como un aspecto integral de la personalidad humana", habrían leído la narrativa de Lot y su tribu "como un abordaje de la violación masculina de hombres en particular" y no como "abordar la homosexualidad en general". [89]: 54 Kugle además dice que el Corán sostiene "una evaluación positiva de la diversidad". Bajo esta lectura, el Islam puede describirse como "una religión que evalúa positivamente la diversidad en la creación y en las sociedades humanas", permitiendo que los musulmanes gays y lesbianas vean la homosexualidad como una representación de la "diversidad natural de la sexualidad en las sociedades humanas". [56] Mobeen Vaid publicó en 2016 una crítica del enfoque, las interpretaciones y las conclusiones de Kugle. [90]

En un libro de 2012, Aisha Geissinger [91] escribe que hay "puntos de vista musulmanes aparentemente irreconciliables sobre los deseos y actos entre personas del mismo sexo", todos los cuales reclaman "autenticidad interpretativa". Uno de estos puntos de vista es el resultado de interpretaciones "extrañas" de la historia de Lot y el Corán. La historia de Lot se interpreta como una condena de "la violación y la falta de hospitalidad en lugar de las actuales relaciones consensuales entre personas del mismo sexo". [92]

En su libro La ley islámica y las uniones musulmanas del mismo sexo, Junaid Jahangir y Hussein Abdullatif sostienen que las interpretaciones que consideran la narrativa coránica de la gente de Lot y la noción clásica derivada de liwat al aplicarse a las relaciones entre personas del mismo sexo, refleja las normas socioculturales y el conocimiento médico de las sociedades que produjeron esas interpretaciones. Además, argumentan que la noción de liwat es compatible con la narrativa coránica, pero no con la comprensión contemporánea de las relaciones entre personas del mismo sexo basadas en el amor y las responsabilidades compartidas. [93]

Abdessamad Dialmy en su artículo de 2010, "Sexualidad e Islam", abordó "las normas sexuales definidas por los textos sagrados (Corán y Sunna)". Escribió que "los estándares sexuales en el Islam son paradójicos". Los textos sagrados "permiten y en realidad son una incitación al ejercicio de la sexualidad". Sin embargo, también "discriminan ... entre la heterosexualidad y la homosexualidad". Los estándares paradójicos del Islam dan como resultado "el actual vaivén de las prácticas sexuales entre la represión y la apertura". Dialmy ve una solución a este vaivén mediante una "reinterpretación de los textos sagrados represivos". [16] [94]

Las sociedades del Islam han reconocido "tanto la atracción erótica como el comportamiento sexual entre miembros del mismo sexo". Sin embargo, sus actitudes hacia ellos han sido a menudo contradictorias: "severas sanciones religiosas y legales" contra el comportamiento homosexual y al mismo tiempo "expresiones de celebración" de atracción erótica. [12] El homoerotismo se idealizó en forma de poesía o declaraciones artísticas de amor de un hombre a otro. En consecuencia, el idioma árabe tenía un vocabulario apreciable de términos homoeróticos, con docenas de palabras solo para describir tipos de prostitutas masculinas. [95] Schmitt (1992) identifica unas veinte palabras en árabe, persa y turco para identificar a quienes son penetrados. [96] Otras palabras árabes relacionadas incluyen Mukhannathun, ma'bûn, halaqī, baghghā. [97]

Era premoderna Editar

Hay poca evidencia de práctica homosexual en las sociedades islámicas durante el primer siglo y medio de la era islámica. [10] La poesía homoerótica aparece repentinamente a fines del siglo VIII EC, particularmente en Bagdad en la obra de Abu Nuwas (756-814), quien se convirtió en un maestro de todos los géneros contemporáneos de la poesía árabe. [10] [98] El famoso autor Jahiz trató de explicar el cambio abrupto en las actitudes hacia la homosexualidad después de la Revolución abasí con la llegada del ejército abasí de Khurasan, que se dice que se consoló con páginas masculinas cuando se les prohibió tomar sus esposas con ellos. [10] El aumento de la prosperidad que siguió a las primeras conquistas fue acompañado por una "corrupción de la moral" en las dos ciudades santas de La Meca y Medina, y se puede inferir que la práctica homosexual se generalizó durante este tiempo como resultado de la aculturación a extranjeros. costumbres, como la música y la danza practicadas por mukhannathun, que eran en su mayoría de origen extranjero. [7] Se dice que el gobernante abasí Al-Amin (809-813) exigió que las esclavas se vistieran con ropa masculina para poder persuadirlo de tener relaciones sexuales con ellas, y una moda más amplia para ghulamiyyat (muchachas parecidas a niños) se refleja en la literatura de la época. [7] Lo mismo se dijo del califa andaluz al-Hakam II (915–976).

Las concepciones de la homosexualidad que se encuentran en los textos islámicos clásicos se asemejan a las tradiciones de la Grecia clásica y las de la antigua Roma, más que a la comprensión moderna de la orientación sexual. [10] [13] Se esperaba que muchos hombres maduros se sintieran atraídos sexualmente tanto por mujeres como por niños adolescentes (con diferentes puntos de vista sobre el rango de edad apropiado para estos últimos), y se esperaba que tales hombres desearan desempeñar solo un papel activo en las relaciones homosexuales una vez que alcanzaron la edad adulta. [10] [13] Sin embargo, cualquier evaluación segura de la incidencia real de la conducta homosexual sigue siendo difícil de alcanzar. [10] La preferencia por las relaciones homosexuales sobre las heterosexuales se consideró como una cuestión de gusto personal más que como un indicador de la identidad homosexual en un sentido moderno. [10] [13] Si bien desempeñar un papel activo en las relaciones homosexuales no conllevaba ningún estigma social más allá del comportamiento licencioso, buscar desempeñar un papel pasivo se consideraba antinatural y vergonzoso para un hombre maduro. [10] [13] Siguiendo los precedentes griegos, la tradición médica islámica consideró patológico sólo este último caso, y no mostró preocupación por otras formas de comportamiento homosexual. [10]

Durante el período inicial, el crecimiento de la barba se consideraba la edad convencional en la que un adolescente perdió su atractivo homoerótico, como lo demuestran las protestas poéticas de que el autor todavía encontraba hermosa a su amante a pesar de la barba creciente. Durante períodos posteriores, la edad del amado estereotipado se volvió más ambigua, y este prototipo fue representado a menudo en la poesía persa por soldados turcos. [10] Esta tendencia está ilustrada por la historia de Mahmud de Ghazni (971-1030), el gobernante del Imperio Ghaznavid, y su copero Malik Ayaz. [10] Su relación comenzó cuando Malik era un niño esclavo, "En el momento de la acuñación de las monedas, Mahmud de Ghazni estaba en una relación romántica apasionada con su esclavo Malik Ayaz, y lo había exaltado a varias posiciones de poder en todo el mundo. Imperio Ghazanid. Si bien la historia de su historia de amor había sido censurada hasta hace poco, como resultado del colonialismo occidental y el cambio de actitudes hacia la homosexualidad en el Medio Oriente, Jasmine explica cómo los sujetos de Ghazni veían su relación como una forma superior de amor ". [99]

Otros ejemplos famosos de homosexualidad incluyen al emir aglabí Ibrahim II de Ifriqiya (gobernado entre 875 y 902), de quien se dice que estuvo rodeado por unos sesenta catamitas, pero a quienes se dice que trató de la manera más horrible. El califa al-Mutasim en el siglo IX y algunos de sus sucesores fueron acusados ​​de homosexualidad. El mártir cristiano Pelagio de Córdoba fue ejecutado por el gobernante andaluz Abd al-Rahman III porque el niño rechazó sus avances. [7]

El poeta iraní del siglo XIV Obeid Zakani, en sus numerosas historias satíricas y poemas, ha ridiculizado la contradicción entre las estrictas prohibiciones de la homosexualidad, por un lado, y su práctica común, por el otro. A continuación, se incluye un ejemplo de su Ressaleh Delgosha: “Dos ancianos, que solían intercambiar sexo desde su infancia, estaban haciendo el amor en lo alto del minarete de una mezquita en la ciudad santa de Qom. Cuando ambos terminaron sus turnos, uno le dijo al otro: “Las prácticas desvergonzadas han arruinado nuestra ciudad”. El otro hombre asintió con la cabeza y dijo: "Tú y yo somos los ancianos bendecidos de la ciudad, ¿qué esperas entonces de los demás?" [100]

Mehmed el Conquistador, el sultán otomano que vivió en el siglo XV, dicen fuentes europeas "quien era conocido por tener gustos sexuales ambivalentes, envió a un eunuco a la casa de Notaras, exigiéndole que suministrara a su apuesto hijo de catorce años para el placer del Sultán. Cuando se negó, el Sultán ordenó instantáneamente la decapitación de Notaras, junto con la de su hijo y su yerno y sus tres cabezas ... fueron colocadas en la mesa del banquete ante él ". [101] Otro joven que Mehmed encontró atractivo, y que presumiblemente era más complaciente, era Radu III el Hermoso, hermano del famoso Vlad el Empalador, "Radu, un rehén en Estambul cuya buena apariencia había atraído la imaginación del sultán, y que era así designado para servir como uno de sus pajes más favorecidos ". Después de la derrota de Vlad, Mehmed colocó a Radu en el trono de Valaquia como gobernante vasallo. Sin embargo, las fuentes turcas niegan estas historias. [102]

De acuerdo con la Enciclopedia del Islam y el mundo musulmán:

Cualesquiera que sean las restricciones legales sobre la actividad sexual, la expresión positiva del sentimiento homoerótico masculino en la literatura fue aceptada y cultivada asiduamente desde finales del siglo VIII hasta los tiempos modernos. Primero en árabe, pero luego también en persa, turco y urdu, la poesía de amor de hombres sobre niños más que compitió con la de mujeres, la abrumaba. La literatura anecdótica refuerza esta impresión de aceptación social general de la celebración pública del amor entre hombres (que las caricaturas occidentales hostiles de las sociedades islámicas en los tiempos medievales y modernos simplemente exageran). [103]

Los viajeros europeos destacaron el gusto que tenía Shah Abbas de Irán (1588-1629) por el vino y las festividades, pero también por los pajes atractivos y los copas. [104] Una pintura de Riza Abbasi con cualidades homoeróticas muestra al gobernante disfrutando de tales delicias. [105]

"La homosexualidad fue un tema simbólico clave a lo largo de la Edad Media en la Iberia [islámica]. Como era habitual en todas partes hasta el siglo XIX, la homosexualidad no se consideraba una disposición congénita o 'identidad', el enfoque estaba en las prácticas sexuales no procreadoras, de las cuales la sodomía era el más controvertido ". Por ejemplo, en "al-Andalus los placeres homosexuales eran muy complacidos por la élite intelectual y política. La evidencia incluye el comportamiento de los gobernantes ... que mantenían harenes masculinos". [106]: 398 Aunque los primeros escritos islámicos, como el Corán, expresaban una actitud levemente negativa hacia la homosexualidad, los laicos generalmente aprehendían la idea con indiferencia, si no con admiración. Pocas obras literarias mostraron hostilidad hacia la no heterosexualidad, aparte de declaraciones partidistas y debates sobre tipos de amor (que también ocurrieron en contextos heterosexuales). [107] Khaled el-Rouayheb (2014) sostiene que "gran parte, si no la mayor parte, de la poesía amorosa existente en el período [siglos XVI al XVIII] tiene un tono pederasta, retratando el amor apasionado de un poeta adulto por un adolescente". [108]

El-Rouayheb sugiere que aunque los eruditos religiosos consideraban la sodomía como un pecado aborrecible, la mayoría de ellos no creía genuinamente que era ilícito simplemente enamorarse de un niño o expresar este amor a través de la poesía. [109] Sin embargo, en la sociedad secular, el deseo de un hombre de penetrar en un joven deseable se consideraba comprensible, aunque no legal. [110] Por otro lado, los hombres que adoptaban el papel pasivo estaban más sujetos al estigma. El término médico ubnah calificó el deseo patológico de un hombre de estar exclusivamente en el extremo receptor del coito anal. Médico que teorizó sobre ubnah incluye a Rhazes, quien pensó que estaba correlacionado con los genitales pequeños y que un tratamiento era posible siempre que se considerara que el sujeto no era demasiado afeminado y que el comportamiento no era "prolongado". [111] Dawud al-Antaki avanzó que podría haber sido causado por una sustancia ácida incrustada en las venas del ano, causando picazón y por lo tanto la necesidad de buscar alivio. [112]

En los escritos místicos de la época medieval, como los textos sufíes, "no está claro si el amado al que se dirige es un adolescente o Dios". Los cronistas europeos censuraron "las actitudes indulgentes hacia el sexo gay en las cortes de los califas". [113] Mustafa Akyol escribe que "los sultanes otomanos, posiblemente, eran liberales sociales en comparación con los islamistas contemporáneos de Turquía, y mucho menos del mundo árabe". [114]

Era moderna Editar

Los siglos XVIII y XIX vieron el surgimiento del fundamentalismo islámico como el wahabismo, que llegó a exigir una adhesión más estricta al Hadith. [14] [15] [16] En 1744, Muhammad bin Saud, el gobernante tribal de la ciudad de Diriyah, respaldó la misión de ibn Abd al-Wahhab y los dos juraron establecer juntos un estado dirigido según los verdaderos principios islámicos. Durante los siguientes setenta años, hasta el desmantelamiento del primer estado en 1818, los wahabíes dominaron desde Damasco hasta Bagdad. La homosexualidad, que había sido ampliamente tolerada en el Imperio Otomano, también se criminalizó, y los culpables fueron arrojados a la muerte desde lo alto de los minaretes. [14]

La homosexualidad en el Imperio Otomano fue despenalizada en 1858, como parte de reformas más amplias durante el Tanzimat. [115] [116] Sin embargo, los autores Lapidus y Salaymeh escriben que antes del siglo XIX la sociedad otomana había sido abierta y acogedora para los homosexuales y que en la década de 1850, a través de la influencia europea, comenzaron a censurar la homosexualidad en su sociedad. [20] En Irán, varios cientos de opositores políticos fueron ejecutados después de la Revolución Islámica de 1979 por acusaciones de homosexualidad, y las relaciones homosexuales se declaran delito capital en Irán. Código Penal Islámico, promulgada en 1991. Aunque los motivos de ejecución en Irán son difíciles de rastrear, hay pruebas de que varias personas fueron ahorcadas por comportamiento homosexual en 2005-2006 y en 2016, en algunos casos por cargos dudosos de violación. [117] [19] En algunos países como Irán e Irak, el discurso dominante es que el imperialismo occidental ha extendido la homosexualidad. [15] En Egipto, aunque la homosexualidad no está explícitamente criminalizada, ha sido ampliamente procesada bajo leyes de "moralidad" vagamente formuladas, y bajo el actual gobierno de Abdel Fattah el-Sisi, los arrestos de personas LGBT se han quintuplicado, aparentemente reflejando un esfuerzo por apelar a los conservadores. [19] En Uzbekistán, una ley contra la sodomía, aprobada después de la Segunda Guerra Mundial con el objetivo de aumentar la tasa de natalidad, fue invocada en 2004 contra un activista de los derechos de los homosexuales, que fue encarcelado y sometido a abusos extremos. [18] En Irak, donde la homosexualidad es legal, la ruptura de la ley y el orden después de la Segunda Guerra del Golfo permitió a las milicias y vigilantes islamistas actuar sobre sus prejuicios contra los homosexuales, con ISIS ganando especial notoriedad por los horribles actos de violencia anti-LGBT cometidos bajo su dominio de partes de Siria e Irak. [19] Scott Siraj al-Haqq Kugle ha argumentado que, si bien "los musulmanes conmemoran los primeros días del Islam cuando fueron oprimidos como unos pocos marginados", muchos de ellos ahora olvidan su historia y no protegen "a los musulmanes que son homosexuales, transgénero y lesbiana ". [118]

Según Georg Klauda, ​​en el siglo XIX y principios del XX, el contacto sexual homosexual se consideraba relativamente común en partes de Oriente Medio, debido en parte a la segregación sexual generalizada, que dificultaba los encuentros heterosexuales fuera del matrimonio. [119] Klauda afirma que "Innumerables escritores y artistas como André Gide, Oscar Wilde, Edward M. Forster y Jean Genet peregrinaron en los siglos XIX y XX desde la Europa homofóbica a Argelia, Marruecos, Egipto y varios otros países árabes. , donde el sexo homosexual no sólo se cumplía sin discriminación o gueto subcultural de ningún tipo, sino que, además, como resultado de la rígida segregación de los sexos, parecía estar disponible en todos los rincones ". [119] Las opiniones sobre la homosexualidad nunca han sido universales en todo el mundo islámico.[120] Con referencia al mundo musulmán en general, Tilo Beckers escribe que "además de los cambios endógenos en la interpretación de las escrituras que tienen una influencia deliberalizadora que provienen de las culturas islámicas, el rechazo de la homosexualidad en el Islam ganó impulso a través de los efectos exógenos de El colonialismo europeo, es decir, la importancia de la comprensión cultural occidental de la homosexualidad como una perversión ". [17] El profesor de la Universidad de Münster, Thomas Bauer, señala que a pesar de que hubo muchas órdenes de lapidación por homosexualidad, no hay un solo caso probado de que se haya llevado a cabo. Bauer continúa diciendo que "aunque los movimientos islamistas contemporáneos condenan la homosexualidad como una forma de decadencia occidental, el prejuicio actual contra ella entre el público musulmán proviene de una fusión de la teoría legal islámica tradicional con nociones populares que fueron importadas de Europa durante la era colonial, cuando los militares occidentales y la superioridad económica hizo que las nociones occidentales de sexualidad fueran particularmente influyentes en el mundo musulmán ". [121]

En algunos países de mayoría musulmana, las leyes actuales contra las personas LGBT fueron promulgadas por órganos del Reino Unido o la Unión Soviética y se mantuvieron después de la independencia. [18] [19] El Código Penal de la India de 1860, que incluía un estatuto contra la sodomía, se utilizó como base de las leyes penales en otras partes del imperio. [122] Sin embargo, como Dynes y Donaldson señalan, los países del norte de África bajo la tutela colonial francesa carecían de leyes antihomosexuales que solo nacieron después, con todo el peso de la opinión islámica descendiendo sobre aquellos que, siguiendo el modelo de los liberacionistas homosexuales de Occidente, buscaría hacer públicamente respetable la "homosexualidad" (sobre todo, los hombres adultos asumiendo roles pasivos). [123] Jordania, Bahrein y, más recientemente, la India han abolido las sanciones penales por actos homosexuales consensuales introducidos bajo el régimen colonial. La persecución de los homosexuales se ha visto exacerbada en las últimas décadas por un aumento del fundamentalismo islámico y el surgimiento del movimiento por los derechos de los homosexuales en Occidente, que permitió a los islamistas pintar la homosexualidad como una importación occidental nociva. [19]

Pederastia Editar

Si bien la amistad entre hombres y niños a menudo se describe de manera sexual en la literatura islámica clásica, Khaled El-Rouayheb y Oliver Leaman han argumentado que sería engañoso concluir de esto que la homosexualidad estaba muy extendida en la práctica. [64] Dicha literatura tendía a utilizar motivos transgresores que aluden a lo prohibido, en particular a la homosexualidad y al vino. [64] Los motivos homoeróticos griegos pueden haber descrito con precisión las prácticas pederastas en la antigua Grecia, pero en sus adaptaciones islámicas tendían a desempeñar un papel satírico o metafórico más que descriptivo. [64] Al mismo tiempo, muchas miniaturas, especialmente de la Turquía otomana, contienen representaciones explícitas de la pederastia, lo que sugiere que la práctica gozó de cierto grado de popularidad. [64] Varios textos premodernos discuten la posibilidad de explotación sexual que enfrentan los niños pequeños en las instituciones educativas y advierten a los maestros que tomen precauciones al respecto. [64]

En los tiempos modernos, a pesar de la desaprobación formal de la autoridad religiosa, la segregación de las mujeres en las sociedades musulmanas y el fuerte énfasis en la virilidad masculina lleva a algunos adolescentes varones y jóvenes solteros a buscar salidas sexuales con niños más jóvenes que ellos. En un estudio realizado en Marruecos, con niños de entre 7 y 13 años. [124]

Liwat por lo tanto, puede considerarse como una "tentación", [125] y el coito anal no se considera tan repulsivamente antinatural sino peligrosamente atractivo. Creen que "uno tiene que evitar ser engañado precisamente para no adquirir el gusto y así volverse adicto". [126] No toda la sodomía es homosexual: un sociólogo marroquí, en un estudio de educación sexual en su país natal, afirma que para muchos hombres jóvenes, la sodomía heterosexual se considera mejor que la penetración vaginal, y las prostitutas también informan sobre la demanda de penetración anal. de sus clientes masculinos. [127]

En lo que respecta a las relaciones homosexuales, lo que se considera malo es el disfrute, más que simplemente la penetración. [128] La vergüenza profunda se adhiere a la pareja pasiva. Se informan sociologías sexuales similares para otras sociedades musulmanas desde el norte de África hasta Pakistán y el Lejano Oriente. [129] En 2015, Los New York Times informó de que los comandantes habían instruido a los soldados estadounidenses que prestaban servicio en Afganistán para que ignoraran los abusos sexuales de menores cometidos por las fuerzas de seguridad afganas, excepto "cuando la violación se utilice como arma de guerra". Los soldados estadounidenses han recibido instrucciones de no intervenir, en algunos casos, ni siquiera cuando sus aliados afganos han abusado de niños en bases militares, según entrevistas y registros judiciales. Pero los soldados estadounidenses han estado cada vez más preocupados porque en lugar de eliminar a los pedófilos, el ejército estadounidense los estaba armando contra los talibanes y los colocaba como comandantes policiales de las aldeas, y haciendo poco cuando comenzaron a abusar de los niños. [83] [130]

Criminalización Editar

Según la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA), siete países aún mantienen la pena capital por comportamiento homosexual: Arabia Saudita, Yemen, Irán, Afganistán, Mauritania, Sudán y el norte de Nigeria. [131] [132] En los Emiratos Árabes Unidos es un delito capital. [24] [25] En Qatar, Argelia, Uzbekistán y Maldivas, la homosexualidad se castiga con pena de prisión o multa. Esto ha provocado una controversia con respecto a Qatar, que debe albergar la Copa Mundial de la FIFA 2022. Grupos de derechos humanos han cuestionado la concesión en 2010 del derecho a organizar la competición, debido a la posibilidad de que los aficionados al fútbol gay sean encarcelados. En respuesta, Sepp Blatter, director de la FIFA, bromeó diciendo que tendrían que "abstenerse de la actividad sexual" mientras estuvieran en Qatar. Más tarde retiró los comentarios después de la condena de los grupos de derechos. [133]

La actividad sexual entre personas del mismo sexo es ilegal en Chad desde el 1 de agosto de 2017 según un nuevo código penal. Antes de eso, la homosexualidad entre adultos que consintieran no había sido criminalizada nunca antes de esta ley. [134] [135]

En Egipto, los hombres abiertamente homosexuales han sido procesados ​​en virtud de las leyes generales de moralidad pública. (Véase El Cairo 52.) "Las relaciones sexuales consentidas entre personas adultas del mismo sexo en privado no están prohibidas como tales. Sin embargo, la Ley de Lucha contra la Prostitución y la Ley contra el libertinaje se han utilizado para encarcelar a hombres homosexuales en los últimos años. . " [136] Un presentador de televisión egipcio fue sentenciado recientemente a un año de prisión por entrevistar a un hombre gay en enero de 2019 [137].

El estado islámico ha decretado la pena capital para los homosexuales. Han ejecutado a más de dos docenas de hombres y mujeres por presunta actividad homosexual, incluidos varios arrojados desde lo alto de edificios en ejecuciones muy publicitadas. [138]

En la India, que tiene la tercera población musulmana más grande del mundo, y donde los musulmanes forman una gran minoría, el seminario islámico más grande (Darul Uloom Deoband) se ha opuesto con vehemencia a las recientes medidas gubernamentales [139] para derogar y liberalizar las leyes de la era colonial. que prohibió la homosexualidad. [140] A partir de septiembre de 2018, la homosexualidad ya no es un acto criminal en la India, y la mayoría de los grupos religiosos retiraron sus reclamos contrarios en la Corte Suprema. [141]

En Irak, el gobierno permite la homosexualidad, pero los grupos terroristas a menudo llevan a cabo ejecuciones ilegales de homosexuales. Saddam Hussein "no le molestaban las costumbres sexuales". Ali Hili informa que "desde la invasión de 2003, más de 700 personas han muerto a causa de su sexualidad". Él llama a Irak el "lugar más peligroso del mundo para las minorías sexuales". [113]

En Jordania, donde la homosexualidad es legal, "los lugares de reunión de homosexuales han sido allanados o cerrados por cargos falsos, como servir alcohol ilegalmente". [113] A pesar de esta legalidad, las actitudes sociales hacia la homosexualidad siguen siendo hostiles y odiosas. [142]

En Pakistán, su ley es una mezcla de la ley colonial anglosajona y la ley islámica, que proscriben las sanciones penales para los actos sexuales entre personas del mismo sexo. El Código Penal de Pakistán de 1860, originalmente desarrollado bajo el régimen colonial, castiga la sodomía con una posible pena de prisión y tiene otras disposiciones que afectan los derechos humanos de los paquistaníes LGBT, bajo el pretexto de proteger la moral y el orden públicos. Sin embargo, la situación más probable para los hombres homosexuales y bisexuales es el chantaje esporádico de la policía, el acoso, las multas y las penas de cárcel. [143]

En Bangladesh, los actos homosexuales son ilegales y punibles según el artículo 377. Debido a la mentalidad tradicional de la sociedad predominantemente conservadora de Bangladesh, las actitudes negativas hacia los miembros de la comunidad LGBT son elevadas. En 2009 y 2013, el Parlamento de Bangladesh se negó a revocar el artículo 377. [144] [ verificación necesaria ]

En Arabia Saudita, el castigo máximo por actos homosexuales es la ejecución pública por decapitación. [145]

En Malasia, los actos homosexuales son ilegales y se castigan con cárcel, multa, deportación, azotes o castración. En octubre de 2018, el primer ministro Mahathir Mohamad declaró que Malasia no "copiaría" el enfoque de las naciones occidentales hacia los derechos LGBT, lo que indica que estos países estaban mostrando un desprecio por las instituciones de la familia y el matrimonio tradicionales, ya que el sistema de valores en Malasia es bueno. . [146] En mayo de 2019, en respuesta a la advertencia de George Clooney sobre la intención de imponer la pena de muerte a homosexuales como Brunei, el viceministro de Relaciones Exteriores Marzuki Yahya señaló que Malasia no mata a homosexuales y no recurrirá a matar a minorías sexuales. . También dijo que, aunque esos estilos de vida se desvían del Islam, el gobierno no impondría tal castigo al grupo. [147]

En Indonesia, la mayor parte del país no tiene una ley de sodomía y actualmente no criminaliza los actos homosexuales privados y no comerciales entre adultos que consienten, excepto en la provincia de Aceh y para los musulmanes en Palembang, la capital de la provincia de Sumatra del Sur, donde la homosexualidad está presente. ilegal para los musulmanes según la ley islámica Sharia y castigable con flagelación. Si bien no penaliza la homosexualidad, el país no reconoce el matrimonio entre personas del mismo sexo. En julio de 2015, el Ministro de Asuntos Religiosos declaró que es inaceptable en Indonesia, porque las normas religiosas fuertemente arraigadas hablan fuertemente en su contra. [148] Según algunos juristas, debería existir la pena de muerte por lapidación para los homosexuales. Mientras que otro grupo considera que azotar con 100 latigazos es el castigo correcto. [149]

En Turquía, la homosexualidad es legal, pero "la censura oficial puede ser feroz". Un ex ministro del Interior, İdris Naim Şahin, calificó la homosexualidad como un ejemplo de "deshonra, inmoralidad y situaciones inhumanas". [113] Turquía celebró su 16 ° Desfile del Orgullo Gay en Estambul el 30 de junio de 2019 [150].

Como la última incorporación a la lista de condados musulmanes que criminalizan, Brunei ha implementado sanciones para los homosexuales dentro de Código Penal de la Sharia por etapas desde 2014. Prescribe la muerte por lapidación como castigo por las relaciones sexuales entre hombres [151], y las relaciones sexuales entre mujeres se castigan con azotes o prisión. El sultanato tiene actualmente una moratoria en vigor sobre la pena de muerte. [152] [153]

Pena de muerte Editar

En 2016, la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA) publicó su más reciente Informe sobre homofobia patrocinado por el estado. El informe encontró que trece países o regiones imponen la pena de muerte por "actos sexuales entre personas del mismo sexo" con referencia a las leyes basadas en la sharia. En Irán, de acuerdo con los artículos 129 y 131, hay hasta 100 latigazos las tres primeras veces y la cuarta pena de muerte para las lesbianas. [154] La pena de muerte se aplica en todo el país en Brunei, Irán, Arabia Saudita, Sudán y Yemen, se aplica localmente en Nigeria (12 estados del norte), Emiratos Árabes Unidos y Somalia (partes del sur) permitida por la ley pero no aplicada en Afganistán. Mauritania y Pakistán y en ese entonces fue implementado a través de tribunales no estatales por ISIS en partes de Irak y Siria (ahora ya no existe). [155] [152]

Debido a la ley de Brunei que dicta que el sexo gay se castiga con la lapidación, muchas ciudadanas lesbianas huyeron a Canadá con la esperanza de encontrar refugio. La ley también está establecida para imponer el mismo castigo por adulterio entre parejas heterosexuales. A pesar del rechazo de los ciudadanos de la comunidad LGBTQ +, la oficina del primer ministro de Brunei emitió una declaración en la que explicaba la intención de Brunei de cumplir con la ley. Se ha sugerido que esto es parte de un plan para separar Brunei del mundo occidental y hacia un mundo musulmán. [156]

Penalización menor Editar

En Argelia, Bangladesh, Chad, [28] la provincia de Aceh y la ciudad de Palembang de la provincia de Sumatra del Sur de Indonesia, Malasia, Maldivas, Pakistán, Qatar, Somalia y Siria, es ilegal y se pueden imponer sanciones. [29] [30] [31] [32] [157] [158] [37] [159] En Kuwait, Turkmenistán y Uzbekistán, los actos homosexuales entre hombres son ilegales, pero las relaciones homosexuales entre mujeres son legales. [37] [160] [42] [43]


Qué Samar registros familiares que encontrará?

Hay 1,000 registros censales disponibles para el apellido Samar. Como una ventana a su vida cotidiana, los registros del censo de Samar pueden decirle dónde y cómo trabajaron sus antepasados, su nivel de educación, estado de veterano y más.

Hay 326 registros de inmigración disponibles para el apellido Samar. Las listas de pasajeros son su boleto para saber cuándo llegaron sus antepasados ​​a los EE. UU. Y cómo hicieron el viaje, desde el nombre del barco hasta los puertos de llegada y salida.

Hay 640 registros militares disponibles para el apellido Samar. Para los veteranos entre sus antepasados ​​de Samar, las colecciones militares brindan información sobre dónde y cuándo sirvieron, e incluso descripciones físicas.

Hay 1,000 registros censales disponibles para el apellido Samar. Como una ventana a su vida cotidiana, los registros del censo de Samar pueden decirle dónde y cómo trabajaron sus antepasados, su nivel de educación, condición de veterano y más.

Hay 326 registros de inmigración disponibles para el apellido Samar. Las listas de pasajeros son su boleto para saber cuándo llegaron sus antepasados ​​a los EE. UU. Y cómo hicieron el viaje, desde el nombre del barco hasta los puertos de llegada y salida.

Hay 640 registros militares disponibles para el apellido Samar. Para los veteranos entre sus antepasados ​​de Samar, las colecciones militares brindan información sobre dónde y cuándo sirvieron, e incluso descripciones físicas.


La historia gay secreta del Islam.

En las culturas musulmanas, la homosexualidad alguna vez se consideró la cosa más normal del mundo, entonces, ¿qué cambió?

Descubra la verdadera historia LGBTI detrás del Islam

El Islam alguna vez consideró la homosexualidad como una de las cosas más normales del mundo.

El Imperio Otomano, la sede del poder en el mundo musulmán, no consideró el sexo gay o lésbico como un tabú durante siglos. En 1858, dictaminaron formalmente que el sexo gay no era un delito.

Pero cuando los cristianos vinieron del oeste para colonizar, infectaron al Islam con homofobia.

La verdad es que muchos musulmanes que viven hoy en día creen que el profeta Mahoma apoyó y protegió a las minorías sexuales y de género.

Pero regrese al principio y verá que hay mucha más homosexualidad en el Islam de lo que hubiera pensado antes.

1. Los antiguos musulmanes tomaron prestada la cultura de los antiguos griegos amantes de los niños.

Los imperios islámicos (otomano, safávida / qajar, mogoles) compartían una cultura común. Y compartía muchas similitudes con los antiguos griegos.

Las culturas persianas, todas ellas musulmanas, dominaron la India moderna y el mundo árabe. Y era muy común que los hombres mayores tuvieran relaciones sexuales con hombres más jóvenes y sin barba. Estos hombres más jóvenes se llamaban "amrad".

Una vez que estos hombres se dejaron crecer la barba (o "khatt"), se convirtió en el perseguidor de sus propios deseos masculinos más jóvenes.

Y en este tiempo, una vez que haya cumplido con sus responsabilidades reproductivas como hombre, podría hacer lo que quiera con hombres más jóvenes, prostitutas y otras mujeres.

La sociedad aceptó completamente esto, al menos en los círculos de élite. El historiador iraní Afsaneh Najmabadi escribe cómo los cronistas oficiales de Safavid describirían la vida sexual de varios Shah, la clase dominante, sin juzgarlos.

Hubo cierto juicio sobre "mukhannas". Se trataba de hombres (algunos investigadores los consideran personas transgénero o de tercer género) que se afeitaban la barba cuando eran adultos para demostrar que deseaban seguir siendo el objeto de deseo de los hombres. Pero incluso ellos tenían su lugar en la sociedad. A menudo se los usaba como sirvientes de profetas.

"No era exactamente cómo definiríamos la homosexualidad como lo haríamos hoy, se trataba del patriarcado", dijo a GSN Ludovic-Mohamed Zahed, un imán gay que vive en Marsella, Francia.

"Decía:" Soy un hombre, soy un patriarca, gano dinero para poder violar a cualquiera, incluidos niños, otros esclavos y mujeres ". No deberíamos idealizar la cultura antigua ".

2. El paraíso incluía a los varones vírgenes, no solo a las mujeres.

No hay ningún lugar en el Corán que diga que las "vírgenes" en el paraíso son solo mujeres.

Las "hur" o "huríes" son hembras. Tienen un homólogo masculino, el 'ghilman', que son jóvenes inmortales que esperan y sirven a la gente en el paraíso.

"Los jóvenes [varones] inmortales los rodearán, esperándolos", está escrito en el Corán. "Cuando los veas, pensarías que son perlas esparcidas".

Zahed dice que debes mirar la cultura musulmana antigua con los mismos ojos que la cultura griega antigua.

“Estos amrads no están teniendo sexo de una manera perfectamente consentida debido a las relaciones de poder y presiones, etc.

"Sin embargo, no es tan heteronormativo como podría parecer al principio. Hay mucha más diversidad sexual ".

3. Sodoma y Gomorra no es una excusa para la homofobia en el Islam.

Como la Biblia, el Corán cuenta la historia de cómo Alá castigó a los antiguos habitantes de la ciudad de Sodoma.

Dos ángeles llegan a Sodoma y se encuentran con Lot, quien insiste en pasar la noche en su casa. Luego, otros hombres aprenden sobre los extraños e insisten en violarlos.

Si bien muchos pueden usar esto como una excusa para odiar a los homosexuales, no lo es. Se trata de que Alá castiga la violación, la violencia y rechaza la hospitalidad.

Los historiadores a menudo se basan en representaciones literarias como evidencia de la historia. Y muchos de los poemas de la antigua cultura musulmana celebran el amor recíproco entre dos hombres. También hay informes fácticos que dicen que era ilegal forzar el camino hacia un joven.

El castigo por la violación de un joven era azotar los pies del perpetrador o cortarle una oreja, escribe Najmabadi. Está documentado que las autoridades llevan a cabo estos castigos en Qajar Irán.

4. El sexo lésbico utilizado como "cura".

Como corresponde a una sociedad patriarcal, sabemos muy poco sobre la vida sexual de las mujeres en la antigua cultura musulmana.

Pero "Sihaq", traducido literalmente como "frotar", se conoce como sexo lésbico.

El sexo entre dos mujeres fue despenalizado en el Imperio Otomano en el siglo XVI, probablemente porque se consideró que tenía muy poca importancia.

Los médicos creían que el lesbianismo se desarrollaba a partir de un picor caliente en la vulva de una mujer que solo podía aliviarse con el fluido sexual de otra mujer. Esto derivó de la medicina griega.

Mucho más tarde, el científico italiano del siglo XVI Prosper Alpini afirmó que el clima cálido causaba "un deseo sexual excesivo y comer en exceso" en las mujeres. Esto provocó un desequilibrio de humor que provocó enfermedades, como el "lesbianismo". Recomendó bañarse para "remediar" esto. Sin embargo, debido a que los hombres temían que las mujeres estuvieran teniendo relaciones sexuales con otras mujeres en baños privados, muchos maridos intentaron impedir que las mujeres asistieran.

5. "Matrimonio" lésbico y parejas legendarias.

En el folclore árabe, al-Zarqa al-Yamama ("la mujer de ojos azules de Yamama") se enamoró de la princesa cristiana Hind de los Lakhmids. Cuando al-Zarqa, que tenía la capacidad de ver eventos en el futuro, fue crucificado, se dijo que la princesa se cortó el cabello y lamentó hasta su muerte.

Muchos libros, especialmente en el siglo X, celebraban a las parejas de lesbianas. El amor sáfico aparece en el Libro de Salma y Suvad, el Libro de Sawab y Surur (de Justicia y Felicidad), el Libro de al-Dahma 'y Nisma (del Oscuro y el Don de Dios).

“En los palacios, hay evidencia de que cientos de mujeres establecieron algún tipo de contrato. Dos mujeres firmarían un contrato jurando protegerse y cuidarse mutuamente. Casi como una sociedad civil o un matrimonio ", dijo Zahed.

“Fuera de estos palacios, esto también era muy común. Había mucha poesía sáfica que mostraba el amor entre personas del mismo sexo ".

A medida que los europeos colonizaron estos países, las representaciones del amor lésbico cambiaron.

Samar Habib, que estudió textos árabe-islámicos, dice que la epopeya árabe Las mil y una noches lo demuestra. Afirma que algunas historias de este clásico muestran que las mujeres no musulmanas preferían a otras mujeres como parejas sexuales. Pero el "héroe" del cuento convierte a estas mujeres al Islam y a la heterosexualidad.

6. Mahoma protegió a las personas trans.

"Muhammad albergó y protegió a personas transgénero o de tercer género", dijo Zahed. “El líder del mundo árabe-musulmán dio la bienvenida a las personas trans y queer en su casa.

“Si observa las tradiciones que algunos usan para justificar los asesinatos de homosexuales, encontrará mucha más evidencia, evidencia clara, de que Mahoma fue muy inclusivo.

"Él estaba protegiendo a estas personas de aquellos que querían golpearlas y matarlas".

7. Cómo el patriarcado transformó el Islam.

Los europeos se abrieron paso en el mundo musulmán, ya sea a través del colonialismo, como en India o Egipto, o económica y socialmente, como en el Imperio Otomano.

Impulsaron sus prácticas y actitudes culturales hacia los musulmanes: floreció el fundamentalismo islámico moderno.

Si bien el Imperio Otomano se resistió a la cultura europea al principio, por lo que se permitió el sexo gay en 1858, pronto ganó la nacionalización. Dos años más tarde, en 1870, el Código Penal de la India declaró delito el sexo gay. Los indígenas LGBTI finalmente ganaron contra esta ley colonial en 2018.

Pero, ¿cómo es ser colonizado? ¿Y por qué la homofobia se volvió mucho más extrema?

"Con Occidente entrando y colonizando, piensan que [los musulmanes] son ​​vagos, pasivos y débiles", dijo Zahed.

“Como hombres árabes, tenemos que demostrar que somos más poderosos, viriles y varoniles. La historia moderna de Alemania es así, mostrando cómo la nacionalización alemana se elevó después [de la derrota en] la Primera Guerra Mundial.

“Es tribalismo, es el mismo problema. Se trata de matar a todos contra mi tribu. Voy a matar a los débiles. Voy a matar a cualquiera que no cumpla con este estereotipo nacionalista agresivo ".

Teniendo en cuenta que la sociedad predominantemente masculina ya existía, fue fácil para el patriarcado "moderno" terminar reprimiendo a las mujeres y criminalizando las vidas de las personas LGBTI.

"A principios del siglo XX, los árabes se avergonzaban de su historia antigua", añadió Zahed. “Intentaron depurarlo, censurarlo, para hacerlo más masculino. No tenía que haber nada sobre feminidad, homosexualidad ni nada. Así es como llegamos a cómo estamos hoy ".

8. ¿Qué pensaría Muhammad sobre los derechos LGBTI?

Mahoma protegió a las minorías sexuales y de género, apoyando a los marginados de la sociedad.

Y si los musulmanes van a seguir los pasos de la cultura islámica primitiva y la vida del profeta, no hay ninguna razón por la que el Islam deba oponerse a las personas LGBTI.

Para Zahed, un imán, esto es lo que él considera un verdadero musulmán.

"¿Qué debemos hacer si nos llamamos musulmanes ahora? Defender los derechos humanos, la diversidad y respetar la identidad. Si confiamos en la tradición, él estaba defendiendo proactivamente a las minorías sexuales y de género, y los derechos humanos ".


Historia de la provincia de Samar (Historia de Samar Occidental)

Se cree que los primeros asentamientos humanos en la provincia de Samar datan de hace más de 10.000 años, como lo demuestran las herramientas de piedra encontradas en las cuevas de Sohoton en el municipio de Basey.
Durante la primera parte del dominio español en el país, Samar estaba bajo la jurisdicción de Cebú. En 1735 se formó el distrito político-militar de Samar-Leyte. Doce años después, Samar y Leyte se dividieron en dos provincias distintas.

Cuando se estableció la Primera Legislatura de Filipinas en 1907, la provincia de Samar envió a Honorio Rosales y Luciano Sinko como sus representantes para representar el primer y segundo distrito respectivamente.

En 1965, la provincia insular de Samar se dividió en tres provincias separadas, a saber: Samar septentrional, oriental y occidental en virtud de la Ley de la República No. 4221. Ese mismo año, Fernando R. Veloso fue elegido como el primer representante de la independencia Samar occidental a la congess filipina. Cuatro años más tarde, Western Samar pasó a llamarse Samar en virtud de la Ley de la República No. 5650.


La & # 8220Massacre & # 8221 y las secuelas

El clarín de la Compañía C, Novena Infantería, hizo sonar la llamada para el desayuno. Los soldados estadounidenses, desarmados, se dirigieron al comedor. Afuera, el jefe de policía filipino, Valeriano Abanador, preparó a los prisioneros filipinos para una jornada de trabajo forzoso. De repente, Abanador agarró el rifle del soldado Adolph Gamlin y le disparó a quemarropa. Las campanas de la iglesia local sonaron, la señal a los hombres que estaban adentro armados con cuchillos bolo tradicionales filipinos para que comenzaran su ataque. Los prisioneros de Abanador, ahora armados también con bolos, cargaron desde la otra dirección.

Los bolomen mutilaron a decenas de soldados desarmados. El capitán Thomas Connell y los otros dos oficiales de la compañía murieron. Varios soldados finalmente lograron obtener armas y dispararon a muchos, pero no pudieron vencer a los atacantes filipinos. Al final, solo unos pocos soldados escaparon a Basey, donde estaba estacionada otra compañía. Regresaron y mataron a cientos de filipinos ese día. No terminó ahí. Durante el año siguiente, los soldados estadounidenses se vengaron terriblemente de todos los habitantes de Samar. Mataron y encarcelaron a masas, quemaron pueblos y convirtieron la isla en un páramo. Los eventos del 28 de septiembre de 1901 han pasado a los libros de historia de Estados Unidos como la "Masacre de Balangiga", pero muchos creen que la verdadera masacre fue la campaña de Samar que siguió.

LA "VERDADERA" HISTORIA DE BALANGIGA

Esos son los hechos básicos que rodean la "Masacre" de Balangiga. Casi todo lo demás todavía está en disputa. No hay una historia "verdadera" de lo que sucedió, pero la historia no se trata solo de eventos que ocurrieron en el pasado. La historia depende de sus autores y de cómo se recuerdan sus eventos & # 8211 y estos recuerdos pueden cambiar con el tiempo. Un evento como el ataque de Balangiga fue importante en Estados Unidos porque justificó la guerra en Filipinas. En casa, parecía un ataque espantoso contra una compañía de hombres estadounidenses buenos y sanos que intentaban ayudar a sus "hermanitos morenos", como solían llamar a los filipinos. Fue importante para los filipinos porque el ataque fue una exitosa demostración de resistencia a una potencia imperial no deseada. Además, la campaña de Samar y la destrucción que causó fueron una demostración viciosa de los abusos del poder colonial. Entonces, ¿quién fue el agresor? ¿Quién infligió más dolor? ¿Se lo merecían? No hay respuestas claras a estas preguntas, pero tiene mérito identificar qué partes de la historia están en disputa y qué significa eso para quienes mantienen viva la memoria de Balangiga.

GUERRA ESPAÑOLA AMERICANA Y GUERRA FILIPINA AMERICANA

En 1898, durante la presidencia de William McKinley, Estados Unidos fue a la guerra, engatusado por el estribillo resonante, "Recuerde el Maine, ¡a la guerra con España! " Los españoles supuestamente hundieron el Maine, un barco estadounidense, en Cuba, y esa isla caribeña proporcionaron la motivación principal para la guerra. Sin embargo, Estados Unidos duplicó el daño infligido a los españoles al atacar su colonia del Pacífico, las Islas Filipinas. Después de una "pequeña guerra espléndida", como la describió el secretario de Estado John Hay, Estados Unidos adquirió Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas.

Se enviaron tropas estadounidenses a Filipinas para asegurar su independencia de España, pero aprovecharon la oportunidad para imponer el gobierno estadounidense cuando las negociaciones de la posguerra convirtieron a Filipinas en una colonia estadounidense El país que alguna vez fue una pequeña república (aunque en constante expansión) subió al escenario mundial como potencia imperial en el Pacífico. Emilio Aguinaldo, el líder filipino de la rebelión contra España, había sido un aliado durante la guerra hispanoamericana, pero se convirtió en enemigo cuando estableció una república filipina independiente. El pueblo filipino luchó contra el dominio colonial estadounidense durante la Guerra Filipino-Estadounidense (1899-1902). Se desplegaron 126.468 soldados estadounidenses en Filipinas; 4.234 no sobrevivieron. Se estima que murieron entre 16.000 y 20.000 soldados filipinos, junto con 200.000 civiles. 1

Crisol del Imperio: la guerra hispanoamericana

"El ejército en Filipinas", Llamada de San Francisco, 19 de enero de 1902.

La guerra entre Filipinas y Estados Unidos comenzó en Manila en 1899. Los estadounidenses pudieron luchar con éxito en áreas desarrolladas. Pero pronto descubrieron que los españoles nunca habían logrado conquistar muchas de las islas del sur. Samar fue una de esas islas.

El general de brigada Robert P. Hughes declaró: “Samar nunca se ha organizado. Los españoles nunca habían sometido a Samar. Los españoles nunca se arriesgaron a entrar al interior de esa isla ”. 2

El general Vicente Lukban se proclamó gobernador de Samar bajo la República de Filipinas de Aguinaldo. Exigió total lealtad a sus seguidores y castigó severamente a quienes desobedecieron. Cuando los soldados estadounidenses llegaron a Samar, el control de Lukban estaba bien establecido. Los soldados se establecieron en las ciudades costeras de la isla, por lo que Lukban se retiró al interior de la jungla con sus seguidores, sabiendo que sería casi imposible que las tropas estadounidenses lo alcanzaran allí. Tenía una red de espionaje bien establecida y constantemente recibía información sobre sucesos en la isla. Aunque Lukban era un líder duro y cruel, estaba ferozmente comprometido con la independencia de Filipinas.

LLEGADA DE LA NOVENA INFANTERÍA

La Compañía C llegó a Balangiga, en la costa de Samar, el 11 de agosto de 1901. 3 Se discute la razón de su presencia. Una historia es que el alcalde de Balangiga, presidente Pedro Abayan, solicitó tropas estadounidenses para proteger su ciudad de los peligrosos piratas Moro. Ellos obedecieron, sin saber que "tales redadas se habían vuelto prácticamente inexistentes durante el último medio siglo". 4 El general Lukban, Abayan y otros funcionarios atrajeron a las tropas estadounidenses allí con falsos pretextos para ejecutar un ataque bien planeado contra su compañía. Sin embargo, otras fuentes informan que las tropas estadounidenses estaban estacionadas allí para cerrar el puerto de Balangiga e interrumpir las líneas de suministro a las fuerzas revolucionarias filipinas. Esto está respaldado por una carta del primer teniente Edward Bumpus de la Compañía C, quien escribió que la Compañía C estaba "en Balangiga para evitar el uso del puerto para contrabandear suministros a las guerrillas filipinas". 5 En esta historia, no había ningún ataque planeado cuando los soldados llegaron a Balangiga.

Más tarde, el general Hughes testificó ante el Comité del Senado por Filipinas que eligió al capitán Thomas Connell para ir a Samar. Connell era un católico devoto y un joven recién graduado de West Point, y creía sinceramente en la asimilación benévola en Filipinas. 6 Como muchos estadounidenses, creía que los filipinos necesitaban su ayuda para civilizarse. Esta idea, también conocida como "la carga del hombre blanco", fue una frecuente justificación del colonialismo. A diferencia de muchos soldados, Connell era amigable con los filipinos, esperando ganarse su confianza para que pudieran aceptar e incluso abrazar el colonialismo estadounidense. Hughes luego lamentó su decisión de enviar a alguien tan amigable con los filipinos a Samar: “Desde entonces se ha desarrollado, que yo no sabía, que este oficial había mostrado una confianza bastante inusual en los nativos de Luzón. Por supuesto que no sabía nada de eso en ese momento ". 7

“Plano de Edificios y Terrenos Ocupados por la Compañía C, Novena Infantería en Balangiga, Samar” en Capitán Fred R. Brown, Historia de la Novena Infantería de EE. UU. 1799-1909, (Chicago: R.R. Donnelley & amp Sons Co., 1909) 581.

Connell se llenó de optimismo cuando llegó a Balangiga. Pero, inmediatamente se preocupó por la limpieza de la ciudad. Pudo haber estado motivado por el deseo de una forma de vida más civilizada, pero otros relatos sugieren que estaba bajo órdenes estrictas de un inspector general muy enojado. 8 Connell pidió al presidente Abayan que convenciera a la gente de que limpiara sus casas. Esto no tuvo éxito.

Connell luego se dedicó a moralizar a Balangiga. Lo que más le preocupaba era el amor de los hombres por las peleas de gallos y el atuendo de las mujeres jóvenes (o la falta de él). Los soldados estadounidenses de su compañía disfrutaron de ambos, para su decepción. Connell se acercó al sacerdote local en busca de ayuda, pero fue reprendido. El sacerdote adoptó un enfoque más práctico que piadoso. Le dijo a Connell que las peleas de gallos estaban bien establecidas en su cultura y que probablemente no desaparecerían pronto. En cuanto a las mujeres, nunca podían permitirse las enaguas que quería Connell y, de todos modos, era poco realista en un clima tan caluroso. 9 Esta reacción preocupó a Connell, que estaba preocupado porque sus hombres asistían a peleas de gallos y confraternizaban con mujeres locales, pero no tomó ninguna medida.

Las formas en que los soldados estadounidenses interactuaron con las mujeres locales han sido cuestionadas. Algunos relatos afirman que las niñas fueron utilizadas como señuelos para los insurgentes. Atraerían a un soldado a la jungla y luego lo matarían. Un historiador escribió: "Los hombres aprendieron de este error y el siguiente señuelo fue arrastrado debajo de una cabaña y violado repetidamente". 10 En otros relatos, los soldados simplemente se aprovecharon de las mujeres de forma relativamente regular. Al parecer, Connell no tenía conocimiento de esto hasta que tres niñas se le acercaron alegando que sus hombres las violaron. Se enfureció y publicó las siguientes órdenes:

“Interpretaré cualquier acto de tocar físicamente el cuerpo o la extremidad de una mujer nativa por parte de un miembro de este comando como violación y recomendaré que el soldado sea sometido a un consejo de guerra y fusilado. Piense en cómo esta desgracia entristecería a sus madres y seres queridos en casa ". 11

También prohibió las peleas de gallos y el consumo de alcohol filipino. 12

Connell quería buenas relaciones entre estadounidenses y filipinos, pero estaba en minoría entre sus compañeros soldados. Los irritaba sin cesar, pero Connell prohibió el uso de palabras como "nigger" o "gugu" para describir a los filipinos. En un intento de solidificar aún más la confianza, Connell ordenó a sus hombres que no llevaran sus armas cuando no estuvieran de guardia. Los soldados comenzaron a referirse a Connell como un "amante de los negros" por su ingenua confianza en los filipinos.

El 18 de agosto de 1901, el capitán H.L. Jackson de la Primera Infantería de los Estados Unidos descubrió inesperadamente el escondite del general Lukban. Encontraron la siguiente carta entre sus pertenencias:

Como representante de este pueblo de Balangiga tengo el honor de informarles, después de haber consultado con los principales del pueblo sobre la política a seguir con el enemigo en caso de que entren, hemos acordado tener una política ficticia con ellos, haciendo lo que quieran, y cuando llegue la ocasión, la gente se levantará estratégicamente contra ellos.

Esto se lo comunico para su superior conocimiento, rogándole que dé a conocer a todo el ejército su favorable aprobación del mismo, si lo cree conveniente.

Que Dios te guarde muchos años,
Balangiga, 30 de mayo de 1901

P. ABAYAN, Presidente local

Debido a la lenta e ineficiente transferencia de información entre las tropas estadounidenses en Filipinas, esta carta y la información que contenía nunca llegaron a la Compañía C en Balangiga. Connell continuó siendo amigable con Presidente Abayan y Abanador.

Pero, según algunas fuentes, hubo un ímpetu directo para el ataque, y no fue el general Lukban. Lukban, a través de su extensa red de espías, estaba definitivamente al tanto de lo que estaba sucediendo en Balangiga. Y la carta de Abayan parece probar que tuvieron contacto. Sin embargo, la investigación del profesor Borrinaga mostró una historia diferente. Mientras limpiaban Balangiga, aparentemente la gente se vio obligada a cortar algo de "vegetación con valor alimenticio", lo que violaba las estrictas órdenes de Lukban con respecto a la "seguridad alimentaria". El 18 de septiembre, Lukban envió guerrilleros a Balangiga para castigar a los filipinos que violaron sus órdenes. Este ataque nunca ocurrió, pero Lukban definitivamente ya no estaba del lado de la gente de Balangiga.

Empresa C con Valeriano Abanador

Los hechos se pusieron en marcha el 22 de septiembre de 1901 cuando dos soldados estadounidenses ebrios intentaron abusar de una niña filipina. Sus hermanos salieron en su defensa y mutilaron a los dos asaltantes. Algunos creen que esto motivó la orden del capitán Connell de detener a todos los residentes varones de Balangiga. Sin embargo, oficialmente, Connell los arrestó con el fin de asegurar el trabajo forzoso para acelerar la limpieza de la ciudad. El testimonio de Edwin Bookmiller ante el Comité del Senado de Filipinas declaró: "El capitán Connell había recogido a 78 nativos de la ciudad y tenía a la mayoría de ellos prisioneros para el trabajo policial". 13 A casi 150 hombres se les negó la comida mientras permanecían encerrados durante la noche en tiendas de campaña abarrotadas. Sus casas fueron saqueadas y los soldados estadounidenses confiscaron todos los bolos, que tenían capital cultural para los hombres filipinos que vivían en áreas rurales. Los soldados estadounidenses incluso confiscaron y destruyeron el arroz almacenado, "el símbolo fundamental de su dignidad". 14 Connell pronto trajo más prisioneros de toda la isla, con la ayuda de Abanador y Presidente Abayan. Lo que Connell no sabía era que estos “trabajadores” proporcionados por Abayan eran los mejores bolomen de la isla de Samar. 15

Quién planeó el ataque y por qué lo planeó es importante para la historia de Balangiga. En la versión que se ha propuesto en la historia de Estados Unidos, todo el ataque fue planeado por Lukban, quien planeaba matar a los soldados desde el momento en que el presidente Abayan solicitó su presencia en Balangiga.En otro relato, el ataque no fue el resultado de largas intrigas sádicas, sino más bien una respuesta a la crueldad que los filipinos experimentaron a manos de los soldados estadounidenses. La gente había sido avergonzada, deshonrada, encarcelada y maltratada por los soldados estadounidenses y planeaban hacer algo al respecto.

El 27 de septiembre de 1901, las mujeres filipinas llevaron pequeños ataúdes a la iglesia local, alegando que una epidemia de cólera había matado a muchos de los niños locales. El centinela de guardia sospechaba, pero de hecho encontró a un niño dentro del ataúd que inspeccionó. Si hubiera mirado más de cerca, podría haber visto que el niño de hecho se estaba haciendo el muerto, y debajo de él, el ataúd estaba lleno de cuchillos bolo. Debido a las reglas de Connell sobre tocar a las mujeres filipinas, el centinela tampoco tenía la libertad de registrarlas. Si lo hubiera hecho, habría descubierto que en realidad eran hombres y, debajo de sus vestidos, llevaban más cuchillos bolo.

RECUERDOS DEL ATAQUE

Esa mañana, los filipinos atacaron, dejando a la Compañía C casi completamente aniquilada.

"Sobrevivientes de la Compañía C" del Capitán Fred R. Brown, Historia de la Novena Infantería de EE. UU. 1799-1909, (Chicago: R.R. Donnelley & amp Sons Co., 1909), 579.

El grupo de supervivientes "estaba formado por 25 hombres, 22 de los cuales resultaron heridos, y dos cadáveres de hombres que habían muerto en el camino". Llegaron a Basey a las 4 a.m. de la mañana siguiente, donde el capitán Edwin Bookmiller estaba destinado con la Compañía G. Bookmiller era todo lo contrario de Connell: "despreciaba a los filipinos y no confiaba en ninguno de ellos". 16 A las 9 a.m., Bookmiller y cincuenta y cinco voluntarios de la Compañía G partieron hacia Balangiga con ocho sobrevivientes de la Compañía C.

Cuando llegaron, Bookmiller ordenó a los hombres que reunieran a todos los filipinos de la zona. Los supervivientes de la Compañía C los mataron a tiros mientras el resto prendió fuego a Balangiga. Mientras la ciudad ardía, Bookmiller declaró: "Han sembrado el viento y cosecharán el torbellino". 17 Aunque murieron hasta cincuenta estadounidenses, cientos de filipinos también murieron ese día y miles más murieron durante el año siguiente.

REACCIONES A BALANGIGA

"Asesinado con Bolos", Diario de Minneapolis, 30 de septiembre de 1901.

"Asesinado por rebeldes" Washington Times, 30 de septiembre de 1901 "Batalla con los filipinos", Saint Paul Globe, 30 de septiembre de 1901 "Terrible derrota a manos de los filipinos" Salt Lake Herald, 30 de septiembre de 1901.

El pueblo estadounidense se horrorizó cuando se enteró de que unos salvajes atacantes filipinos habían asesinado a casi toda una compañía de hombres. los Mundo de la tarde afirmó: "La matanza es la derrota más abrumadora que las armas estadounidenses han encontrado en Oriente". Pintaron un cuadro espantoso: "tan repentino e inesperado fue el ataque y tan bien acorralados estaban por los bárbaros que el lugar se convirtió en un matadero para el pequeño grupo de estadounidenses". Reavivó el apoyo a la guerra en Filipinas. La idea de que los filipinos mataran a tiros a una compañía inofensiva de hombres durante el desayuno reforzó la idea en la conciencia estadounidense de que los filipinos eran personas brutales y salvajes. Reforzó la idea de que los filipinos necesitaban el colonialismo estadounidense para civilizarse.

El ataque envió ondas de choque a través del Ejército de los EE. UU. Todos parecían tener una explicación. Muchos culparon a Connell. El general Hughes dijo: "No hay duda de que el desastre fue el resultado de un exceso de confianza en el presidente y el jefe de policía". 18 Un oficial fue más directo: "Todo el tiempo he pensado que no apreciamos el hecho de que estamos tratando con una clase de personas cuyo carácter es engañoso, que son absolutamente hostiles a la raza blanca". 19

Adna R. Chaffee, comandante de las fuerzas estadounidenses en Filipinas, dijo lo siguiente sobre el ataque en el Informe anual del Departamento de Guerra:

“Nacido, criado y educado en un país donde prevalecen las condiciones pacíficas y donde se puede confiar en todos los vecinos, donde la seguridad para la vida y la propiedad está asegurada por procesos pacíficos y por medios civiles, temo a nuestros soldados, trasplantados a una extraña esfera de acción, no se dan cuenta ni aprecian plenamente la diferencia en su entorno y naturalmente caen en el error de la confianza complaciente en una aparente simpatía por parte de la población nativa ”. 20

Lukban (tanto si había planeado el ataque como si no) estaba satisfecho con una demostración tan exitosa de resistencia filipina. Envió un telegrama que decía: "Eventos providenciales como estos demuestran claramente la justicia de un Dios". 21 Continuó: “Deseamos que intentes lo mismo contra el enemigo, y con ellos demostrar a la vista de las naciones nuestra dignidad, y con ellos legar a nuestros sucesores la fama y la honradez, esos sucesores a quienes hemos hecho felices con su independencia. . " 22 Lea el telegrama completo aquí

EL "DESIERTO AULLANTE"

La masacre de Balangiga dio a los oficiales la justificación para seguir métodos más duros. 23 El general Jacob H. Smith encabezó la carga en Samar. Dio las siguientes instrucciones: “No quiero prisioneros. Deseo que mates y quemes, cuanto más mates y quemes, mejor me complacerás. Quiero que se maten todas las personas que sean capaces de portar armas en las hostilidades reales contra Estados Unidos ". El mayor Littleton Waller pidió saber el límite de edad y Smith respondió: "Diez años". Estas órdenes fueron inmortalizadas en una caricatura en el New York Journal cuya leyenda decía: "Mata a todos los mayores de diez: criminales porque nacieron diez años antes de que tomáramos Filipinas". Smith pidió a sus hombres que convirtieran a Samar en un "desierto aullante", y ellos obedecieron.

Durante el año siguiente, el ejército de los EE. UU. Practicó una política de tierra quemada en Samar. Caminaron penosamente a través de selvas peligrosas, quemando ciudades, tomando comida y matando a la gente o llevándola a aldeas costeras para su internamiento. 24 Miles de filipinos, en su mayoría no combatientes, murieron durante la campaña de Samar. Se convirtió en la campaña más espantosa de toda la guerra entre Filipinas y Estados Unidos.

Para la gente que vivía allí, no fueron los hechos del 28 de septiembre de 1901, sino lo que vino después de eso fue la verdadera “masacre” de Balangiga. Antes de salir de la isla, las tropas estadounidenses volvieron a visitar Balangiga, donde comenzó todo. Tomaron las campanas de la iglesia que señalaron el ataque ese día y las enviaron de regreso a los Estados Unidos como trofeos de guerra, donde aún residen hasta el día de hoy.

LAS CAMPANAS DE BALANGIGA

Aunque este incidente ha sido olvidado en gran parte por la mayoría de los estadounidenses (junto con el colonialismo estadounidense en Filipinas), las cicatrices permanecen hasta el día de hoy. Los estudiosos aún disputan los eventos que rodearon el ataque. 25 Algunos, como Stuart Creighton Miller en Asimilación benévola Pinte un cuadro en el que el general Lukban y la gente de Balangiga atrajeron a una compañía estadounidense a Samar y los masacraron a sangre fría. Por otro lado, Kimberly Alidio caracteriza los hechos de manera diferente: “El ataque de los pobladores y la guerrilla armada encabezada por el general Vicente Lukban fue una respuesta a semanas de trabajos forzados, encarcelamientos masivos y la incautación de víveres bajo la ocupación militar”. Afirma que la verdadera brutalidad fue después, cuando "las fuerzas estadounidenses emprendieron una campaña genocida, que produjo miles de muertes de civiles en la isla y la destrucción de Balangiga". 26 Incluso se discute la cuestión de cómo llamar al incidente. Sharon Delmendo afirma que "es la interpretación del incidente como una 'masacre' lo que engendra parte del resentimiento de los estadounidenses anti-compromiso por el incidente incluso hoy, alimentando así su oposición a devolver las campanas". El hecho de que cinco veces más filipinos que estadounidenses murieran ese mismo día, para Delmendo, “provoca cierta meditación sobre el uso del término masacre.” 27


UNA HISTORIA DE GUIUAN, SAMAR ORIENTAL, 1595-1768

Ensayo histórico sobre los inicios de la evangelización de Guinea
de Lope Coles Robredillo, SThD

(Aunque por varias razones no tiene aparato técnico, este trabajo es el resultado de una investigación preliminar realizada por el autor en las siguientes instituciones: Biblioteca de la Universidad de Santo Tomas, Biblioteca Nacional de Filipinas, Centro de Estudios Cebuano en la Universidad de San Carlos, López Memorial Museum, Divine Word University Museum and Library y Philippine National Archives. Agradece al Dr. Bruce Cruickshank, profesor de historia, y al difunto Dr. Pablo Fernandez, OP, profesor de historia de la Iglesia, por los materiales que le entregaron).

AUNQUE LOS AGUSTINOS fueron los primeros misioneros españoles en pisar el bungto de Guiuan (en 1585), no fue hasta 1595 que se introdujo aquí un proceso sistemático de evangelización. Cabe recordar que el 27 de abril de 1594, el Consejo de Indias de España ordenó al gobernador general y al obispo de Filipinas que asignaran áreas particulares del archipiélago a las distintas órdenes religiosas. Las islas de Samar y Leyte fueron asignadas a los jesuitas.

Por instrucción del padre Antonio Sedeño, viceprovincial de la orden jesuita en el archipiélago, el padre Pedro Chirino, junto con un pequeño grupo de misioneros, zarpó y desembarcó en Carigara, Leyte el 16 de julio de 1595 y estableció allí una misión. Después de fundar otra misión en Dulag (en la parte oriental de Leyte, que fue transferida a Dagami en la década de 1630 y finalmente a Palo) más tarde en el año, los jesuitas de Dulag llegaron a Guiuan en 1595 para

evangelizar a los habitantes de forma sistemática. Guiuan fue, por lo tanto, el primer municipio (pueblo) en el este de Samar (antes conocido como Ibabao o Cibabao) en ser cristinizado por misioneros españoles.

¿Qué pasa con el resto de la isla de Samar? Los bungtos de los litorales occidentales fueron traídos a la fe por los misioneros jesuitas que habían establecido una misión el 15 de octubre de 1596 en Tinago (ahora parte de Tarangnan, Samar) con el padre Francisco Otazo a la cabeza. Pero antes de 1598, se abrió otra misión en Catubig, y más tarde se trasladó a Palapag, desde donde se servían los bungtos prehispánicos de Samar Oriental. Estos fueron los bungtos de Bacod (ahora parte del lecho del río Dolores), Tubig (Taft), Libas (luego trasladado a San Julián) y Boronga (n).

Sin embargo, la misión jesuita en Guiuan no duró hasta el final de los españoles.

régimen. Cuando la orden de los jesuitas fue suprimida en 1768, Guiuan fue entregada a los agustinos que luego la cedieron a los franciscanos en 1795. De la parroquia franciscana de Guiuan se separaron las siguientes parroquias: Balangiga (1854), Salcedo (1862), Mercedes (1894). / 1964), Quinapondan (1894), Giporlos (1955), Sulangan, Guiuan (1957), Matarinao-Burak, Salcedo (1959), Lawaan (1961), Casuguran, Homonhon Is., Guiuan (1979), Buenavista, Manicani Is. ., Guiuan (1999) y Sapao, Guiuan (1999).

El objetivo principal de este breve ensayo es demostrar cómo los jesuitas ministraron a Guiuan y cómo respondieron los guiuanon a los esfuerzos misioneros anteriores.

Los orígenes de Guiuan y su estructura social. Para apreciar el trabajo misionero jesuita, es importante echar un vistazo al Guiuan prehispánico. Históricamente, Guiuan —o Guiguan, como se conocía anteriormente al bungto— se llamaba Butag, (“Guiguan que llamaban en su antiguedad Butag”) sin duda porque el lugar ahora designado Butac fue su asentamiento más antiguo. El nombre Guiguan, según un manuscrito de 1668, fue derivado por los nativos del término gigwanum, un término de Binisaya para agua salada: "Esta este pueblo de Guiguan que, segun la significacion es lo mismo que fuente o pozo de agua salada". (La tradición popular actual que remonta el nombre a la palabra guibang de Binisaya no se encuentra en ningún documento español y, al parecer, no puede soportar un escrutinio histórico; por lo tanto, debe tratarse como nada más que una leyenda etiológica).

Evidentemente, el lugar carecía de agua dulce, que se podía obtener en la isla de Manicani. Antes de la llegada de los misioneros españoles, Guiuan ya era un bungto, un término que no corresponde exactamente a la palabra pueblo, porque no era más que un grupo relativamente grande de casas. Más bien, esto significa que tenía una serie de haops, grupos encabezados por datus. En sus inmediaciones se podían encontrar numerosos caseríos dispersos, conocidos como mga gamoro en Binisaya, que los españoles identificaron como rancherías. Los datus (a quienes más tarde los españoles llamaron principales) gobernaban al pueblo, regulaban la vida tribal y sostenían las costumbres. A cambio de sus responsabilidades y servicios, recibieron trabajo y tributo de la gente. Gracias en gran medida a la geografía, los habitantes estaban políticamente descentralizados y la sociedad guiuana estaba fragmentada.

Economía, costumbres sociales y religión. Tenían tierras comunales, pero no se cultivaba arroz, ni siquiera a una distancia de dos leguas alrededor del bungto. Su comida más común era el taro (Colocassia), pero el palawan (una especie de tubérculo) abundaba y se hacía

una comida satisfactoria cuando se toma junto con pescado o mariscos. Aunque nunca cultivaron arroz, nunca sufrieron por la falta de este, porque se dedicaron al comercio de trueque. De los cocos, que abundaban en Solohan (o Suluan) y Homonhon, intercambiaban el aceite que producían en cantidades relativamente grandes, y de esta manera acumulaban arroz.

Los guiuanonons prehispánicos también fueron marineros notables. Llegaron hasta Cebu, Oton y Manila en sus caracoas (cruceros de doble extremo), cargados de petróleo. Los hombres se pusieron bahags (tanga), que eran más grandes que los que se usaban en el valle de Cagayán, mientras que las mujeres se pusieron lambong (falda de tubo), que los españoles llamaban sayo (bata). Su casa típica, que se elevaba a un metro y medio del suelo, no tenía puertas, menos aún retretes, tabiques o mesas. Cuando comían, simplemente se sentaban en cuclillas. Y como otros asentamientos marítimos en la costa este de Samar, tenían un alfabeto, aunque su literatura era indudablemente oral. En cuanto a la religión, eran animistas, creyendo que las fuerzas de la naturaleza estaban o estaban controladas por espíritus que se volvían benéficos o inofensivos mediante la realización de ritos mágicos. Su diwata más conocido y más grande (palabra malayo-sanksrit para dios) era Macatapang, hijo de Malaon, que vivía en la isla de Homonhon. (La tradición reciente identifica este diwata de Homonhon como Samrayan, pero esta tradición adolece de falta de apoyo documental). Le ofrecieron muchos pag-anitos para conseguir favores.

Los primeros misioneros jesuitas

El Complejo Cabecera-Visita. Tal era el Guiuan que los misioneros jesuitas —de Dulag, Letyte, la cabecera o residencia (centro misional central) - vieron cuando comenzaron la obra de evangelización en Samar Oriental. Esto no quiere decir, por supuesto, que los jesuitas y, antes que ellos, los agustinos, fueran los únicos españoles que encontraron los guiuanonones. Incluso antes de la llegada de los jesuitas a Guinea, la isla de Samar ya estaba repartida entre encomenderos, titulares de encomienda o áreas de recaudación de tributos, quienes en teoría eran responsables de la administracion de justicia (defensa y protección) y la doctrina (instrucción doctrinal). de los nativos, y que cobraban tributos (impuestos por cabeza de adultos) de los aldeanos de Samar.

Es cierto, por supuesto, que Miguel Loarca, en su Relacion de las Yslas Filipinas,

declaró explícitamente que, a partir de 1582, ningún español había ido nunca a Guiuan. Pero ya en 1549, Francisco de Molina ya estaba recaudando tributos de los colonos de Samar Oriental. Por lo tanto, no es imposible que, aparte del encuentro de Homonhonanon y Suluanon con Magallanes y sus hombres en 1521, la gente no hubiera podido ver antes a los representantes del gobierno español. Sin embargo, fueron los misioneros jesuitas de la Residencia de Dulac quienes realmente llevaron la fe y mediaron la hispanización a los habitantes.

Los jesuitas que estaban apostados en Samar y Leyte trabajaban bajo lo que se conocía como complejo cabecera-visita. Bajo este arreglo, los misioneros se constituyeron en “grupos de trabajo” compuestos por tres o más miembros con base en la residencia o cabecera, desde donde se dispersaron en equipos a los pequeños pueblos del área que cubrieron para predicar, administrar los sacramentos y dar asistencia medica. Tan pronto como un “grupo de trabajo” regresó a la residencia, otro grupo partió, y así sucesivamente durante todo el año.

Los primeros jesuitas al servicio de Guiuan. Así llegaron los jesuitas a Guiuan, y no cabe duda de que los primeros en evangelizar sistemáticamente el bungto fueron el padre Alonso de Humanes y el padre Juan del Campo. No tengo registros de los misioneros que de vez en cuando venían a Guiuan desde Dulag y, más tarde, Dagami. Pero como aparecía en Nominal relacion de todos padres que han servido la parroquia de Guivan desde su fundacion, los primeros veinte fueron: Padre Antonio Belancio, Pabercoco, Mendoza, Miguel Solano, Alonso, Ignacio Campeon, Bernardo, Baltasar, Abarca, Juan Torres , Francisco Angel, Cosme Pelarez (Pilares), P. Ballejo, Esteban Jayme, Francisco Deza, Lorenzo de la Horta, Bartolome Visco (Besco), Juan Calle, Javier y Cristóbal Millares.

Según la relación, el primero en decir misa en Guiuan fue el padre Antonio Belancio de la orden dominicana (“el primero que dijo misa en este pueblo en casa de un tal Tandodo de Bucas fue el P. Antonio Belancio de orden de Sto. Domingo ”). Al menos dos puntos no están claros aquí. Primero, es discutible si Belancio (sic) era dominico, ya que los frailes de Santo Domingo estaban concentrados casi exclusivamente en Luzón. Por otro lado, es posible que no se le identifique con Giovanni Domenico Belanci, un italiano que ingresó a la orden de los jesuitas el 27 de septiembre de 1589, llegó a Filipinas el 1 de mayo de 1602 y quedó cautivo del Sulus de Jolo en 1633.
En segundo lugar, aunque encabezó la lista de jesuitas en la relación, esto difícilmente puede interpretarse como que fue el primer párroco. Escribiendo en 1668, el padre Alcina dijo que el primer ministro de Guiuan fue el padre Julio de Torres. Este nombre, sin embargo, no se encuentra en el catálogo, a menos que esté asociado con el padre Juan de Torres (número 10 en la lista) que llegó a las Filipinas en 1596, sirvió a Samar durante varios años y murió en Manila el 1 de enero. 14 de 1625. Pero la designación de primer ministro no implica en modo alguno que haya sido el primer párroco, ya que sólo puede significar que fue el primero en ser asignado en Guiuan, bajo el arreglo de cabecera-visita. Hay escasez de pruebas que indiquen que Guiuan era una parroquia antes de 1697.

Hispanización y Programa de Reducción

El fundamento del programa de reducción. Cabe destacar que el carácter fragmentario de la sociedad guiuana prehispánica estaba en curso de colisión con la cosmovisión española. Como señaló John Phelan, en su libro La Hispanización de Filipinas, “la descentralización de la sociedad filipina chocó con una tradición profundamente arraigada en la cultura española.Como herederos del urbanismo grecorromano, los españoles identificaron instintivamente la civilización con la ciudad, cuyos orígenes se remontan a la polis de la antigua Grecia. Para los españoles, el hombre no era solo un animal racional dotado de la capacidad de recibir la gracia. También era un animal social que vivía en comunión con sus semejantes. Solo a través de su contacto diario con otros hombres podría esperar alcanzar una medida de su potencial. Los cronistas españoles repetían sin cesar que los filipinos vivían sin gobierno, sin policia, y para ellos ese término era sinónimo de barbarie ”.

Además, los misioneros españoles, que pertenecían al catolicismo de la Contrarreforma y el Barroco, vinieron con la misión de persuadir a los guiuanonones de que aceptaran el catolicismo como toda la verdad. Como hombres de su tiempo, veían la religión nativa Samareño como un simple error y, lo peor, una obra del diablo a la que no se podía permitir prosperar. Es en el contexto de esta cosmovisión y marco teológico donde deben entenderse los esfuerzos misioneros de los jesuitas que llevaron el evangelio a Guyana.

La consolidación de Guiuan. En vista de esto, los jesuitas obtuvieron logros notables en Guiuan. Entre otros, trabajaron por la consolidación del bungto al embarcarse en un programa llamado reducción, que sirvió de base para la integración cultural. Esto se refiere a un proceso organizado de reasentamiento de los nativos de sus diminutos caseríos infinitamente dispersos en una gran aldea, donde la introducción y el crecimiento en la fe podrían volverse más viables y las relaciones sociales podrían volverse más factibles. Los jesuitas asumieron que, a menos que las aldeas prehispánicas se congregaran en grandes aldeas, sería difícil adoctrinarlas en la fe, reorganizar su sociedad tribal y explotar los recursos materiales de la tierra. Así se concentraban los bungtos de Guiuan como los de Basey y Balangiga.

Antes de la reducción, había tantas aldeas diminutas que salpicaban la parte sur de Samar. Pero como la estructura social no era propicia para la introducción de la fe, los misioneros los unieron a estos tres bungtos: “todos estos se redujeron a los tres dichos de Basay, Balangiggan y Guiguan”. Como resultado del programa de reducción, el pueblo de Guiuan fue diseñado de tal manera que la iglesia, el convento y la plaza de la iglesia formaron un núcleo alrededor del cual se ubicaron las residencias de los principales y otros guiuanonons. Porque era ideal tener a la gente al alcance del oído del campanario (de bajo campana). También se proporcionaron calles de la ciudad, que eran desconocidas en el guiuano prehispánico. A partir de 1612, había seis ciudades consolidadas en el este de Samar:

Población consolidada de tributos de Bungtos (aprox.)

Guiguan (Guivan, más tarde Guiuan) 180540
Bacor (Bacod, ahora parte del río Dolores) 150450
Unasan (Jubasan hasta 1630, luego se convirtió en 200 600
parte de Paric, que se convirtió en Dolores)
Tubig (Taft) 120 360
Boronga (Borongan, anteriormente en Sabang) 200 600
Libas (en 1886 transferido a Nonoc (ahora, 230 690
rebautizado San Julián)

(Estas cifras, tomadas de Gregorio López, et al., Status Missionis en Filipinas, representan a quienes tuvieron acceso a la Iglesia y se incorporaron al dominio español. El resto de la población, que huyó del pueblo: los huyen de pueblo - asentado en otros lugares, especialmente cerca de campos y montañas.)

Patrones de Asentamiento Samareño y Respuesta de Guiuan al Programa de Reducción

La respuesta distintiva de Guiuananon. Es importante destacar que la acogida por parte de los guiuanonones del programa de reducción los distingue del resto de los bisayanos de Samar. En general, los primeros habitantes de Samar se enfrentaron al programa sin entusiasmo y era evidente que los jesuitas se sentían frustrados. La tibia recepción no se debió tanto al hecho de que los nativos apenas se preocupaban por la civilización, sino a que su aferramiento a sus campos para renunciar a ellos era simplemente contrario a sus patrones de asentamiento. "Ellos estan en los montes y rios a su voluntad, done hacen sus sementeras de que viven y su sustenan." El comentario del arzobispo Miguel García de Serranos refleja a la perfección el sentimiento generalizado de los samareños prehispánicos: “consideraban tal aflicción dejar sus casitas donde nacieron y se han criado, sus campos y demás comodidades de la vida que [ es decir, la reducción] sólo podría lograrse con dificultad y de ello resultaría poco fruto ".

No se sabe hasta qué punto la mayoría de los samareños aún dispersos se resistieron al programa de reubicación. Que no pocos preferían vivir lejos de los bungtos consolidados era demasiado obvio. Como el padre Alcina se quejó de los Samareños a Roma en su Status Missionis de los Pintados, "to es huir de la doctrina y del ministerio y querer a sus anchuras, asi de la fe, como el Rey". Por eso, muchos pueblos de Samar solo eran de nombre excepto los domingos, ya que, después de la misa, los habitantes volvían a sus campos. Pero salvo por la minoría, los Guiuananon eran diferentes. Después de la reducción, los principales de Guiuan continuaron viviendo permanentemente en el bungto sin ausentarse, aparte de sus períodos comerciales y solo unos pocos regresaron a sus granjas. Obviamente, nunca se preocuparon por los campos de arroz. Debido a su presencia continua en el bungto, la gente se benefició enormemente del trabajo y la atención de los jesuitas. Mientras tanto, hubo un aumento de población de 450 en 1612 a 900 en 1660.

El trabajo de los jesuitas en la misión de Guinea

Las actividades misioneras y el contenido de la catequesis. Con los Guiuananons concentrados en el bungto, naturalmente se volvió menos agotador para los jesuitas que venían de Dulag (Leyte) llevarles la fe católica. Pero como ya se señaló, los misioneros llegaron a Guiuan en misión a intervalos más o menos regulares durante el año. Cuando llegaron, pasaron varios días en el bungto, instruyendo a la gente sobre la doctrina y la vida cristianas, administrando los sacramentos y construyendo iglesias por lo general improvisadas en las aldeas. La doctrina o instrucción religiosa consistía casi en su totalidad en la memorización del Pater Noster, el Ave María, el Credo, la Salve Regina, y una catequesis sobre los catorce artículos de fe, los siete sacramentos, los siete pecados capitales, las catorce obras de misericordia, los diez mandamientos, los cinco mandamientos de la Iglesia y el acto de contrición general.

El proceso de evangelización. El padre Francisco Colin, en su Labor evangelica minsterios apostolicos de los obreros de la compañia de Jesús, describe el proceso —que podría considerarse típico— de la actividad misionera realizada en Samar durante una visita regular en 1660 del padre Alonse de Humanes quien, como se relató anteriormente, fue superior de la residencia jesuita en Dulag en 1595:

“Visité cada una de estas regiones dos veces, la primera vez, con un propósito establecido, la segunda, solo de pasada. Mi propósito era ver si se estaban tomando medidas para llevar a cabo mis instrucciones. En todos los pueblos prediqué lo necesario para instruir a los cristianos en las verdades de nuestra fe y para atraer a los paganos a seguir las normas de Jesucristo. Todos los cristianos que tienen uso de

la razón fue a la confesión. Los niños más pequeños fueron bautizados, en número de más de ciento cincuenta. Además de esto también bauticé de quince a dieciséis hombres adultos que lo necesitaban para poder casarlos en la Iglesia con sus ancianas u otras solteras cristianas que se iban a casar. No bauticé a ningún cristiano adulto. Por no saber cuándo volverán los Padres aquí, no me atrevo a dejar a más cristianos sin instrucción religiosa ”.

Continuó el padre Humanes: “Construimos iglesias en estos tres distritos porque los pueblos no tenían iglesias, y los indios y los encomenderos ayudaron a construirlas de muy buena gana. Este no es un logro menor, ya que era el momento de la recaudación de tributos. Se hizo un esfuerzo considerable para memorizar la doctrina cristiana, como era necesario, ya que la habían olvidado hasta tal punto que ni siquiera sabían hacer la señal de la cruz. En todos los pueblos hay muchos otros que conocen muy bien toda la doctrina cristiana. Lo recitan en sus casas por la noche y por la mañana y todos los domingos en la iglesia, tanto viejos como jóvenes….

En todos estos pueblos hay quien enseña a los cristianos a morir bien, quien bautiza y prepara a los adultos para el bautismo. También se les ha dado instrucciones para no olvidar los viernes, domingos y otras fiestas y ayunos. Estas personas tienen muy buenas cualidades naturales y reciben al Padre con buena voluntad, mostrándolo con dones y palabras de gracia. Muchos paganos han suplicado sinceramente el bautismo, y muchos de los cristianos se han confesado, lo que les ha traído una gran alegría y una gran satisfacción en sus confesiones ... El resto de mi trabajo fue introducir gradualmente los usos comúnmente practicados en nuestras parroquias y para establecerlos sólidamente en esta región en la medida de lo posible ".

La respuesta de Guyana a la obra misional

Incorporación y participación de laicos. Es muy difícil evaluar la respuesta de los guiuananeses a las visitas misioneras periódicas de los jesuitas. Pero se pueden mencionar dos signos visibles.

No se puede discutir que los cristianos de Guiuananon estaban entre los mejor instruidos en la parte oriental de Samar. Lo que es aún más importante es que pocos bungtos los igualaron en su excelente historial de asistencia a misa, en su afán y frecuencia por recibir los sacramentos y en el número de cofradías en nombre de la Santísima Virgen María. En palabras del padre Francisco Alzina, “saco que hay pocos que la exceden en la assistencia a la misa, que oyen casi todos los que viven, en el cada dia, en la facilidad y frecuencia de los sacramentos, de las mujeres, y en la numerosa Congregacion de Nuestra Señora que hay en el. ” El hecho de que existieran numerosas cofradías ilustra aún más la profundidad de la recepción de la fe en Guiuananon, ya que fueron antecesoras de los Apostolados, Antonianas, Legionarios, etc. de hoy en día.

Además de su obligación de recitar una serie de oraciones, los miembros tenían dos deberes. Primero, visitaron a los enfermos y moribundos, instándolos a recibir los sacramentos, y así los disuadieron de apelar al babaylan (sacerdote pagano) en busca de consuelo y persuadieron a los que estaban lejos del bungto para que se sometieran a la catequesis y al bautismo Segundo, asistieron a los funerales con la esperanza de que su presencia pudiera evitar la bebida ritual, un remanente de la religión prehispánica. Esto implica claramente que los jesuitas, como en otras misiones en Samar e Ibabao, formaron catequistas para mantener viva la obra evangelizadora, mientras se dirigían a otros pueblos en el ámbito de la Dulag residencia. Así, las cofradías ayudaron en la consolidación del cristianismo.

La iglesia parroquial original de Guiuan. El otro testimonio de la fe de los Guiuananon es el edificio de la iglesia. Originalmente, la iglesia de Guiuan estaba hecha de madera. Sin embargo, tan pronto como se completó la estructura de madera, un incendio, como resultado de un descuido y negligencia, la envolvió por completo. Sin embargo, dado que la gente estaba alrededor, todos los muebles de la iglesia se salvaron.

La tragedia llevó a los Guiuananon a comenzar a construir edificios de piedra en la década de 1630 y en la de 1660. La iglesia de piedra y la rectoría estaban encerradas en una muralla (muro) de piedras, probablemente la mejor de toda la isla de Samar e Ibabao. Incluso es posible que se terminaron antes de 1650. Y tan temprano, Guiuan podía presumir de muebles finos y vestimentas sagradas para el culto divino. Demostró “gran excelencia en ricas vestimentas, cálices, custodias, crucifijos de plata y otros artículos de excelente calidad a tal grado que puede compararse con algunas de las cabeceras mejor amuebladas”.

Sin embargo, la profundidad de la fe cristiana de los Guiuananon no explica por completo que posean estos objetos de valor. Seguramente parte de la razón es que los propios bungtohanons vivían con relativo lujo. Como ya se señaló, muchos de ellos se dedicaban al trueque, y el aceite de coco, que se transportaba hasta Cebu y Manla, los enriquecía. De hecho, en el siglo XVII, probablemente eran los más ricos de toda la isla de Samar. Y como observó el padre Alcina, “el pueblo [de Guiuan] se enorgullece de tener habitantes prósperos que tienen numerosos esclavos [sic] y abundancia de oro, los dos factores que componen su riqueza y que ellos estiman mucho”.

En 1718 se construyó una iglesia de piedra más permanente, según el padre Murillo Velarde en su Historia de la provincial de Filipinas de la Compaña de Jesús, aunque, como la de madera, esta iglesia, de estructura de una sola nave, fue incendiada y posteriormente reparado.

La Santísima Virgen como Patrona y los milagros que se le atribuyen

El Titular de la Iglesia de Guiuan. Entre las imágenes que atesoraba la iglesia estaba la de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción. Si se montó en el altar mayor, fue porque el pueblo estaba bajo la advocación de la Virgen, y la iglesia estaba dedicada a la Inmaculada Concepción: “Esta este pueblo bajo la protección de la gloriosa Virgen María, Señora nuestra, ya sus Inmaculada Concepcion esta edificada su iglesia ”.

No se registra cómo se eligió a la Santísima Madre como patrona de Guiuan. Pero lo que sucedió en Basay (Basey) es instructivo y obviamente refleja un patrón. Habiendo reunido a la gente, el misionero jesuita propuso que debían elegir un abogado ante Dios que los protegiera y los defendiera de enemigos naturales y sobrenaturales. Se les pidió que seleccionaran varios nombres de santos, los escribieran en papel, los doblaran y los colocaran en una urna. Aquel cuyo nombre había sido sorteado era nombrado patrón, y todos los años se celebraba una fiesta solemne en su honor. En Basay, el nombre de San Mateo, que fue tomado por un muchacho inocente elegido, surgió en dos sorteos consecutivos. (¡Sorprendentemente, sin embargo, el actual patrón de Basey es San Miguel el arcángel!) Es muy probable que se haya observado un proceso similar en Guiuan.

Por supuesto, la fiesta patronal anual tenía otro propósito. Atrajo a las personas que vivían en pequeñas aldeas dispersas en las cercanías de Guiuan, como las de Suluan, Homonhon y Mercedes, al centro de la misión. En palabras de John Phelan, “las fiestas no solo brindaron una espléndida oportunidad para adoctrinar a los filipinos mediante la realización de rituales religiosos, sino que también brindaron a los participantes unas vacaciones bien recibidas del trabajo pesado. Las procesiones religiosas, los bailes, la música y las representaciones teatrales de las fiestas dieron a los filipinos una salida necesaria para su natural gregarismo. Lo sagrado y lo profano se mezclaron ". Por tanto, la fiesta en honor a la Inmaculada Concepción no fue meramente un asunto religioso.

La "Señora llorando" de Guiuan. Es interesante descubrir que los misioneros y el pueblo pensaban que la imagen de la patrona de Guiuan, la Santísima Virgen María en su título Inmaculada Concepción, era milagrosa. Y es curioso que, en los dos casos en los que varios cristianos presenciaron el milagro, hubo acontecimientos trágicos inminentes. El primero, que se dice sucedió el 18 de julio de 1628, como se menciona en la carta de Sebastián de Morais en julio de 1629, se interpretó como un anuncio de los ataques moros que sufrió el pueblo. El segundo, en el que supuestamente la Virgen derramó lágrimas, ocurrido en algún momento de 1639, fue tomado como una advertencia, con varios días de anticipación, de un incendio inminente. Por estos y otros milagros, la santa imagen fue venerada con especial estima.

Este fue el relato del padre Alcina del segundo milagro: "Cuando llegaron los sacristanes

en la iglesia al amanecer para cambiar los frontales, como se hace aquí, y preparar lo necesario para ofrecer la misa, y mientras los muchachos ya estaban rezando, notaron que la imagen del altar mayor lloraba. Muy sorprendido, el sacristán llamó la atención del otro, incluso de algunos de los carpinteros que estaban allí para completar las partes de madera del muro de la iglesia.

“El sacristán salió inmediatamente a avisar al Padre que estaba en su habitación rezando y que rápidamente se apresuró a acudir al lugar. La noticia se difundió rápidamente y muchos acudieron en masa para ver la maravilla con asombro. El Padre ministro (Miguel Solana (que más tarde fue enviado a Roma como Procurador de esta Provincia y que a su regreso fue elegido Provincial), persona sumamente diligente, no dejó piedra sin remover para conocer la verdad de lo que todos presenciamos, porque hasta En ese momento la imagen no cesaba de llorar. Incapaz de encontrar una causa natural o explicación para el derramamiento de lágrimas (me informó alguien que fue testigo ocular y afirmó que era verdad), todos la miraron como algo extraordinario y un hecho milagroso. El citado ministro del pueblo hizo una anotación de este incidente en el Registro Bautismal. En mi opinión, esto ocurrió en 1630. Sin embargo, como esta anotación junto con los libros de registro se había perdido, no puedo decir con absoluta certeza. certeza justo cuando esto sucedió. Y así, poco después, la iglesia se incendió. En consecuencia, todos sintieron que las lágrimas de la Señora eran la señal y la advertencia sobre el fuego ”.

Los principales problemas de la misión de Guinea

Los diversos problemas. Los jesuitas pudieron establecer una misión permanente en Guinea, cristianizar a sus habitantes e incorporarlos al proceso de hispanización. Sin embargo, varios factores obstaculizaron el crecimiento y desarrollo de la misión. La escasez de personal jesuita hizo imposible que los primeros en proporcionar a Guiuan y otros bungtos sus propios ministros se ocuparan de las necesidades espirituales y materiales de la gente. Por parte de los nativos, no todos fueron muy receptivos al programa de reducción. El tercer problema recurrente fueron las epidemias de viruela y cólera que, de vez en cuando, azotaron a Samar e Ibabao, cobrando un alto precio.

En el informe de la misión jesuita de 1565, por ejemplo, se estimó que los tributos en toda la isla se redujeron de 20.000 a 7.000 durante la epidemia de viruela de 1601. En Guiuan, la mayoría de los niños murieron, y los nativos lo atribuyeron fácilmente a su diwata prehispánico, Macatapang, hijo del dios en Homonhon, quien se dice que fue a lo largo de las costas e infectó la atmósfera. Para conseguir salud, le ofrecieron muchos pag-anitos. Los jesuitas no perdieron tiempo en hacer que los guiuananons se dieran cuenta de esta interpretación errónea, aunque incluso en la década de 1670, la explicación aún perduraba entre los analfabetos. Con sus conocimientos de medicina, los misioneros se ocuparon de los afectados por la enfermedad. Debe añadirse, sin embargo, que las mujeres de Guyana, como se reconocía generalmente, eran muy prolíficas y tenían muchos hijos, fenómeno que los propios nativos atribuían a la abundancia de pescado y marisco.

Las incursiones musulmanas y la valentía de los guiuananon. En cualquier caso, lo que interrumpió el pacífico crecimiento y desarrollo de la misión jesuita fueron las incursiones musulmanas. Tan pronto como se creó una apariencia de política europea en Guiuan y otros bungtos en Ibabao, los mindanaoanos, los joloanos y los camocones los saquearon y saquearon. Y los misioneros, sin saberlo, jugaron en manos de los musulmanes en sus incursiones anuales, porque al concentrar a la gente en los bungtos, facilitaron a los moros capturar a los nativos sin tener que cazarlos en las aldeas infinitamente dispersas. En este sentido, el programa de reducción tuvo su inconveniente. Las frecuentes redadas disuadieron a los habitantes de vivir en los bungtos, no solo porque ser capturados significaba cautiverio y eventual venta en los mercados de esclavos en Jolo, Borneo y Maccasar para Java, sino también porque los asaltantes arrasaron los bungtos, robaron granos y objetos de valor, e incluso incendiar casas.

Los jesuitas encabezaron la organización del pueblo para la defensa y sacaron provecho del alarde de valentía de los Ibabaonons de Guiuan. Sin embargo, en comparación con otras ciudades de Samar, Guiuan era menos vulnerable debido a su posición y ubicación, pero también debido al gran valor de sus habitantes. En su Historia de las islas e indios de Bisayas, el padre Alcina relata la valentía de los guiuanann al proteger el bungto durante los primeros días de la misión y la traición de los moros:

“En ese momento, la ciudad no tenía las mejoras que tiene actualmente… El director [es decir, datu] Jiwantiwan reunió a sus hombres de lucha (la gente de Guiuan siempre ha sido valiente) y se opuso a ellos [es decir, los Moros]. Hubo muertos en ambos lados, los Guiuananons perdieron a siete hombres y algunos fueron llevados cautivos. Aunque los [Guiuananons] eran pocos, obligaron al [enemigo] a luchar [no sólo los persiguieron] sino que los golpearon en la cabeza y trajeron de vuelta unas diez cabezas del enemigo. Regresaron al pueblo victoriosos y con tan excelente reputación entre los nativos que aún hasta el día de hoy ninguno de los enemigos, que solían acosar estos pueblos, se atrevió a lanzarse en picado contra los Guiuananon, y menos ahora, ya que está defendido.

“Sin embargo, de allí los mindanaoanos pasaron a la isla de Sulohan y, al ver que les había ido mal en la batalla con los de Guiuan, se dirigieron a Sulohan con fingidas propuestas de paz, diciendo que habían venido a concertar una boda con una hija del director y datu de la isla. Por esta [oferta] fueron recibidos en paz y sin oposición. Pero pronto mostraron sus verdaderas intenciones (pues se dieron cuenta de que las huestes no tenían armas) y comenzaron a saquear y apoderarse de todos aquellos a quienes pudieron echar mano, que era la mayoría de los isleños. Los llevaron a bordo con ellos mismos y los llevaron encadenados a sus países de origen, demostrando así su falta de sinceridad y su extrema perfidia musulmana. Los que se quedaron atrás en la isla estaban en una condición tan miserable que no tuvieron más remedio que ir (porque habían resistido esto anteriormente) en las costas de la isla más grande y unirse a la ciudad de Guiuan ".

La fortaleza de Guiuan. En un esfuerzo por proteger a la gente y asegurar su seguridad y el continuo crecimiento de la fe, los jesuitas se encargaron de poner fuertes fortificaciones contra los moros. En Samar e Ibabao, se levantaron fuertes relativamente pequeños en Palapag, Capul ,, Buad (Zumarraga0, Sulat, Catbalogan y Lauan (Laoang), pero el más grande, que era aún más grandioso que el célebre en Zamboanga, fue la fortaleza en Guiuan.

José Delgado, en su libro de 1754, Historia general sacro-profana, politica y natural de las islas poinente llamada Filipinas, describió el fuerte de la siguiente manera: “Los ministros construyeron [la fortaleza de Guiuan] con la ayuda de los Samareños para su propia defensa . Es de figura cuadrada, cada lado mide unas setenta brazas, cada esquina tiene un bastión, sobre el que se pueden montar seis piezas de artillería. Dentro de esta fortificación, que es de argamasa, se encuentra la iglesia, cuya nave es amplia y cómoda, y la casa de los ministros con amplias y espaciosas habitaciones. Tiene cuatro grandes patios uno para el cementerio que ofrece un lugar apropiado para las clases, otro para el jardín donde también se encuentra un trastero alto y profundo donde se construye la cocina en el baluarte. En esos baluartes frente al mar hay seis cañones de bronce de diversas capacidades, y uno enorme de hierro con algunas lantacas, látigos, escopetas, mosquetes y otras armas que los ministros compran con la limosna de los vecinos. Estas personas también ayudan mucho en la compra anual de pólvora, balas y otras armas necesarias para la protección contra las hordas Moro ... La gente del pueblo vela por la noche, tocando las campanas de la torre de vigilancia en la puerta del bastión sobre el La puerta es la garita donde viven diez soldados durante la semana y cuando es necesario, incluso se pueden reunir al toque de las campanas un millar de hombres armados, como he experimentado en algunas ocasiones del desafío que el enemigo nos enfrentó a distancia. "

La rebelión de Sumuroy y el Fuerte de Guiuan. Pero el fuerte de Guiuan no se usó simplemente para defender a la gente del pueblo de las incursiones musulmanas. Se aprovechó para reprimir una revuelta al menos una vez. Cabe recordar que cuando el gobernador general Diego Fajardo (1644-1653) ordenó el envío de un destacamento de obreros bisayos a los astilleros de Cavite para relevar a los aprisionados Tag-alogs, muchos habitantes de Palapag, bajo el liderazgo de Agustín. Sumuroy, se levantó en armas el 1 de junio de 1649. Las llamas de la rebelión rápidamente se tragaron los bungtos de Bacod (Dolores), Tubig (Taft), Catubig, Bayugo (Pambujan), Bobon y Catarman, y provocaron otras rebeliones en Leyte, Ibalon (Albay-Sorsogon) y Camarines, entre otros.

Dado que el levantamiento había adquirido una proporción casi inmanejable, se reunió una enorme fuerza militar, al mando de Don Ginés de Rojas. Según Casimiro Díaz, en sus Conquistas de las islas Filipinas, se ordenó al capitán Juan Fernández de León, que estaba al mando de la tercera división, obtener refuerzos del fuerte guiuano y procurar tantos hombres como fuera posible. De Leon atravesó y pacificó los bungtos de Sulat, Tubig y Bacod en su camino a Palapag. Esto, sin embargo, permanece simplemente como un episodio anormal en la historia de Guiuan.

Desarrollo posterior de la misión

La expulsión de los jesuitas. Tales fueron los comienzos de la

La cristinización e hispanización de Guiuan, así como las respuestas de Guiuananons a la labor misionera de los jesuitas. El 27 de febrero de 1767, el rey Carlos III de España dictó Las Pragmáticas Sanciones o Decreto de Expulsión, que expulsó a los miembros de la Compañía de Jesús de todas las colonias españolas, incluida Filipinas. Cuando se recibió el decreto en Manila al año siguiente, todos los jesuitas fueron puestos bajo arresto domiciliario. En octubre (1768), don Pedro Verdote, comandante de la Marina Real, reunió a los jesuitas apostados en Leyte y la costa oriental de Samar y los llevó a Manila. Aproximadamente al mismo tiempo, Don Francisco de la Rosa, comandante de la balandra San Francisco de Asís, reunió a los jesuitas en el oeste y norte de Samar. Así, la obra jesuita de evangelizar a Guiuan, que se llevó a cabo durante unos 172 años, tuvo un final abrupto.

Sin embargo, años antes de la partida de los jesuitas, Guiuan ya había alcanzado el estatus canónico de parroquia. Aparte de tener población suficiente para constituir una parroquia, el bungto había levantado una iglesia de cemento y una rectoría mestiza. Más importante aún, esto significa que al menos en el bungto, se ha desarrollado una vida parroquial en la que la gente iba al párroco, y no al revés, como durante los días de misión. El último jesuita que sirvió como párroco de Guiuan fue el padre Ignatz Frisch, a quien se le asignó su párroco antes que su predecesor, el padre Tomas Monton. En este momento, la residencia central ya no era Dagami (Leyte), la sede ya estaba ubicada en Palo. Otros jesuitas que lo precedieron como párrocos fueron los Padres Raymundo Clamante, Juan Caayer, Ignacio Carlos Mariezo, Francisco Mortero, Francisco Hernández de Minas, Gil Redao (¿Bedao?), Lorenzo Alascoy, Hortiz, Bartolomé de Lugo, Juan Naet, Cayetano Martín, Manuel de Suasna, Gaspar Benito de Mora, Bernardo Esmit (sic), Geronimo Betim, Juan Delgado y Juan Bautista Midese.

La venida de los frailes y la historia posterior de la iglesia parroquial. Aunque está fuera del alcance de este ensayo rastrear la historia posterior de Guiuan, puede que no sea irrelevante mencionar a los ministros que se convirtieron en los sucesores de los jesuitas y las mejoras que agregaron a la estructura física de la iglesia parroquial de Guiuan. Con la salida de los jesuitas, la parroquia de Guiuan fue colocada en 1768 bajo los agustinos que, como sus antecesores, ejercían el ministerio desde la isla de Leyte. Durante este tiempo, los límites territoriales de la parroquia se extendieron hasta la actual ciudad de Lawaan. Los frailes agustinos que ministraron la parroquia fueron los padres Manuel Solares (el primer cura parroco), Juan Luirogo, Juan Antonio Giraldez, Cipriano Barbasan, José Aljan, Pedro Gómez y Francisco Villacorta. Pero Barbasan y Villacorta sirvieron a Guiuan dos veces, aunque fue este último quien resultó ser el último pastor agustino. Incapaz de atender las demandas de personal, la orden agustina cedió la parroquia de Guiuan a los franciscanos en 1795. Desafortunadamente, estos últimos no pudieron proveer inmediatamente a la parroquia de un cura residente en su lugar, fue atendido por un sacerdote diocesano, Don Juan Lagajit.

Pero en 1804 llegó el padre Miguel Pérez, fraile franciscano. Como primer párroco franciscano, tomó posesión de la parroquia, sirviendo hasta 1814. Le siguieron el Padre Juan Navarette, Don Juan Nepomoceno, diocesano (¿1816-1828?) Y el Padre Gregorio Chacón (1829-1844). En 1844 y los años siguientes, el padre Pedro Monasterio (1844-1845 1853-1859) y el padre Manuel Valverde (1846-1852) reconstruyeron toda la estructura parroquial: la iglesia fue renovada y el techo de tejas. El padre Monasterio añadió dos capillas laterales para darle a la iglesia la apariencia y la forma de una cruz. También fue responsable de hacer un camino para carruajes a Mercedes en 1860. En 1854, se construyó el campanario (campanario). El antiguo convento (rectoría) era de tipo mestizo: el piso inferior era de piedra, el superior de madera noble.

En 1872, el padre Arsenio Figueroa (1870-1874 1879-1880), que sucedió a su hermano Antonio (1865-1868), erigió un nuevo convento, también de tipo mestiza, más espacioso y de mayor dimensión que el anterior. Al mismo padre Antonio se le atribuyó la ampliación de la carretera de Mercedes a Salcedo. El padre Arsenio fue reemplazado por el padre Gil Martínez (1880-1885), a través de cuya iniciativa se construyó el muelle del pueblo, de 120 y 2153 metros, y el padre Agustín Delgado (1885-1888). El padre Fernando Esteban (1888-1897) cubrió la iglesia con láminas de zinc y construyó dos edificios escolares de madera. En 1886, Felipe Redondo describió las estructuras parroquiales de Guinea de la siguiente manera: “Iglesia: de mamposteria, techada de teja, de 73 varas de longitud, 17 de altitud y 9 de altura, colocada dentro de un gran recinto de cotas antiguas. Cementerio: cercado de pader de cal y piedra de 2 ½ de altura, mide 94 varas de largo y 91 de ancho. Casa parroquial: de fabrica de piedra y cal hasta mitad y el resto de Madera techada de hierro galvanizado, ye mide 94 varas de longitude, 20 de latitude, y 9 de elevacion. "

Uno de los estereotipos que aún perduran en la historiografía del régimen español, sin duda alimentado por los propagandistas filipinos y actualmente guiado, al parecer, por una interpretación marxista de la historia, es —como señalé en un ensayo anterior sobre la historia de Samar—. la opinión de que los misioneros españoles fueron los protagonistas de la apropiación y explotación colonial. Tal interpretación no es solo un esfuerzo por colocar la historia filipina en un lecho marxista procusto, sino también una proyección de las disputas propagandistas-frailes que no eran ciertas ni siquiera en las vecindades más inmediatas de Manila.

Las historiografías regionales, provinciales y municipales o parroquiales desmienten esta visión. Y la historia actual de la evangelización de Guinea por los jesuitas (1695-1768) es un buen ejemplo. Haciendo eco de lo que señaló Horacio de la Costa, la impresión general que se desprende es puramente de hombres que, para cristianizar a los guiuanonones, trabajaron con coraje y perseverancia, cualesquiera que hayan sido sus defectos. Lo hacían a menudo arriesgando sus vidas en puestos avanzados solitarios, durante períodos interminables de años aparentemente estériles. Tropezando de vez en cuando, nunca vacilaron ni se desviaron de ese largo camino que llevó al pueblo de Guyana de las tinieblas del paganismo a la amplia luz del cristianismo.

Por supuesto, dados los diversos factores que pesaban sobre su ministerio, los jesuitas, al parecer, nunca vieron la realización completa de su visión de un guiuano cristianizado. Al final, la parroquia no se desarrolló completamente de acuerdo con la cosmovisión española, según la cual intentaron moldear a los habitantes de Guiuan. Parte de la razón, sin duda, puede estar en lo que los franciscanos, así como los agustinos, consideraban una “administración descuidada por los jesuitas”, una crítica al ministerio jesuita de Samar que se repite tanto en los informes agustinos como franciscanos. Pero entonces, un ideal es un ideal. En total, no se puede subestimar el logro de los jesuitas.

Lo que comenzó como un esfuerzo inicial para reasentar a los guiuanonons prehispánicos y enseñarles en la fe y en las tres R, eventualmente había creado, en más de un sentido, mejores formas de organización política, condiciones de ley y orden, un nuevo tipo. de unidad espiritual y cultural, valores morales y espirituales completamente diferentes, y nuevas relaciones sociales, entre otros. No se trata, sin duda, de restar importancia al papel de los guiuananons, cuya capacidad de adaptación a la mirada que habían presentado los jesuitas se manifestó en la sintetización con los elementos indígenas. De hecho, si uno afirma que los Guiuananons transformaron el cristianismo, así como el cristianismo los transformó, hay algo de verdad en ello. Pero el caso es que los jesuitas, como los agustinos y los franciscanos después de ellos, fueron el vínculo entre las continuidades de la historia de Guyana. Lo que Guiuan es hoy en su mayor parte se debe al cristianismo que trajeron aquí, y esto profundiza en casi todas las dimensiones de la vida y el progreso de Guiuan. *


Cultura y tradiciones de samar oriental

Echa un vistazo a nuestros mejores ensayos gratuitos sobre las costumbres de las creencias culturales de las Visayas orientales de la región 8 para ayudarte a escribir tu propio ensayo. Valores y tradiciones musulmanas del nacimiento Cada cultura y religión tiene sus propias costumbres y tradiciones para el nacimiento de un niño. La región está formada por las seis provincias de Biliran, Samar Oriental, Leyte, Samar del Norte, Samar, Leyte del Sur, la… La cultura Samara es el término arqueológico para una cultura eneolítica que floreció alrededor del cambio del quinto milenio antes de Cristo, ubicada en el Región de la curva de Samara de la parte superior del río Volga (Rusia moderna). Borongan limita al norte con el municipio de San Julian, al sur con el municipio de Maydolong al oeste con los municipios de Samar de Hinabanagan, Calbiga, Pinabacdao y Basey y al este con el Océano Pacífico. Consiste en seis provincias, a saber, Biliran, Samar del este, Leyte, Samar del norte, Samar (Samar del oeste) y Leyte del sur. Categoría: Cultura y tradición Visitas: 133258 Visayas, un grupo de islas, Filipinas central, entre los mares de Filipinas (este) y Sulu (oeste). El pueblo Waray forma la mayoría de la población en las provincias de Eastern Samar, Northern Samar, Samar, mientras que forman una población significativa en Leyte, Southern Leyte, Biliran y Sorsogon .. Historia. Zona. Luego se convirtió en la capital de Samar Oriental. Población / Idioma / Área. Se considera que la cultura de Samara está relacionada con las culturas prehistóricas contemporáneas o posteriores de la estepa póntica-caspia, como las culturas Khvalynsk, Repin y Yamna (o Yamnaya). Estas provincias ocupan las islas más orientales de Visayas: Leyte, Samar y Biliran. mi. Eastern Visayas es una de las regiones de Filipinas y está designada como Región VIII. Durante y después del nacimiento de un niño musulmán, hay ciertos rituales que la madre y el padre deben realizar. Un lector básico en la comprensión de la cultura de la gente de Waray que habita las islas de Leyte y Samar de la región de Visayas del Este de Filipinas con una descripción analítica de los diversos dominios de su vida: historia, medio ambiente, Visayas del Este o la región designada. como la VIII Región de Filipinas, es una de las muchas regiones del archipiélago que, como las demás, exhibe un enorme potencial en términos de cultura, geografía y recursos. El 21 de junio de 2007, Borongan se convirtió en la primera ciudad del este de Samar. Leyte y Samar fueron entonces gobernadas como una sola provincia bajo la jurisdicción de Cebú. El grupo densamente poblado de siete islas grandes y varios cientos de pequeñas constituye una región etnolingüística de 23, 582 sq. La isla de Homonhon en Guiuan Eastern Samar fue avistada por primera vez por Magallanes en su viaje a Oriente, uno que lo llevó a la muerte en el manos de los hombres de Lapulapu en Mactan, Cebu. El centro regional es la ciudad de Tacloban, una de las dos ciudades de Leyte. En la siguiente expedición (1565) encabezada por Ruy López de Villalobos, nombró a Leyte, “filipina” en honor al príncipe Felipe de España.

List of site sources >>>


Ver el vídeo: Série os Valentes de Davi - Samá, defendendo o campo de lentilhas. (Diciembre 2021).