Podcasts de historia

5 de noviembre de 1941

5 de noviembre de 1941


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

5 de noviembre de 1941

Noviembre

1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930
> Diciembre

Lejano Oriente

Se emiten órdenes de guerra japonesas



5 de noviembre de 1941 - Historia


5 de noviembre de 1941: El piloto Ralph Virden muere después de quedar atrapado en los restos en llamas de su P-38, que perdió su ensamblaje de cola cuando regresaba a la Terminal Aérea Lockheed después de un vuelo de prueba alrededor del mediodía, informó The Times.

Los testigos dijeron que el barco bimotor y con doble fuselaje avanzaba hacia el oeste a una velocidad cercana a la máxima (se informó extraoficialmente que estaba entre 400 y 500 mph) cuando el conjunto de cola de duraluminio & # 8220 simplemente se alejó flotando & # 8221.

El propietario de una casa, Jack Jensen, se despertó por el accidente e intentó liberar a Virden de los restos en llamas, pero las llamas lo hicieron retroceder. El accidente ocurrió durante un almuerzo al aire libre para oficiales militares y 25.000 empleados, pero no lo observaron, dijo The Times.

A Virden le sobrevivieron su esposa y su hijo, Ralph Jr., que también trabajaba en Lockheed. Los compañeros pilotos dijeron: & # 8220Ralph fue el mejor que tuvimos, especialmente en inmersiones de potencia. & # 8221

Tom Treanor, quien fue asesinado mientras cubría la Segunda Guerra Mundial para The Times, dice que el Forum Theatre en Pico, Warner Bros. Hollywood y Roxie en el centro de Los Ángeles están experimentando con películas de swing shift que comienzan a la 1:30 a.m.

Jimmie Fidler dice: Sam Goldwyn no lo sabe todavía, pero su cámara, Gregg Toland, un oficial de la Reserva Naval, ha sido notificado para que esté preparado para el servicio activo.




Foto: Elm Street cerca de Glenoaks, a través de Street View de Google.



Compartir este:

Como esto:


The Daily Sun (Goose Creek, Texas), vol. 23, núm. 116, Ed. 1 Lunes 3 de noviembre de 1941

Periódico diario de Goose Creek, Texas que incluye noticias locales, estatales y nacionales junto con publicidad.

Descripción física

seis páginas: malos. página 18 x 13 pulg. Digitalizada desde 35 mm. microfilm.

Información de creación

Contexto

Esta periódico es parte de la colección titulada: The Baytown Sun y fue proporcionada por la Biblioteca Municipal Sterling a The Portal to Texas History, un repositorio digital alojado por las Bibliotecas UNT. Ha sido visto 15 veces. Más información sobre este problema se puede ver a continuación.

Personas y organizaciones asociadas con la creación de este periódico o su contenido.

Editor

Editores

Audiencias

¡Consulte nuestro sitio de Recursos para educadores! Hemos identificado esto periódico como un fuente principal dentro de nuestras colecciones. Los investigadores, educadores y estudiantes pueden encontrar útil este tema en su trabajo.

Proporcionado por

Biblioteca Municipal de Sterling

El primer edificio de la biblioteca en el área de Baytown fue una sucursal de la Biblioteca del Condado de Harris, que se inauguró en 1925. El servicio de biblioteca pública financiado por la municipalidad comenzó con la dedicación de la Biblioteca Municipal de Sterling en 1963. El nombre honra a Ross Sterling por su visión y compromiso con los impresos palabra.

Contáctenos

Información descriptiva para ayudar a identificar este periódico. Siga los enlaces a continuación para encontrar elementos similares en el Portal.

Títulos

  • Titulo principal: The Daily Sun (Goose Creek, Texas), vol. 23, núm. 116, Ed. 1 Lunes 3 de noviembre de 1941
  • Título de serie:El sol diario

Descripción

Periódico diario de Goose Creek, Texas que incluye noticias locales, estatales y nacionales junto con publicidad.

Descripción física

seis páginas: malos. página 18 x 13 pulg. Digitalizada desde 35 mm. microfilm.

Asignaturas

Palabra clave

Encabezados de materias de la Biblioteca del Congreso

Estructura de exploración de bibliotecas de la Universidad del Norte de Texas

Idioma

Tipo de artículo

Identificador

Números de identificación únicos para este problema en el Portal u otros sistemas.

  • Número de control de la Biblioteca del Congreso: sn86089166
  • OCLC: 14249654 | Enlace externo
  • Clave de recursos de archivo: arca: / 67531 / metapth1028980

Información de publicación

  • Volumen: 23
  • Asunto: 116
  • Edición: 1

Colecciones

Este número es parte de las siguientes colecciones de materiales relacionados.

El sol de Baytown

Los periódicos han servido al área de Baytown desde 1919, cuando el Goose Creek Gasser fue fundada. En 1924, el Gasser se convirtió en el Tribuna de Goose Creek, publicando dos veces por semana, y en 1928 - el Tribuna diaria. Con la Gran Depresión, varios periódicos de la zona se fusionaron y, en 1931, el primer Tri-Cities Sun fue publicado.

Programa de periódicos digitales de Texas

El Programa de Periódicos Digitales de Texas (TDNP) se asocia con comunidades, editores e instituciones para promover la digitalización basada en estándares de los periódicos de Texas y hacerlos de libre acceso.


Archivo de hechos: Declaración de guerra en Finlandia, Hungría y Rumanía

Localización: Finlandia, Hungría y Rumanía
Jugadores: Churchill, Hitler, Stalin, el primer ministro finlandés Rangell, el general Horthy (dictador húngaro), Antonescu (gobernante rumano).
Salir: Gran Bretaña en guerra con Finlandia, Hungría y Rumanía.


El coronel general Von Falkenhorst, a la derecha, y el mariscal de campo Baron Mannerheim revisan las fuerzas armadas de Finlandia ©

Influenciada por la Guerra de Invierno, Finlandia unió fuerzas con la Alemania nazi contra la Unión Soviética. Alemania proporcionó a Finlandia equipo militar porque Hitler vio la ventaja estratégica de la cooperación de los finlandeses en un ataque a la Unión Soviética. Del 25 de junio al 6 de julio de 1940, los finlandeses libraron la batalla militar más grande de la historia nórdica junto a los alemanes, recuperando gran parte del territorio que habían perdido durante la Guerra de Invierno.

Rumania y Hungría se unieron al Pacto Tripartito, originalmente firmado por Alemania, Japón e Italia, en noviembre de 1940, cuando Hitler preparaba su ataque contra el bolchevismo en el frente oriental.

Hungría se convirtió en esencial en la defensa de las obras exteriores del Reich. Buenos soldados, los húngaros se enfrentaron, no obstante, al desalentador Ejército Rojo y el dictador húngaro, el general Horthy, consideró la deserción hasta que Hitler secuestró a su hijo.

Rumania también jugó un papel vital en el esfuerzo de guerra alemán. Después de un acuerdo económico germano-rumano en 1939, las empresas alemanas llegaron a controlar gran parte de la economía rumana. En 1941, las empresas de propiedad alemana producían casi la mitad de la producción de petróleo crudo de Rumania, y el esfuerzo bélico alemán dependía en gran medida del petróleo rumano.

Gran Bretaña declaró la guerra a Finlandia, Hungría y Rumanía el 5 de diciembre de 1941, tras la firma del Pacto Tripartito y la alianza de Finlandia con Alemania.

Sin embargo, estos tres países cambiarían su lealtad antes del final de la guerra. En marzo de 1944, el gobernante rumano Antonescu se puso en contacto con los aliados occidentales y Rumanía declaró la guerra a Alemania el 24 de agosto de ese año. Hungría inició negociaciones con los aliados a principios de 1944, y fue ocupada por las fuerzas alemanas en marzo de 1944 y Finlandia fue en contra de los deseos alemanes e hizo la paz con la Unión Soviética el 19 de septiembre de 1944.

Los archivos de hechos de esta cronología fueron encargados por la BBC en junio de 2003 y septiembre de 2005. Obtenga más información sobre los autores que los escribieron.


5 de noviembre de 1941 - Historia

El Informe Munson

En octubre y noviembre de 1941, el Representante Especial del Departamento de Estado Curtis B. Munson, bajo las órdenes de Roosevelt, llevó a cabo una investigación de recopilación de inteligencia sobre la lealtad de los japoneses estadounidenses. Su informe concluyó que los estadounidenses de origen japonés son leales y supondrían poca amenaza. Escribió: "No hay ningún" problema "japonés en la costa. Hay mucho más peligro de los comunistas y la gente del tipo de los puentes en la costa que de los japoneses.

Estos son extractos de ese informe.

1. El ISSEI - Primera generación de japoneses. Todo el bagaje cultural japonés. Probablemente leal románticamente a Japón. Sin embargo, deben considerarse como otras razas. Han hecho de este su hogar. Han criado niños aquí, su riqueza acumulada por el trabajo duro está aquí, y muchos se habrían convertido en ciudadanos estadounidenses si se les hubiera permitido hacerlo. Son en su mayor parte personas sencillas. Su grupo de edad es en gran parte de 55 a 65 años, bastante mayor para un japonés trabajador.

Los Issei, o la primera generación, están considerablemente debilitados en su lealtad a Japón por el hecho de que han elegido hacer de este su hogar y han criado a sus hijos aquí. Esperan morir aquí. Tienen mucho miedo de ser internados en un campo de concentración. Muchos sacarían la ciudadanía estadounidense si se les permitiera hacerlo. La prisa de este informe no nos permite profundizar en esto. Los issei tienen que romper con su religión, su dios y emperador, su familia, sus antepasados ​​y su vida futura para ser leales a los Estados Unidos. También siguen siendo legalmente japoneses. Sin embargo, se rompen y envían a sus muchachos al ejército con orgullo y lágrimas. Son buenos vecinos. Son ancianos de entre cincuenta y cinco y sesenta y cinco años, en su mayor parte sencillos y dignos. Aproximadamente eran japoneses de clase media baja, casi análogos a los padres peregrinos.

2. Los NISEI - Segunda generación que han recibido toda su educación en Estados Unidos y generalmente, a pesar de la discriminación en su contra y una cierta cantidad de insultos acumulados a lo largo de los años por parte de elementos irresponsables, muestran un patético afán por ser estadounidenses. Están en constante conflicto con la vida familiar ortodoxa y disciplinada de sus mayores. Grupo de edad: de 1 a 30 años.

Todavía hay japoneses en los Estados Unidos que se atarán dinamita alrededor de la cintura y se harán una bomba humana. Te lo concedemos, pero hoy son pocos. Muchas cosas indican que muchas articulaciones en la configuración japonesa muestran la edad, y muchos elementos no son lo que solían ser. Los más débiles desde el punto de vista japonés son los nisei. Se estima universalmente entre el 90 y el 98 por ciento de leales a los Estados Unidos si se excluye al elemento del Kibei con educación japonesa. Los Nisei están patéticamente ansiosos por mostrar esta lealtad. No son de cultura japonesa. Son extranjeros en Japón. Aunque son ciudadanos estadounidenses, no son aceptados por los estadounidenses, en gran parte porque tienen un aspecto diferente y pueden ser reconocidos fácilmente. Se debe alentar a la Liga de Ciudadanos Japoneses Estadounidenses, mientras se mantiene un ojo abierto, para ver que Tokio no mete el dedo en este pastel, lo que en algunos casos ha intentado hacer. El leal Nisei apenas sabe a dónde acudir. Algún gesto de protección o aceptación incondicional de este grupo ayudaría en gran medida a alejarlos de cualquier último anhelo romántico por el viejo Japón. No son orientales ni misteriosos, son muy estadounidenses y son de una raza orgullosa, que se respeta a sí misma y que padece un pequeño complejo de inferioridad y falta de contacto con los chicos blancos con los que iban a la escuela. Están ansiosos por este contacto y por trabajar junto a ellos.

3. El KIBEI: esta es una división importante del NISEI. Este es el término utilizado por los japoneses para designar a los japoneses nacidos en Estados Unidos que recibieron parte o la totalidad de su educación en Japón. En cualquier consideración del KIBEI deben dividirse nuevamente en dos clases, es decir, aquellos que recibieron su educación en Japón desde la infancia hasta los 17 años de edad y aquellos que recibieron su educación formativa temprana en los Estados Unidos y regresaron a Japón durante cuatro o cuatro años. cinco años de educación japonesa. Los Kibei son considerados el elemento más peligroso y más cercano al Issei con especial referencia a aquellos que recibieron su educación temprana en Japón. Sin embargo, debe notarse que muchos de los que visitaron Japón después de su educación estadounidense temprana regresan con una lealtad adicional a los Estados Unidos. De hecho, es un dicho que todo lo que un Nisei necesita es un viaje a Japón para convertirlo en un estadounidense leal. El japonés educado en Estados Unidos es un grosero en Japón y es tratado como un extranjero.

4. El SANSEI: la tercera generación de japoneses es un bebé y puede que no se tenga en cuenta a los efectos de nuestra encuesta & # 8230.

. el japonés hawaiano no sufre el mismo complejo de inferioridad ni siente la misma desconfianza hacia los blancos que siente en el continente. Si bien es raro que en el continente encuentres a un ciudadano japonés-estadounidense con educación universitaria que te hable abiertamente hasta que te hayas ganado su confianza, esto está lejos de ser el caso en Hawái. Muchos jóvenes japoneses son tan abiertos, francos y cómodos con un blanco como los niños blancos. En una palabra, Hawái es más un crisol porque hay más pieles morenas que derretir: japonesas, hawaianas, chinas y filipinas. Es interesante notar que no ha habido absolutamente ningún mal sentimiento entre los japoneses y los chinos en las islas debido a la guerra entre Japón y China. ¿Por qué deberían ser peores con nosotros?

Debido a la preponderancia de japoneses en la población de las islas, se ha llamado al reclutamiento una proporción mucho mayor de japoneses que en el continente. Como en el continente, tienden a alistarse antes de ser reclutados. El Ejército los elogia muy alto como reclutas. Están empezando a sentir que van a conseguir un trato justo y algunos de ellos son casi patéticamente exuberantes & # 8230.

La historia era la misma. No hay ningún "problema" japonés en la costa. No habrá un levantamiento armado de japoneses. Indudablemente habrá algún sabotaje financiado por Japón y ejecutado en gran parte por agentes importados. En cada Distrito Naval hay alrededor de 250 a 300 sospechosos bajo vigilancia. Es fácil entrar en la lista de sospechosos, basta con un simple discurso a favor de Japón en algún banquete para conseguir uno allí. Los Servicios de Inteligencia son generosos con el título de sospechoso y no se arriesgan. En privado, creen que solo 50 o 60 en cada distrito pueden ser clasificados como realmente peligrosos. Los japoneses se ven obstaculizados como saboteadores debido a su apariencia física fácilmente reconocible. Será difícil para ellos acercarse a cualquier cosa que pueda hacer estallar si está vigilada. Hay mucho más peligro de los comunistas y de la gente del tipo de los puentes en la costa que de los japoneses. Los japoneses aquí son casi exclusivamente agricultores, pescadores o pequeños comerciantes. No tiene entrada a plantas o maquinaria compleja.

En caso de que no lo hayamos dejado claro, el objetivo de este informe es que todos los ciudadanos japoneses en los Estados Unidos continentales y las propiedades que posean y operen dentro del país queden inmediatamente bajo control federal absoluto. El objetivo de esto será exprimir el control de las manos de los japoneses en manos de los leales Nisei que son ciudadanos estadounidenses. El objetivo es que los nisei se vigilen a sí mismos y, como resultado, vigilen a sus padres.


Una historia telescópica

De La nueva internacional, Vol. VII No. 10, noviembre de 1941, págs. & # 160285 & # 82116.
Transcrito y marcado por Einde O & # 8217Callaghan.

Una generación de materialismo, 1871 & # 82111900
por Carlton J.H. Hayes
390 págs., Harper & amp Brothers, 3,75 dólares

HARPER & amp BROTHERS ahora patrocina una serie histórica titulada, El ascenso de la Europa moderna, que está siendo editado por el profesor William L. Langer, de la Universidad de Harvard. Cuando se complete, la serie constará de unos 20 volúmenes que registran la historia de Europa desde 1250 & # 160A.D. hasta e incluyendo la época actual. ¡La intención de la editorial es simplemente & # 8220 exponer en líneas generales las principales corrientes en la historia política, social, económica, militar, religiosa, intelectual, científica y artística de Europa & # 8221! En tal caso, los libros pueden convertirse, si se sigue el presente volumen, resúmenes de los diversos períodos históricos a tratar.

El presente volumen del profesor Hayes, un escritor experimentado y autorizado en la historia europea, es un resumen del último período del siglo XIX. El autor de La historia política y social de la Europa moderna y La historia política y cultural de la Europa moderna ha buscado, dentro de las portadas de un volumen que consta de 390 páginas, describir el amanecer del imperialismo moderno que emerge del auge de la curva industrial europea, el efecto del darwinismo sobre las cuestiones filosóficas, políticas y económicas de la época, la importancia de el liberalismo en un orden burgués en consolidación, la mecanización y la trustificación de la industria y las consecuencias naturales de este desarrollo, el proceso de urbanización, el triunfo de la ciencia, la lucha por la educación universal, la aparición de los movimientos obrero y socialista (marxista), y, finalmente, la coronación del imperialismo & # 8220nacionalista & # 8221, el estado nacional en la & # 8220 Era Victoriana & # 8221, ¡y las semillas del totalitarismo moderno!

Habiendo descrito el contenido principal del volumen, sin duda uno se preguntará por su título. Una generación de materialismo es obviamente un cognomen engañoso, ya que el libro no tiene nada que ver esencialmente con las disputas filosóficas del siglo XIX. El profesor Hayes deja parcialmente claro su significado cuando dice: & # 8220 Rara vez lo uso en el estricto sentido filosófico. Generalmente lo uso en lo que concibo como la forma popular, de sentido común, como denotando un marcado interés y devoción por las preocupaciones materiales y las cosas materiales. & # 8221 El gran desarrollo material de un capitalismo en ascenso es el tema principal. del libro.
 

La & # 8220Edad Victoriana & # 8221

El autor comienza su volumen con la guerra franco-prusiana de 1870 y sus secuelas, la derrota de la Comuna de París. Sigue una descripción gráfica de la intriga diplomática y la lucha que acompañó al impulso imperialista que dominó a las principales naciones europeas. Dicho breve y sucintamente, el lector no puede dejar de captar las explosiones futuras inherentes a las alianzas contendientes que atravesaban sus etapas preliminares: Alemania, Rusia y Austria Alemania, Austria y Rumanía Alemania, Austria e Italia Francia y Rusia y siempre los astutos británicos. rondando, enfrentando a una nación contra otra, teniendo siempre en cuenta su principal objetivo & # 8211 mantener un equilibrio de poder en el continente. ¡Todas las alianzas eran secretas! Sin embargo, esto no impidió que fueran propiedad común de todas las potencias rivales.

Lo que llama la atención en la revisión de Hayes de este aspecto particular de la historia europea es su similitud con la lucha diplomática que acompañó a la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial. El problema, salvo que ha crecido en magnitud, es el mismo: cómo superar las contradicciones de la producción capitalista en un mundo dividido por fronteras nacionales. Como ahora, la guerra fue la medida ineludible de & # 8220 alivio & # 8221 adoptada por todos los países. Con pocas excepciones, el entrenamiento militar obligatorio universal y el ejército permanente se pusieron de moda. Porque & # 8220armas en preparación & # 8221 era el medio para mantener las relaciones estatales burguesas. El autor está en su mejor momento en esta sección del libro, ya que describe las condiciones permanentemente peligrosas bajo las cuales existe el capitalismo.

Hayes se equivoca al atribuir al marxismo un análisis estrecho y determinista económico del imperialismo moderno. Su incapacidad para evaluar adecuadamente la naturaleza del movimiento marxista y sus teorías se vuelve inmediatamente obvio por el hecho de que no comprende el lugar del materialismo histórico en la doctrina marxista. Los marxistas no son deterministas económicos, ni el verdadero movimiento marxista aborda los problemas sociales, económicos y políticos desde el punto de vista del & # 8220 interés propio & # 8221 de las clases. Lo que sí dicen los marxistas sobre el imperialismo es que resulta del carácter económico del capitalismo moderno que el imperialismo no es meramente la toma de territorios, es decir, una política de conquista, sino, sobre todo, medidas económicas, políticas y militares mediante las cuales una nación domina a otro. El imperialismo moderno es un tipo específico de imperialismo. Está marcada por la exportación de capital (algo absolutamente imposible en la sociedad precapitalista o capitalista industrial), distinta y aparte de la exportación de mercancías, está marcada por una lucha por las materias primas, por la mano de obra barata, por el control de los mercados mundiales. y, finalmente, por las divisiones y redivisiones del mundo entre las grandes potencias. Esta lucha se vuelve más feroz con la decadencia del orden social. Pero hacer lo que hace el profesor, negar el concepto marxista simplemente porque el imperialismo existía antes de la era del capital financiero, es impedir una comprensión fundamental de esta etapa del capitalismo.
 

Demasiado y, sin embargo, demasiado poco

Las otras secciones del libro, como se describió anteriormente, se tratan de tal manera que el problema de la mecanización, la trustificación y la cartelización en la industria moderna reciben la misma atención que el lugar de la religión en la sociedad moderna y el papel de las artes. Sin embargo, la gravedad específica de los cambios estructurales que ocurrieron en la sociedad burguesa es tan abrumadoramente preponderante para influir en el curso del siglo XX que, en realidad, no deben discutirse simultáneamente. Como queda claro en este libro, no conduce a una comprensión clara del capitalismo ni permite una comprensión correcta del fenómeno superestructural.

El libro es especialmente débil en su análisis de los movimientos sindicales y socialistas. Por implicación, al menos, Hayes registra el carácter progresista del movimiento marxista y la teoría marxista como el inspirador de ese movimiento, pero su tratamiento del lugar que este movimiento ocupa en la sociedad es extremadamente superficial e indica no meramente una falta de conocimiento intrínseco como a su historia real, pero un prejuicio inconfundible que le impide hacer una valoración objetiva de su verdadero papel y fuerza. Rechaza que el movimiento marxista nunca ha tenido realmente ninguna fuerza, ya que su reputación fue principalmente el resultado de las afirmaciones de Marx y Engels y del gran, pero natural, temor de la burguesía al observar el carácter del objetivo socialista. Así, el ascenso del movimiento socialista se explica por el hecho de que fue & # 8220 oportuno & # 8221 coincidiendo con el ascenso del liberalismo y ocupando una posición extremista en el movimiento liberal general. La clave para la comprensión del autor del movimiento mundial más importante bajo el capitalismo es su declaración de que el interés propio (es el). esencia. del marxismo. & # 8221

Finalmente, el profesor plantea la tesis de que el "imperialismo nacional" es el precursor del totalitarismo. Indudablemente, la situación mundial actual influyó mucho en él en el desarrollo de lo que es, en general, una tesis obvia. El capitalismo, a pesar de su interdependencia económica y su carácter mundial, está compuesto por estados nacionales, los estados están en agudo conflicto entre sí, tal condición en medio de crisis recurrentes da lugar a un nacionalismo flagrante y una guerra. Estos, a su vez, dan lugar a dictadores, un nacionalismo más rabioso, antisemitismo, racismo y totalitarismo. Pero no necesitamos haber esperado la simple tesis de Hayes. Los marxistas describieron el proceso real del capitalismo imperialista hace muchos años y pronosticaron el desarrollo del totalitarismo y el dominio fascista.

El valor de este libro radica en su ayuda al estudio de la historia europea. En muchas partes hay una escritura brillante. Pero el autor intentó demasiado con el resultado de que las fases importantes del desarrollo social se han presentado de manera esquemática y de una manera que impide una verdadera aclaración histórica.


El hipócrita feliz

De La nueva internacional, Vol. VII No. 10, noviembre de 1941, págs. & # 160286 & # 82117.
Transcrito y marcado por Einde O & # 8217Callaghan para el ETOL.

No puede & # 8217t hacer negocios con Hitler
por Douglas Miller
Little, Brown & amp Co., Boston, 1941. 229 págs., 1,50 dólares

ESTE ES EL LIBRO que tanto revuelo ha causado en los palomares literarios burgueses. Escribiendo recientemente en el lúgubre y reaccionario Revisión de literatura de los sábados, William L. Shirer dijo solemnemente: & # 8220Es & # 8217 un libro que debería estar en el escritorio de todos los hombres de negocios del país. & # 8221 Incluso Roosevelt ha recomendado el libro & # 8211 como una forma de crítica en sí mismo.

El autor dirige explícitamente el libro a los hombres de negocios estadounidenses, afirmando que son & # 8211 ¡sorpresa! & # 8211 & # 8220 un grupo en Estados Unidos que no se ha enfrentado adecuadamente a los hechos. Después de haber pasado quince años como agregado comercial en la embajada de Estados Unidos en Berlín, Miller viene bien equipado con datos de primera mano sobre el régimen nazi. El libro sirve como fundamento económico para el sagrado ataque contra el capitalismo alemán que está preparando el capitalismo estadounidense.

Para demostrar su completa competencia para recetar a la clase capitalista estadounidense, Miller establece apresuradamente en el primero del libro la base moral de sus juicios sobre la actual crisis mundial. & # 8220 Lo confieso & # 8221 dice & # 8211 en agudo contraste, suponemos, con el amoralismo de los bolcheviques, del que tanto oímos hoy en día & # 8211 & # 8220 una preferencia por un poco de hipocresía civilizada de vez en cuando , para ocultar algo de la fealdad del mundo. Si no siempre podemos actuar de acuerdo con los más altos estándares de ética, lo mínimo que podemos hacer es avergonzarnos de nosotros mismos y ocultar nuestras deficiencias tanto como sea posible. Tal hipocresía es mucho mejor que revolcarse abiertamente en el mal y afirmar que esta es una forma honesta y natural de vivir. & # 8221

Habiendo establecido su autoridad moral para hablar sobre los temas del día, Miller se apresura a demostrar de ciento una maneras la hipocresía de la guerra & # 8220 por la democracia contra el fascismo & # 8221. Todo el peso de su queja se puede resumir en una frase: el hitlerismo impide que Estados Unidos explote a Alemania y en breve evitará que Estados Unidos explote el resto del mundo, por lo tanto, cuanto antes sea destruida Alemania, mejor.

Los títulos de los capítulos dan una idea del campo cubierto: Metas y métodos nazis Planes nazis para la expansión mundial El nuevo orden en Europa Hitler busca un mundo nuevo y Estados Unidos bajo presión nazi.
 

Una cartilla para inocentes

Incluso como análisis capitalista del fascismo alemán, el libro es un trabajo superficial. Aparentemente se descartó como una adición adecuada a la lectura de aquellas personas cuya educación política se ha obtenido de un año & # 8217s de suscripción a Reader & # 8217s Digest. El libro contiene el análisis burgués estándar de las teorías raciales nazis, el principio de liderazgo, la ruptura de tratados y la mentira de Hitler, la persecución religiosa, etc. En estos no hay nada más que el tratamiento estándar de los periódicos.

Las secciones más útiles del libro son las que describen la vida económica fascista. Se muestra brevemente cómo Alemania adquirió las materias primas necesarias para la creación de su máquina de guerra a través del control de cambios, la manipulación de acuerdos de compensación, el uso de la marca bloqueada, la fijación de precios, la congelación de empleos, el dumping, la fijación de salarios y las subvenciones a la exportación. Estas secciones demuestran muy claramente que Hitler & # 8217s & # 8220planning & # 8221, que parece encantar a ciertos liberales & # 8220left & # 8221 como una serpiente hace a un pájaro, es el tipo de improvisación más cruda basada en la explotación severa en el hogar y el tipo más calvo. del crimen organizado en la arena económica internacional.

Estas secciones del libro, sin embargo, son inferiores incluso a las contenidas en un estudio como La economía de los vampiros por Guenter Reimann, cuya contribución a la lucha antifascista consiste en advertir solícitamente a los capitalistas estadounidenses que no apoyen un movimiento fascista en este país en vista de las cosas simplemente terribles que los nazis están haciendo a los capitalistas alemanes. Daniel Guerin y # 8217s Fascismo y grandes empresas, a pesar de ciertos defectos, como la falta de análisis del papel de los socialdemócratas y del Partido Comunista en el ascenso de Hitler al poder, se mantiene muy por encima del resto de los libros en este campo.

El libro de Miller contiene una descripción adecuada de las consecuencias económicas para Europa, África, América del Sur y los Estados Unidos de una victoria de Hitler sobre Gran Bretaña. Muestra la necesidad económica de dominar el mundo que inevitablemente llevó a Alemania y Estados Unidos a una lucha mortal. Su argumentación, dicho sea de paso, destruye efectivamente el caso de los aislacionistas, aunque sólo sea desde un punto de vista capitalista.

Es una cuestión sencilla romper la columna vertebral del razonamiento de Miller. Miller se indigna con justicia por la brutalidad del gobierno de Hitler, presente y futuro. Pero al condenar a Hitler por ciertas prácticas, pasa por alto alegremente estas mismas prácticas cuando Gran Bretaña y los Estados Unidos se complacen en ellas. Miller condena los bárbaros métodos raciales de Hitler y no tiene una palabra que decir sobre el trato que reciben los negros en los Estados Unidos. Retrocede horrorizado ante el futuro tratamiento de Hitler a la población colonial en África; guarda silencio sobre el sangriento sometimiento de 400.000.000 de personas en la India por parte de Inglaterra. Está consternado por la penetración económica de Alemania en América del Sur; guarda un clamoroso silencio sobre el desagradable historial de Estados Unidos en esa esfera. Esta hipocresía engreída impregna el libro.
 

Remedios peores que la enfermedad

Dado que los orígenes del hitlerismo no se abordan desde un punto de vista marxista, Miller no puede mostrar su surgimiento como una necesidad inevitable para la preservación del capitalismo alemán. Tampoco se atreve a mostrar que fue una consecuencia inevitable de la lucha por los mercados coloniales si el mundo, si el capitalismo alemán, británico o estadounidense ha de sobrevivir en casa. Teniendo sólo una perspectiva capitalista, no puede prometer nada después de la guerra actual, pero es muy posible que continúe el nacionalismo económico, reforzado por las nuevas tácticas de alta presión que han elaborado los estados totalitarios. Es muy probable que me convenga. Las pasiones desatadas por la guerra, los odios y temores de un mundo hambriento y desilusionado, crean antagonismo nacional y barreras nacionales. Debe quedar claro que después de esta guerra habrá más odio, menos confianza y más desconfianza, menos amistad. Después de esta guerra, no se tratará de que los leones y los corderos se acuesten juntos. La mayoría de los corderos serán devorados. Solo quedarán leones bien armados pero desgarrados y enojados. & # 8221 Esto es todo lo que puede prometer & # 8211 más una dudosa esperanza de que & # 8220 una medida decente de cooperación internacional & # 8221 se establezca.

¿Y qué cambios propone Miller que habrá que hacer en este país para lograr esta nueva barbarie?


Segunda Guerra Mundial: Declaración de guerra de China contra Japón, Alemania e Italia

Japón libró una guerra no declarada contra China a partir del 7 de julio de 1937, y China resistió esa guerra no declarada sin anunciar técnicamente la existencia de un estado de guerra hasta el 9 de diciembre de 1941, cuando el texto de la declaración fue emitido por Lin Sen, presidente de la República China.

La política nacional de Japón siempre ha tenido como objetivo el dominio de Asia y el dominio del Pacífico. Durante más de cuatro años, China ha resistido resueltamente la agresión de Japón, independientemente del sufrimiento y el sacrificio, no solo para mantener su independencia y libertad nacionales, sino también para defender el derecho y la justicia internacionales y promover la paz mundial y la felicidad humana.

China es una nación amante de la paz. Al tomar las armas en defensa propia, China abrigaba la esperanza de que Japón pudiera darse cuenta de la inutilidad de sus planes de conquista. A lo largo de la lucha, todas las demás potencias han mostrado igualmente la mayor paciencia con la esperanza de que Japón algún día se arrepienta y enmiende sus caminos en aras de la paz en toda la región del Pacífico.

Desafortunadamente, las capacidades agresivas de Japón resultan incorregibles. Después de su largo e infructuoso intento de conquistar China, Japón, lejos de dar muestras de arrepentimiento, ha lanzado traidoramente un ataque contra los amigos de China, Estados Unidos y Gran Bretaña, ampliando así el teatro de sus agresivas actividades y convirtiéndose en la archi enemigo de la justicia y la paz mundial.

Este último acto de agresión por parte de Japón pone al descubierto sus insaciables ambiciones y ha creado una situación que ninguna nación que crea en la buena fe internacional y la decencia humana puede tolerar.

Por la presente, el gobierno chino declara formalmente la guerra a Japón. El gobierno chino declara además que todos los tratados, convenciones, acuerdos y contratos relacionados con las relaciones entre China y Japón son y seguirán siendo nulos y sin valor.

(Declaración de guerra del gobierno chino contra Alemania e Italia).

Desde la conclusión del Pacto Tripartito de septiembre de 1940, Alemania, Italia y Japón se han unido inequívocamente en un bloque de estados agresores que trabajan en estrecha colaboración para llevar a cabo su programa común de conquista y dominación mundial. Para demostrar su solidaridad, Alemania e Italia reconocieron sucesivamente a los regímenes títeres de Japón en el noreste de China y en Nanking. As a consequence, China severed her diplomatic relations with Germany and Italy last July. Now the Axis powers have extended the theater of their aggressive activities and thrown the whole Pacific region into turmoil, making themselves the enemies of international justice and world civilization.

This state of affairs can no longer be tolerated by the Chinese Government and people. The Chinese Government hereby declares that as from midnight, December 9, 1941, a state of war exists between China and Germany and between China and Italy. The Chinese Government further declares that all treaties, conventions, agreements, and contracts regarding relations between China and Germany and between China and Italy are and remain null and void.

Fuentes: Contemporary China, Vol. 1, no. 15, December 15, 1941 ibiblio

Download our mobile app for on-the-go access to the Jewish Virtual Library


On This Day - 1941

The Bathurst class minesweeper, (corvette), HMAS TOOWOOMBA, (LCDR P. H. Hurst, RAN), was commissioned. TOOWOOMBA was laid down in Walker’s Yard, Maryborough, QLD, on 6 August 1940, and launched on 26 March 1941.

The auxiliary minesweeper HMAS ORARA, was commissioned. ORARA was laid down in Kinghorn, Scotland, in 1907. She was requisitioned for the RAN, from her owners the North Coast Steam Navigation Co, NSW, in September 1939.

N. J. O. Makin became Minister for the Navy, succeeding W. M. Hughes.

HMAS CAIRNS, (minesweeper), was launched at Walker’s, QLD. The ship was transferred to the Royal Netherlands Navy in 1946, and renamed AMBON.

HMAS NORMAN, (destroyer), sailed for Sevdhisfjord, Iceland, to transport a British Trade Union Congress Delegation to Archangel, Russia.

HMAS BROOME, (minesweeper), was launched at Evans Deakin, QLD.

The German submarine U111 was sunk by HMS LADY SHIRLEY, (trawler), off the Canary Islands. Forty German prisoners were taken by the trawler. For outstanding courage in the action, the following awards were made:

HMAS GAWLER, (minesweeper), was launched at Whyalla, SA.

HMAS NESTOR, (destroyer), arrived at Devonport, England, for docking and repairs after being damaged by a premature depth charge explosion off Gambier. Several turbine feet were broken, and structural damage was sustained.

HMAS STUART, (destroyer), arrived home at Williamstown, VIC, for a refit

HMAS VOYAGER, (destroyer), arrived home at Sydney for a refit.

The auxiliary minesweeper HMAS WARRAWEE, was commissioned. WARRAWEE was laid down in 1909.

The Bathurst class minesweeper, (corvette), HMAS WARRNAMBOOL, (LEUT E. J. Barren, RANR(S)), was commissioned. WARRNAMBOOL was laid down in Mort’s Dock, Sydney, on 13 November 1940, and launched on 8 May 1941. The vessel was lost in 1946 while sweeping a minefield off Queensland.

The production of mines in Australia reached 3000 per year. Orders were received for 1500 for the Admiralty, 2500 for the RAN, 300 for New Zealand, and 100 for Noumea


HistoryLink.org

On November 15, 1941, shortly before the U.S. enters World War II, the first United States Army mountain ski unit is created. Formed at Fort Lewis in Pierce County, it is designated the 1st Battalion, 87th Mountain Infantry. The National Ski Patrol assists in the recruitment of skiers and those with mountain experience. Many of Washington's and the world's top skiers, mountain climbers, and Mount Rainier summit guides enlist in the unit, which boasts at least 12 of the world's best skiers. The ski unit spends its first winter training at Mount Rainier National Park, located in Pierce County not that far from the base. The skiing soldiers test and select ski equipment to be standard army issue. In late 1942 the ski unit will be transferred to the army's new mountain training camp in Colorado. It will see battle in the Aleutians and in the Italian campaign as a regiment in the 10th Mountain Division.

Crusading for Ski Troops

In the years before the United States entered World War II, Charles Minot "Minnie" Dole (1900-1976) was a tireless crusader for incorporating mountain or ski troops into the U.S. Army. He noted that other armies had specialized ski troops that had achieved dramatic success. Dole was an important skier on the national level and thus had considerable influence. In 1939, with the assistance of the American Red Cross, he founded the National Ski Patrol, which rescued many injured and stranded skiers.

On July 18, 1940, Dole wrote to President Franklin D. Roosevelt (1882-1945) regarding the value of ski troops and offering the National Ski Patrol to recruit for an American ski or mountain army unit. The president forwarded the letter to the War Department for its consideration. Dole continued his push with a letter on September 12, 1940, to the Army Chief of Staff, General George C. Marshall (1880-1959). Dole and Marshall then met to discuss ski troops in the U.S. Army. At the meeting Marshall, who had already ordered a study of ski and mountain troops and instructed the Army Quartermaster Corps to develop clothes and equipment for mountain forces, committed to forming six small, experimental ski units.

Fort Lewis was selected as a mountain training site, with two of the six small units. Washington skier John B. Woodward (1915-2003) was recruited by the army to be a Fort Lewis ski and mountain instructor. Woodward had been captain of the University of Washington ski team and in 1935 was the Northwest Downhill Ski Champion. In November 1940, Lieutenant Woodward took 18 volunteers from the 15th Infantry Regiment to Longmire in Mount Rainier National Park. The ski trainees lived in a converted garage and spent six weeks testing equipment and developing mountain skills. Toward the end of the training they made a seven-day overland traverse from Snoqualmie Pass to Chinook Pass.

In addition to the 15th Regiment team under Lieutenant Woodward, the 41st Division had a training camp at the former Civilian Conservation Corps (CCC) camp in Ashford, three miles from the national park. The 25 ski troops of the 41st trained at the same time as Woodward's team. They learned ski movements that would be useful in wartime. At the end of their training period, Lieutenant Woodward joined them in March 1941 for a trek across the Olympic Mountains from west to east, some forty miles.

The First Ski Unit

On October 22, 1941, General Marshall wrote Charles Dole that a mountain battalion would be formed at Fort Lewis. The post in Pierce County became the site for the development of ski warfare tactics and equipment. After some 20 months of effort, Minnie Dole had his mountain troops.

The 1st Battalion, 87th Mountain Infantry, was formed on November 15, 1941. Over the next three weeks soldiers, especially those with ski or mountain experience, transferred into the unit from the 3rd, 41st, and 44th divisions at Fort Lewis. In December 1941, after the U.S. entered World War II, the 87th Mountain Regiment was officially activated. The National Ski Patrol helped recruit many top skiers to join the army to serve in the 87th. Among them were a number of Mount Rainier rangers and summit guides. H. Edward Link (1914-1989), a Roosevelt High School graduate from Seattle and a downhill ski racer, was an early enlistee.

Fellow Seattleite Nobuyoski "Nobi" Kano (1914-2008), a Garfield High School graduate and excellent skier, who was interned along with other Japanese Americans, enlisted on February 26, 1942. He served as a ski instructor for 18 months. Born in Washington, Kano had studied in Japan as a child, and his understanding of Japanese language and ability to translate made him more valuable to the Military Intelligence Service so he left skiing for intelligence work.

Top skiers from across the United States also learned of the 87th and enlisted to join the unit and train at Fort Lewis. Among them was champion ski jumper Torger Tokle (1920-1945), who held the record for American ski jumping. Sergeant Walter Prager (1910-1984), a downhill skiing champion, joined the 87th and was a leading instructor at Fort Lewis and when the unit relocated to Colorado.

Training on Mount Rainier

Lieutenant Colonel Onslow S. Rolfe (1895-1985) was named the 87th Regiment commander. He was a cavalry officer who had no skiing experience, but learned the skill in a short time. In February 1942 his first administrative action was to obtain a lease from the National Park Service for Paradise Lodge and the Tatoosh Club in Mount Rainier National Park. The Fort Lewis ski troops were housed in the lodge and trained on the mountain. They tested equipment and skiing techniques while carrying loads weighing 90 pounds each.

On May 8, 1942, a team of 10 ski troops started a ski ascent to the summit. Led by Corporal Peter Gabriel (1907-1979), a famous Swiss mountaineer, the group tested clothes, food, stoves, and tents. During the ascent, skis were left behind since much of the climb was over rocky terrain. The ascent was filmed by Lieutenant John C. Jay (1915-2000), a former ski coach and ski photographer.

While the ski troops had excellent mountain and ski training at Mount Rainier, a major deficiency was noted. They were not allowed to train using live or blank fire. The National Park Service would not allow either in the park since it might frighten wildlife.

The park lease ended in May 1942 and the 87th returned to Fort Lewis and additional training. On May 1, 1942 the 2nd Battalion of the 87th was activated. With no mountains on the base, a 30-foot high climbing wall, built of notched logs, was erected near the regimental stables. One month later the 3rd Battalion was activated, creating a full regiment. For mountain transport horses and mules were acquired. A corral was established at Fort Lewis. At the entrance to the corral was a sign overarching the gate that read "Mountain Infantry Regiment: Through These Portals Pass the Most Beautiful Mules in the World." Cavalryman Colonel Rolfe enjoyed the opportunity to order his ski troops to ride horses and work with mules.

On September 22, 1942, the 87th Mountain Regiment marched in review for President Roosevelt, who was inspecting Fort Lewis and its troops. They paraded with their skis and poles over their shoulders. It was an impressive sight and was repeated on special occasions in the future. There was also an attempt to create parade-style soldier ski movements as is done with rifles. After several experiments and injuries when troops hit each another with their skis the idea was dropped.

The 87th Mountain Regiment left Fort Lewis in November 1942, but other units subsequently trained at Mount Rainier. In the fall of 1943, the 938th Aviation Engineers had snow camouflage training here. Signal Corps Camera Unit Number 9 shot a training film on the mountain. When these units left at the end of 1943, use of Mount Rainier for military training in World War II came to an end.

87th Mountain Regiment Goes to War

In November 1942 the 1st and 2nd battalions of the 87th Mountain Regiment went to California for maneuvers. After these maneuvers the regiment transferred to the army's new winter training center at Camp Hale in Colorado. Here the 10th Light Infantry Division (Alpine) as organized with two new regiments, the 85th and 86th, activated to join it. The division trained in skiing, rock climbing, and weapons use.

In August 1943 the 87th participated in the invasion of Kiska Island in the Aleutians, having been selected given its cold-weather experience and gear. During an earlier battle at Attu Island, some 2,000 soldiers, poorly trained and equipped for the winter weather, were put out of action by frostbite and trench foot injuries. On August 15, 1943, some 4,000 men of the 87th Mountain Regiment landed at Kiska. They landed unopposed, but once ashore came under heavy fire, suffering casualties. However, the Japanese had evacuated the island and it was friend-to-friend fire. Some additional casualties resulted from booby traps and mines placed by the enemy forces.

Back at Camp Hale, the 10th Light Infantry Division instituted a Mountain Training Group (MTG) for new recruits. Captain John Woodward served as its first commander. He selected instructors from the most qualified soldiers in the division. Chuck Hampton (1923-2005), a Tacoma mountain climber, was picked as a mountain-climbing instructor. The division continued its training and in December 1944 was renamed the 10th Mountain Division.

In January 1945 the division entered the ongoing battle in Italy. Its soldiers did not fight on skis, but as mountain troops attacking German positions in the Apennine Mountains. On February 18, 1945, the 87th Mountain Regiment participated in an assault on Monte Belvedere. The mountain had a dominating position above 10 miles of a critical highway. The German defenders were in well-fortified positions and could rain down artillery on the attackers. There was a heavy loss of life in the Monte Belvedere battle. On March 3, 1945, Sergeant Torger Tokle was killed in battle when a German artillery shell hit nearby. The battle in this sector continued to March 5.

In April the regiment led the attack in the Northern Apennines, overcoming a number of well-fortified positions. When the war was over, the 10th Mountain Division had lost 990 killed. After the end of the fighting in Europe, the 87th Regiment served occupation duties there. The regiment returned to the United States in August 1945 and was deactivated three months later. On November 30, 1945 the 10th Mountain Division was deactivated. (A new 10th Mountain Division would be formed in 1985 and go on to served with distinction in numerous deployments as a light infantry division. The division provided troops for military operations in Panama, Somalia, Haiti, Iraq, and Afghanistan.)

Veterans Shape Post-war Recreational Skiing

Veterans from the 10th Mountain Division had a major role in the expansion recreational skiing in the years after World War II. Some established new ski areas and resorts following their return home. Several 10th Division alumni were involved in the establishment of the Crystal Mountain ski area near Mount Rainier. Lieutenant Colonel H. Edward Link, who retired from the army in 1966, was central in its development, serving from 1968 to 1981 as president of the company operating the resort.

In 1955 John Woodward became a partner in the Anderson and Thompson (A&T) Ski Company in Seattle. The firm produced laminated wood skis and then became a ski-equipment distributor. Woodward continued in the mountain training of army units as a colonel in the Army Reserve.

After his discharge from the army in 1946, Nobi Kano returned to Seattle and, with assistance from the Servicemen's Readjustment Act (often referred to as the "G.I. Bill"), expanded his photography skills and became a manager with Tall's Camera in Seattle. He helped found the Rokka Ski Club, an organization for Japanese skiers, and served as its president. Kano went onto to own four Nobi's Camera Corner stores.

Webb Moffett (1909-2008), owner of the Snoqualmie Pass ski areas, offered free skiing to 10th Mountain Division veterans and had annual "ski-ins" for the former ski troops, a good opportunity for them to share with each other fond memories of the early days.

There is a memorial plaque honoring the 10th Mountain Division in the Paradise area of Mount Rainier National Park, along a flower trail on Theosophy Ridge where the 87th Regiment trained. Film footage of the ski troops on Mount Rainier shot by Lieutenant John Jay (who left the army in 1945 as a major) is shown by the National Park Service at the Paradise visitor center. John C. Jay became a famous ski photographer after the war.

Programa de recursos culturales, base conjunta Lewis-McChord

U.S. Army ski troops drilling at Paradise, Mount Rainier National Park, ca. 1942

Courtesy National Park Service

87th Mountain Infantry Battalion, Fort Lewis, 1942

Courtesy United States Army

Military ski unit training at Mount Rainier National Park


Ver el vídeo: 1941. Серия 5 2009 @ Русские сериалы (Mayo 2022).