Podcasts de historia

Batalla de Gorlice-Tarnow, 2-10 de mayo de 1915

Batalla de Gorlice-Tarnow, 2-10 de mayo de 1915

Batalla de Gorlice-Tarnow, 2-10 de mayo de 1915

A pesar de su fecha temprana, la batalla de Gorlice-Tarnow, del 2 al 10 de mayo de 1915, fue en muchos sentidos la batalla decisiva en el frente oriental durante la Primera Guerra Mundial. Al estallar la guerra, el frente más oriental había sido dominado por el saliente polaco. La Polonia ocupada por los rusos sobresalía al oeste hacia Alemania. Para ambos lados representó una oportunidad y un peligro. Les dio a los rusos la oportunidad de atacar al oeste hacia la industrial Silesia o hacia Berlín, al norte hacia Prusia Oriental o al sur hacia los Cárpatos y el corazón del Imperio Austro-Húngaro. Sin embargo, el saliente también era vulnerable al ataque alemán y austrohúngaro, con el riesgo de que todos los soldados rusos en Polonia pudieran quedar atrapados en el oeste.

La guerra comenzó con las invasiones rusas de Prusia Oriental y de Galicia (la provincia austrohúngara al sur de Polonia y al norte de los Cárpatos). Los alemanes habían derrotado la invasión de Prusia Oriental, pero los austríacos se habían visto obligados a regresar a los Cárpatos después de las desastrosas batallas de Lemberg. Un ataque alemán a Varsovia en el otoño de 1914 había permitido brevemente a los austriacos restablecer la situación, pero en la primavera de 1915 estaban nuevamente luchando en los Cárpatos y enfrentaban un peligro real de que los rusos pudieran penetrar en Hungría.

El Jefe del Estado Mayor, el general Conrad von Hötznedorf, ideó el plan que recuperaría la situación, pero requeriría tropas alemanas. Pidió que se trasladaran cuatro divisiones alemanas al tranquilo extremo occidental del Frente de los Cárpatos, donde la línea del frente giraba hacia el norte. Esta fuerza alemana rompería las líneas rusas y avanzaría hacia el este detrás de los ejércitos rusos en los Cárpatos, obligándolos a retirarse o arriesgarse a rendirse.

El plan austriaco fue aceptado por el Alto Mando alemán. El general Falkenhayn decidió trasladar todo un ejército alemán (cuatro cuerpos u ocho divisiones) al sector de la línea del frente que corría hacia el norte desde Gorlice, en el borde de los Cárpatos, hasta Tarnow.

Este era el Undécimo Ejército, bajo el mando del general von Mackensen. Le dieron los Guardias, X, XLI y un Cuerpo Compuesto, todos movidos en secreto desde el Frente Occidental. El ataque con gas que condujo a la segunda batalla de Ypres fue uno de una serie de desvíos lanzados para ocultar este movimiento. Mackensen también recibió el mando de las tropas austriacas asignadas a la ofensiva, el VI cuerpo y una división de caballería húngara. Este ejército tomó posición detrás de la línea del Cuarto Ejército de Austria, que luego se movió hacia el norte para permitir que los alemanes se hicieran cargo de la línea. El 28 de abril, los alemanes tomaron posesión.

Los rusos fueron superados en número enormemente entre Tarnow y Gorlice. Von Mackensen tenía 170.000 hombres, con 702 cañones de campaña y casi 300 cañones pesados. En la zona a atacar, los rusos tenían dos divisiones del Tercer Ejército del General Radko-Dmitriev.

El plan alemán era un simple asalto frontal, apoyado por un bombardeo de artillería pesada. Por lo tanto, era muy diferente de los planes más ambiciosos de envolturas y envolturas dobles que previamente habían dominado el pensamiento alemán. Fue un tipo de ataque que habría fallado en el frente occidental, pero las líneas rusas entre Gorlice y Tarnow eran mucho más débiles que las líneas francesas o británicas en el oeste.

A las 6 de la mañana del 2 de mayo comenzó un bombardeo de cuatro horas. Este fue el más pesado visto hasta ahora en el frente oriental y destruyó las defensas rusas. A las 10 de la mañana, la primera oleada de 30.000 infantes alemanes y austríacos atacó, y al final del día había capturado la primera y segunda líneas rusas.

El 4 de mayo, un contraataque ruso, por parte del III Cuerpo Caucásico, fracasó y los alemanes irrumpieron en campo abierto. Avanzaron rápidamente hacia el este, amenazando a todo el Frente de los Cárpatos de Rusia. Al final de la primera semana de la ofensiva, los alemanes habían capturado 140.000 prisioneros y 100 cañones, y el Tercer Ejército Ruso había sido destruido. La mayoría de sus divisiones se redujeron a 1,000 hombres, menos del 10% de su fuerza total. El 10 de mayo, los austríacos que avanzaban por la derecha alemana se abrieron paso a través del río San en Sanok y comenzaron a avanzar hacia la fortaleza de Przemysl.

Los alemanes y austriacos continuaron avanzando durante todo el verano. Los tres ejércitos rusos en los Cárpatos se vieron obligados a retirarse hacia Lemberg, que cayó el 22 de junio. Przemysl había sido evacuado el 1 de junio, después de que fracasara un intento de defender a los san en Jaroslaw. Los alemanes luego giraron hacia el norte y comenzaron un avance hacia el este de Varsovia, mientras que un segundo ataque alemán (Duodécimo Ejército), desde el norte, obligó a los rusos a abandonar Varsovia el 5 de agosto. El 25 de agosto, Brest-Litovsk cayó ante los alemanes.

A mediados de septiembre, los rusos se habían visto obligados a regresar a una línea que iba desde Lituania hacia el sur hasta las marismas de Pripet y la frontera con Rumanía. La Polonia rusa se había perdido y cualquier amenaza directa a los alemanes o al Imperio austrohúngaro había desaparecido. El comandante en jefe ruso en el oeste, el gran duque Nicolás, había realizado una hábil retirada y había conservado una gran parte del ejército ruso, pero el 21 de agosto el zar Nicolás II transfirió al gran duque al frente del Cáucaso y tomó el mando directo de los ejércitos. Esto estableció un vínculo entre el zar y el progreso de la guerra que jugaría un papel importante en la reducción de su popularidad durante los próximos dos años.

El único elemento negativo de la campaña desde el punto de vista alemán fue la creciente debilidad de sus aliados austrohúngaros. Habían perdido más de un millón de hombres desde principios de 1915 y dependían cada vez más de la ayuda alemana para mantener su esfuerzo bélico. El proceso que vio al Imperio Austro-Húngaro pasar de ser un aliado casi igual de Alemania a ser su costoso dependiente estaba muy avanzado.

Libros sobre la Primera Guerra Mundial | Índice de materias: Primera Guerra Mundial


Contenido

La ciudad se encuentra entre los valles de los ríos Ropa y Sękówka, rodeada por varias cadenas montañosas de los Cárpatos, a saber, su parte llamada Beskid Niski (Bajo Beskids) masiva. Se encuentra en el corazón de Doły (Pozos), y su elevación promedio sobre el nivel del mar es de 380 metros (1247 pies), aunque hay algunas colinas más considerables ubicadas dentro de los límites de la ciudad. Hoy en día, la ciudad está situada en una región densamente poblada a 14,6 millas (23,5 kilómetros) de Jasło, 21,2 millas (34,1 km) de Nowy Sącz, 25,5 millas (41,0 km) de Tarnów y 62,6 millas (100,7 km) de Cracovia. Gorlice se conoce en ucraniano: como Horlytsi, Горлиці en yiddish: גאָרליץ como Gorlitz y en alemán: como Görlitz.

Gorlice fue fundada durante el reinado de Casimiro el Grande en 1354. En ese año, el Stolnik de Sandomierz, Derslaw Karwacjan, recibió el permiso real para fundar una ciudad en una zona densamente boscosa de las colinas de los Cárpatos. La existencia de la ciudad se menciona en fuentes de 1388, 1404 y 1417. En el siglo XV, Gorlice seguía siendo propiedad privada de la familia Karwacjan. [1]

La ciudad se desarrolló rápidamente, convirtiéndose en un centro regional de artesanía y comercio. En 1504, Jan Karwacjan recibió el permiso real para dos ferias anuales y un mercado semanal. En el período conocido como Edad de Oro polaca, Gorlice prosperó. Sus artesanos y comerciantes tenían contactos no solo con otras ciudades polacas, sino también con comerciantes de la Alta Hungría. En la segunda mitad del siglo XVI, Gorlice pasó a ser propiedad de la familia Odrowaz, que apoyó la reforma protestante. La invasión sueca de Polonia (1655-1660) provocó una destrucción generalizada: la población de Gorlice cayó de 1200 (como en 1657) a solo 284 (como en 1662). [2]

Edad de las particiones Editar

Como resultado de la primera Partición de Polonia (Tratado de San Petersburgo del 5 de julio de 1772), el área de la ciudad fue atribuida al Imperio Habsburgo [3] (para más detalles, lea el artículo Reino de Galicia y Lodomeria). En 1806, el gobierno austriaco vendió la ciudad a un noble local, Jan Nepomucen Stadnicki de Roznow. [4]

Hasta 1918, la ciudad siguió siendo parte del lado de Austria (Cisleithania) después del compromiso de 1867, cabecera (desde 1865) del condado con el mismo nombre, uno de los 78 Bezirkshauptmannschaften en la provincia austríaca de Galicia (tierra de la Corona). [5] A mediados del siglo XIX, la población de Gorlice era de unos 4000. La ciudad entró en el período de su prosperidad después de que su residente de 1854-1858, Ignacy Lukasiewicz, inventara la lámpara de queroseno en 1853. En pocos años, aparecieron pozos de petróleo en expansión en Gorlice, y la ciudad fue llamada la cuna de la industria petrolera polaca, su rápida industrialización fue impulsada con la construcción de un ferrocarril (1883).

A principios del siglo XX, la población de Gorlice creció a 6000, pero su desarrollo fue detenido por la Primera Guerra Mundial. La ciudad fue el punto focal de la ofensiva alemana de Gorlice-Tarnów durante la Primera Guerra Mundial, en mayo de 1915. Combates extremadamente intensos y prolongados tuvo lugar aquí, Gorlice cambió con frecuencia de manos y, como resultado, la ciudad fue completamente destruida. De ahí la "feria de Gorlice" o "días de Gorlice" que se celebran todos los años durante los festivos de mayo y días contiguos, que son disfrutados por muchos visitantes tanto nacionales como extranjeros. [6]

Siglo XX Editar

Durante la Primera Guerra Mundial, Gorlice jugó un papel estratégicamente significativo en la Ofensiva Gorlice-Tarnow de 1915. El 1 de mayo de 1915, las fuerzas combinadas de Austria-Hungría y Alemania iniciaron bombardeos de artillería contra los soldados rusos estacionados en la línea de batalla que se extendía desde Gorlice hasta Tarnow. Al día siguiente, las unidades de infantería austro-alemanas lanzaron un ataque fallido cerca de Tarnow. En Gorlice, las debilitadas fuerzas rusas no pudieron defenderse de los atacantes austríacos y alemanes. El 6 de mayo, el general Radko-Dmitriev, comandante del Tercer Ejército Ruso, ordenó a sus tropas que se retiraran. Un intento del general Radko-Dmitriev de contraatacar el 7 y 8 de mayo resultó en un desastre para los rusos, ya que los refuerzos alemanes superaron en número a los defensores. La primavera siguiente, el general Alexei Brusilov, comandante del Octavo Ejército Ruso, lanzó una contraofensiva que casi destruyó al Ejército Austro-Húngaro. La Ofensiva de Brusilov, como se la conoce, se considera una de las operaciones más exitosas de la Primera Guerra Mundial. [7]

En la Segunda República de Polonia, Gorlice perteneció al Voivodato de Cracovia. Dado que los pozos de petróleo locales casi se habían secado, el centro de la industria petrolera polaca se trasladó hacia el este, a Boryslaw. Esto resultó en un desempleo generalizado, manifestaciones callejeras y una mayor popularidad de la ideología comunista entre los trabajadores locales. El 1 de mayo de 1936, una manifestación del Primero de Mayo atrajo a 20.000 personas.

La ocupación alemana de Gorlice comenzó el 7 de septiembre de 1939 (ver Invasión de Polonia). Durante la guerra, los alemanes nazis condujeron a la comunidad judía de la ciudad al gueto de Gorlice recién formado y luego la asesinaron en Belzec. [8] El 16 de enero de 1945, el Ejército Rojo capturó Gorlice. [9]

Historia de los judíos en Gorlice antes de la ocupación alemana Editar

Cuando se fundó Gorlice por primera vez, no había comunidades judías. La mayoría de los judíos de la zona vivirían en aldeas o propiedades de terratenientes polacos. Había algunas razones para que los judíos en este momento no vivieran dentro de Gorlice. Uno fue el de los derechos de Madgeburg, al vivir fuera de Golice en pueblos o fincas, las comunidades judías no tenían que seguir las leyes de la ciudad. Algunos de los suburbios en los que vivían judíos eran Ropica Polska, Siary, Strezeszyn, Marianpolski y Magdaleni. Otra razón por la que los judíos no residían en Gorlice en épocas anteriores fue por "De non tolerandis Judaeis ". [10] Esta fue una regla que algunas ciudades tenían durante el siglo XVI, que prohibía a los judíos vivir en ellas. (Estos eran edictos antisemitas, utilizados para evitar la competencia en los negocios y otras áreas de trabajo). [11]

En el siglo XVIII, algunas familias judías vivían en Gorlice. Cuando los judíos se establecieron por primera vez en Gorlice, principalmente se ganaban la vida comerciando vino y maíz. [11] Las primeras familias judías también tenían un aserradero para procesar madera, así como para comercializar artículos como vino, maíz y tabaco. Aunque solo había unas pocas familias judías durante el siglo XVIII, cuando llegó el siglo XIX ya se estaba formando una comunidad judía que incluía su propio cementerio y sinagoga. [12] No fue hasta la última mitad del siglo XIX que los judíos comenzaron a establecerse realmente en la ciudad. [13] Los judíos que se establecieron en Gorlice en ese momento se establecieron principalmente en el área junto a la plaza del mercado y sus calles cercanas. Esta zona en la que se estaban asentando la mayoría de los judíos se convertiría en el futuro, bajo la ocupación alemana, en el gueto de Gorlice. [10]

En el siglo XIX, cuando más judíos comenzaron a establecerse dentro de Gorlice, los residentes no judíos actuales trabajaban principalmente en la artesanía y la agricultura. [12] En el momento en que los judíos se mudaban a Gorlice, también se descubrió petróleo en la región de Gorlice en esa última mitad del siglo XIX. [14] Mientras los residentes no judíos trabajaban con la agricultura, los judíos prevalecían en la industria petrolera con el comercio y el desarrollo. En 1874, los inversores judíos ayudaron con el desarrollo de una refinería de petróleo, junto con otra cercana en 1883. [12]

La población de los judíos en Gorlice no está bien documentada ni es confiable antes de la segunda mitad del siglo XIX. Sin embargo, existen estadísticas sobre la población judía desde 1880 hasta 1910. Mirando primero al distrito de Gorlice en 1880, había un total de 74.072 residentes y de esos 6.4% (4.755) eran judíos. Solo en la propia ciudad de Gorlice, había 2.257 judíos de los alrededor de 5,000 residentes de la ciudad, lo que representa cerca del 50%. La población de judíos en Gorlice creció al 7.5% del distrito de Gorlice compuesto por judíos en 1910 y el 51% de los residentes en la ciudad de Gorlice eran judíos en ese momento (3.495 de 6.600). [10]

Debido a la Primera Guerra Mundial, la población se redujo de 1910 a 1921. En 1921, después de la guerra, quedaban unos 2.300 judíos, lo que representaba aproximadamente el 41% de la población. [13] Durante la Primera Guerra Mundial, el ejército ruso fue una de las principales razones de esta caída en el número de judíos. Hubo violaciones, robos y asesinatos, [12] y muchos judíos huyeron de Gorlice a otros países y nunca regresaron después de la guerra. [10]

A pesar de que la guerra afectó a la población judía, pudieron recuperarse y restaurar su estado económico a lo que era antes de la guerra. El 90% de las tiendas de Gorlice eran judías y el 30% de los talleres de artesanía. Los judíos contribuyeron mucho a la economía de Gorlice y su actividad fue una parte importante de la vida industrial y comercial. Eran líderes en el comercio y otros servicios. Los judíos también estaban representados en las Autoridades Municipales en este momento. Había 22 miembros del Ayuntamiento que eran judíos en 1924 y durante las elecciones municipales de ese año hubo 23 judíos que fueron elegidos para los escaños. No solo estaban prosperando en la economía, la vida judía también era ideal cultural y religiosamente en este momento. La vida cultural y religiosa se centró en dos sinagogas de la ciudad, una en la calle Mickiewicza y otra más nueva en la calle Piekarska. [12]

Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial en 1939, la población de judíos en Gorlice volvió a ser de alrededor de 5000, lo que una vez más estaba por encima de la mitad de los residentes de la ciudad. Al comienzo de la guerra, muchos judíos de Gorlice huyeron a otros lugares antes de que comenzara la ocupación alemana. [10]


Avance ↑

La ofensiva conjunta germano-austro-húngara comenzó la mañana del 1 de mayo de 1915, con un intenso bombardeo de artillería, seguido de un asalto a las posiciones rusas. Aunque los defensores inicialmente opusieron una fuerte resistencia y las reservas disponibles se desplegaron rápidamente, los rusos pronto se vieron abrumados por el fuego de artillería bien guiado y el ataque de unos 40.000 soldados alemanes y austrohúngaros en la primera ola de ataque. En la tarde del primer día, las tropas de las Potencias Centrales habían avanzado más de diez kilómetros hacia la zona de defensa del enemigo, mientras que los rusos luchaban por reunir tropas dispersas, traer refuerzos y restablecer una línea de defensa. Sin embargo, todos los esfuerzos resultaron inútiles ya que las tropas alemanas y austrohúngaras siguieron avanzando, mientras que los refuerzos rusos que llegaban se apresuraron a la batalla y, en consecuencia, a menudo fueron aislados, flanqueados y derrotados. En solo ocho días, el 3º Ejército fue destruido casi por completo, lo que obligó al alto mando ruso a ordenar una retirada general a una nueva línea defensiva a lo largo del río San. Cuando esta línea también fue penetrada por el avance de las tropas alemanas y austrohúngaras, la Stavka ordenó la retirada completa de todas las fuerzas rusas de Galicia el 21 de junio de 1915. Para esa fecha, que marcó el final oficial de la campaña de Gorlice-Tarnów, alrededor de 100.000 Los soldados rusos habían sido muertos o heridos en acción, y otros 250.000 capturados por las fuerzas austrohúngaras y alemanas, junto con grandes cantidades de armas y otro material de guerra. Al mismo tiempo, las potencias centrales habían perdido a unos 90.000 hombres, que habían resultado muertos, heridos o desaparecidos.


Objetivo de operación y despliegue

El objetivo operativo del 11º Ejército estaba entre el IX. y X. Cuerpo del 3.er Ejército Ruso al mando del General Radko Dimitriew para abrir una cuña, lanzar el ala norte de este ejército hacia Jaroslau y empujar el ala sur hacia el frente de los Cárpatos del 3. ° y 2. ° Ejércitos austrohúngaros y rodearlo allí. En el curso posterior, el río San debe ser alcanzado en el empuje principal y por la amenaza a las líneas de retaguardia del 8. ° Ejército ruso bajo Alexei Brusilov, el frente suroeste ruso debe verse obligado a ceder sus posiciones en el área Lupkow- y Uschok-Pass. .

Las condiciones del terreno favorecieron la operación: los flancos de las formaciones de ataque fueron cubiertos al norte por el Vístula y al sur por los Beskids, y la red ferroviaria existente facilitó el acercamiento y abastecimiento. El área, que se hundió hacia el norte, ofrecía buenas condiciones de observación y visión general sobre el campo de batalla con una visión de las posiciones rusas, mientras que el propio enfoque podía ocultarse en gran medida. El problema, sin embargo, fue que los numerosos afluentes del Vístula que atravesaban el eje de ataque en dirección sur-norte tuvieron que ser superados y la red de carreteras en el área operativa constaba de unas pocas carreteras principales. El Grupo de Ejércitos Mackensen fue asumido para su ataque junto al 11º Ejército alemán en el centro, y el 4º Ejército imperial en el ala norte y el 3º Ejército kuk en el ala sur.

De pie al sur del Vístula a lo largo del Dunajec, el 4º ejército austrohúngaro al mando del archiduque Joseph Ferdinand apoyó el ataque en dirección a Tarnow con ocho divisiones de infantería, una división de caballería y 253 cañones.

  • Las tropas combinadas de la 62.a División de Infantería (Gmj. Rudolf Stöger-Steiner) y Landwehr cubrieron el flanco norte del Vístula.
  • El kuk XIV. El Cuerpo (FML Josef Roth) con el 3er ID (FML Ernst von Horsetzky) y el 8o ID (FML Ludwig von Fabini), así como la 47.a División de Reserva alemana (el teniente general Alfred von Besser) tuvieron el gran avance para liderar Tarnow.
  • El kuk IX. El Cuerpo (FML. Rudolf Králíček) con la 10ª División de Infantería (Gmj. Artur von Mecenseffy) y la 106ª División de Infantería (Gmj. Ernst Kletter) operaban en Gromnik en la dirección de Brzostek.

El ataque principal en el centro llevó al 11º ejército alemán (August von Mackensen) en el Biala entre Tuschow y Grybow con diez divisiones de infantería - 216.000 hombres y 634 cañones - en dirección a Gorlice.

  • En el ala izquierda estaba el Cuerpo de Guardia al mando del general Karl von Plettenberg con la 1ª y 2ª Divisiones de Guardia y el kuk VI. Cuerpo (FML Arthur Arz von Straussenburg) con la 12ª ID (FML Paul Kestranek) y 39ª División Honved (FML Hadfy).
  • En el medio estaba el XXXXI. Cuerpo de reserva al mando del general de infantería Hermann von François con la 81ª (teniente general Leo von Stocken) y la 82ª división de reserva (teniente general Siegfried Fabarius).
  • En el ala derecha se encontraba el Cuerpo Combinado al mando del General de División Paul von Kneussl con la 11ª División de Infantería de Baviera y la 119ª División y, en el segundo escuadrón, el X Cuerpo de Ejército al mando del General Otto von Emmich con las Divisiones 19 y 20.

El 3er ejército austro-húngaro (Svetozar Boroević) participó después del avance en el ala sur en Beskids entre Duklapass y Sztropko con 10 divisiones y 2 divisiones de caballería.

  • El kuk X. Corps al mando del FML Hugo Martiny operó con la 21ª División de Infantería (General de División Alois Podhajský), la 2ª División de Infantería (General de División Anton Lipošćak) y la 24ª División de Infantería (FML Josef Schneider-Manns-Au) en el área de Tylicz.
  • el kuk III. Cuerpo al mando de FML Krautwald con el 22, 28 y 26 ID, el kuk XVII. El cuerpo al mando del FML Karl Křitek y el VII Cuerpo del kuk (Archiduque Josef August del FML) permaneció a la defensiva contra el ala derecha del 8º Ejército ruso entre el Duklapass y el Valle de Labrorcza.

En el valle de Laborcza frente a Mezölaborcz, el Cuerpo Beskid alemán estaba al mando del General von der Marwitz, luego el 2. ° Ejército Austro-Húngaro (Eduard von Böhm-Ermolli) con otras 12 divisiones hasta el Paso Uschok, donde el Szurmay Austro-Húngaro Cuerpo finalmente conectado al Ejército del Sur alemán (Alexander von Linsingen) producido.


Batalla

El general Franz Conrad von Hötzendorf, Jefe de Estado Mayor del Ejército Austro-Húngaro, propuso originalmente la idea de romper la línea del frente en el área de Gorlice. Al principio, esta idea fue rechazada por el Jefe de Estado Mayor alemán, Erich von Falkenhayn, quien creía que el destino de la guerra dependía del frente occidental. Más tarde cambió de opinión y se decidió por una gran ofensiva en el área de Gorlice-Tarnów, al sureste de Cracovia, en el extremo sur del Frente Oriental.

En abril de 1915, el 11º Ejército alemán recién formado (10 divisiones de infantería al mando del general August von Mackensen) fue transferido del Frente Occidental. Junto con el IV Ejército Austro-Húngaro (ocho divisiones de infantería y una de caballería al mando del archiduque Joseph Ferdinand), tuvo que enfrentarse al 3er ejército ruso (18½ de infantería y cinco divisiones y media de caballería, bajo el mando del general DR Radko-Dmitriev), que celebró ese sector.

El general Mackensen había recibido el mando de las fuerzas alemanas y austrohúngaras, ahora unidas como Grupo de Ejércitos Mackensen y el 2 de mayo, tras un intenso bombardeo de artillería, lanzó un ataque que tomó por sorpresa a los rusos. Concentró 10 infantería y una división de caballería (126.000 hombres, 457 ligeros, 159 piezas de artillería pesada y 96 morteros) en los 35 & # 160 km (22 & # 160mi) del sector de avance de la línea del frente contra cinco divisiones rusas (60.000 hombres con 141 piezas de artillería ligera y cuatro pesadas).

Fuerzas opositoras

Poderes centrales (dispuestos de norte a sur):

IV Ejército Austro-Húngaro (Unidades austro-húngaras a menos que se indique lo contrario):

  • División combinada "Stöger-Steiner"
  • XIV Cuerpo (47.a División de Reserva Alemana, Grupo Morgenstern, 8.a y 3.a Divisiones de Infantería)
  • IX cuerpo (106 ° Landsturm y 10 ° divisiones de infantería)
  • En reserva detrás del IX Cuerpo: 31ª Brigada de Infantería (“Brigada Szende”), 11ª División de Caballería Honved.

11 ° ejército alemán (Unidades alemanas a menos que se indique lo contrario):

    (1ra y 2da Divisiones de Guardias)
  • VI Cuerpo Austro-Húngaro (39 ° División de Infantería Honved y 12 ° Divisiones de Infantería) (81 ° y 82 ° Divisiones de Reserva)
  • Cuerpo combinado "Kneussl" (119 y 11 divisiones de infantería de Baviera)
  • En reserva: X Corps (19ª y 20ª Divisiones de Infantería).

III Ejército Austro-Húngaro,

  • IX Cuerpo (3 brigadas de la milicia, 3 regimientos de la 5ª División de Infantería, 2 brigadas de la milicia, 3 regimientos de la 42ª División de Infantería, 70ª División de Reserva, 7ª División de Caballería [en reserva])
  • X Cuerpo (31.a División de Infantería y 61.a División de Reserva, 3 regimientos de la 9.a División de Infantería)
  • XXIV Cuerpo (3 regimientos de la 49.a División de Infantería, 48.a División de Infantería y 176.o Regimiento de Infantería (Perevolochensk) de la 44.a División de Infantería)
  • XII Cuerpo (12 ° División de Fusileros Siberianos, 12 ° y 19 ° Divisiones de Infantería y 17 ° Regimiento de Húsares (Chernigov))
  • XXI Cuerpo (3 regimientos de la 33a División de Infantería y 173o (Kamenets) Regimiento de la 44a División de Infantería)
  • XXIX Cuerpo (Brigada de la 81a División de Infantería, 3a Brigada de Fusileros, 175o (Batursk) Regimiento de Infantería de la 44a División de Infantería y 132o (Bender) Regimiento de Infantería de la 33a División de Infantería)
  • 11a División de Caballería.

Detrás de las líneas del frente rusas: dispersas por la retaguardia del 3er ejército:

  • 3ra División de cosacos del Caucausus, 19 ° (Kostroma) Regimiento de infantería de la 5 ° División de infantería, 33 ° (Elets) Regimiento de infantería de la 9 ° División de infantería 167 ° (Ostroisco) Regimiento de infantería de la 42 ° División de infantería
  • Brigada de la 81a División de Infantería, 3 regimientos de la 63a División de Reserva, Cuerpo de Caballería Compuesto (16a División de Caballería (menos 17o Regimiento de Húsares), 2a División Consolidada de Cosacos) 3a División de Cosacos del Don

Desarrollos

Las potencias centrales destrozaron las defensas rusas y las líneas rusas colapsaron. Radko-Dimitrejew envió rápidamente dos divisiones contra el avance austro-alemán, pero al estar mal preparadas fueron completamente aniquiladas sin poder informar a su cuartel general. Desde el punto de vista ruso, ambas divisiones simplemente desaparecieron del mapa.

El III Ejército Ruso dejó unos 140.000 prisioneros en manos enemigas y casi dejó de existir como unidad de combate. El 3er Cuerpo Caucásico, por ejemplo, llevado al establecimiento de 40.000 hombres en abril, se vio reducido a 8.000. Fue lanzado a la batalla en el San contra el I Ejército de Austria, y logró tomar unos 6.000 prisioneros y nueve cañones. Una división se redujo a 900 hombres el 19 de mayo.

Los rusos se vieron obligados a retirarse, las potencias centrales recuperaron la mayor parte de Galicia y se evitó la amenaza rusa a Austria-Hungría. Particularmente gratificante fue la reconquista de Przemyśl el 3 de junio. El mismo día, se lanzaron nuevas ofensivas: los ejércitos austríacos IV y VII en el flanco del XI Ejército con el objetivo del río Dniéster.

El 17 de junio, los defensores habían retirado Lwów (más tarde Lvov, ahora Lviv), la capital de Galicia, y el 22 la cuarta ciudad más grande de Austria-Hungría fue recapturada. Con esta pérdida, que supuso que la mayor parte de Galicia hubiera vuelto a manos austríacas, las líneas se estabilizaron en el sur. La penetración avanzó unos 160 & # 160 km (99 & # 160mi) en su punto más profundo, reduciendo el saliente polaco a quizás 1 ⁄3 de su tamaño de antes de la guerra.


Gran avance: la campaña Gorlice-Tarnów, 1915

"El frente oriental de la Gran Guerra de 1914-18 ya no se olvida. Richard DiNardo ofrece el primer análisis en tres décadas de esa lucha titánica al concentrarse en la gran batalla de Gorlice-Tarnow en mayo de 1915. Es una gran lectura. Por Explotando el Archivo Militar Federal Alemán y el Archivo Militar de Baviera, DiNardo penetra lo que él llama la "complejidad caleidoscópica de la Primera Guerra Mundial en los niveles estratégico, operativo y táctico". Es un estudio de mando, control y comunicaciones. Es la historia militar en su máxima expresión. Es una lectura obligada tanto para los aficionados como para los profesionales ". --- Holger H. Herwig Autor de The Marne, 1914: The Apertura de la Primera Guerra Mundial y la batalla que cambió el mundo

"Breakthrough: The Gorlice-Tarnow Campaign, 1915 da un paso crucial para llenar la profunda brecha que ha existido en el estudio del frente oriental en la Primera Guerra Mundial, ya que Richard Dinardo proporciona un manuscrito cautivador y meticulosamente investigado sobre el mayor victoria durante la guerra. Con su examen exhaustivo de fuentes alemanas y austrohúngaras, DiNardo ofrece un análisis completo de una batalla monumental en este frente decisivo, aunque a menudo olvidado. Es una adición muy necesaria a la escasa historia que existe actualmente en el gran frente oriental lucha. "--- Graydon A. Tunstall Autor de Blood on the Snow: The Carpathian Winter War of 1915

"Un libro impresionante que no solo aumenta considerablemente nuestra comprensión de una campaña de crucial importancia en la Primera Guerra Mundial, sino que también revela la complejidad caleidoscópica de la guerra en sí". --- Robert A. Doughty, General de Brigada (EE. UU., Ret.) Autor de Victoria pírrica: estrategia y operaciones francesas en la Gran Guerra

"Investigado exhaustivamente y presentado de manera convincente, el estudio pionero de DiNardo sobre Gorlice-Tarnow es indispensable para cualquiera que busque comprender el teatro ruso de la Gran Guerra". --- Dennis Showalter Autor de Tannenberg: Clash of Empires

Un observador militar británico escribió sobre la batalla de Gorlice-Tarnow: "La historia del mundo no registra nada que se haya aproximado siquiera a este impulso alemán, que cayó sobre un ejército ruso, la mayor parte del cual permaneció en su puesto y murió". Aunque Gorlice-Tarnow fue en muchos sentidos una batalla decisiva de la Primera Guerra Mundial, poco se ha escrito al respecto en inglés, hasta ahora.

El frente oriental en la Primera Guerra Mundial ha sido descuidado durante demasiado tiempo. Breakthrough: The Gorlice-Tarnow Campaign, 1915 es el primer estudio en inglés del puño de las grandes batallas de avance de la guerra, una de las campañas críticas de la Gran Guerra.

El libro cubre el ataque inicial del Undécimo Ejército alemán y el Tercer y Cuarto Ejércitos Austro-Hungraianos en Galicia mientras flanqueaban la posición rusa en los Cárpatos que amenazaba a Hungría. Los capítulos posteriores cubren la reconquista de Galicia, incluida la reconquista de Przemysl y Lemberg. El examen concluye con las fuerzas alemanas y austrohúngaras bajo el mando de August von Mackensen girando hacia el norte desde Lemberg y la subsiguiente invasión de la Polonia rusa por las potencias centrales.


Desde agosto de 1914 hasta principios de la primavera de 1915, las potencias centrales priorizaron la guerra en el frente occidental frente a su frente oriental. Esto permitió que las tropas rusas avanzaran de manera constante a través de Galicia, tomando el territorio austríaco, incluida la fortaleza húngara de Przemysl en marzo, y apoderándose de sus almacenes de armas. [4] Sin embargo, el progreso no fue fácil y el Ejército Imperial Ruso sufrió muchas bajas. No importa qué tan fuerte fueron los golpes, lograron recuperarse tan rápido que, según los informes, el príncipe von Bulow dijo una vez: "luchar contra los rusos [fue] como golpear una almohada". [5]

Como resultado del avance ruso en Austria y la charla de que Italia (que era neutral) se estaba preparando para entrar en la guerra del lado de los aliados, la situación se consideró terrible para el imperio austro-húngaro. Las potencias centrales reorganizaron sus ejércitos y el mariscal de campo von Hindenburg, que creía que Rusia "podría ser derrotada en una sola campaña, siempre que hubiera suficientes tropas a mano" [6] le dio a Mackensen el mando del recién creado XI Ejército alemán con el coronel Hans von Seeckt como su jefe de personal. Tenía dos millones de hombres, 4.000 cañones y control operativo sobre el Tercer y Cuarto Ejércitos austrohúngaros estacionados en Galicia.

The Russian Third Army, under the command of Nikolay Iudovich Ivanov was camped along the Dunajetz river, paused to regroup and resupply Mackensen, who had been ordered to break the Russian line attacked them on 1 May with an intense artillery bombardment that lasted four hours and used 70,000 shells. [7] This was followed up by an infantry assault. By noon of the first day, Mackensen captured the first lines of Russian soldiers. The next day, Prince Leopold of Bavaria's Ninth Army launched an attack with chlorine gas that had mixed results, with shifting winds carrying some of the gas back to unprotected German soldiers.

The Central forces broke a ten-mile gap in the Russian line and took the city of Tarnów. [8] They pressed the Imperial Army to chaotically retreat, with additional battles breaking out on 3 and 7 May. By 11 May the Russians began a full retreat to a prepared position along the San River. Wherever they could, they sought to engage the Central forces in delaying or exhaustive skirmishes. They two armies reached the San rivers on 14 May, thus ending the Battles of Dunajetz. The Central Powers had advanced about 80 miles.

By 11 May, it was clear that the Germans and Austro-Hungarians had numeric and tactical strength and so the Russians began a full retreat to a prepared position along the San river. Wherever they could, they sought to engage the Central forces in delaying or exhaustive skirmishes. They two armies reached the San rivers on 14 May, thus ending the Battles of Dunajetz, but continuing the successful Gorlice-Tarnow Offensive.

Parallel developments Edit

While Mackensen directed his troops against the Russians along the Dunajetz, Hindenburg occupied Russian forces in northern Poland and Kurland, so they could not be sent as reinforcements. Also, due to Russian attention being drawn to their line further south, Hindenburg moved to attack Warsaw.

The Central Powers had a number of military advantages going into this offensive. They were numerically and technologically superior. In addition, air superiority allowed them to carry out careful reconnaissance of Russian positions and well as drop bombs on the Russian trenches. [9]

The German focus, at this time, was to break Russian morale and take the sector of land between Gorlice and Tarnow. This would enable them to march on Przemyśl Fortress from the North and join the Austro-Hungarians approaching from the East and southeast. They certainly succeeded in doing so. By the end of May, the Russians had been pushed back to the Carpathian mountains. [10] However, the Battle of Dunajetz did not end in any conclusive way.


Contenido

In the early months of war on the Eastern Front, the German Eighth Army conducted a series of almost miraculous actions against the two Russian armies facing them. After surrounding and then destroying the Russian Second Army at the Battle of Tannenberg in late August, Paul von Hindenburg and Erich Ludendorff wheeled their troops to face the Russian First Army at the First Battle of the Masurian Lakes, almost destroying them before they reached the protection of their own fortresses as they retreated across the border. [8]

When these actions petered out in late September, much of two Russian armies had been destroyed, and all Russian forces had been ejected from the Masurian Lakes area of modern north-east Poland after losing almost 200,000 killed or captured soldiers.

The Russians did far better in the south where they faced the Austro-Hungarians, who mobilized more rapidly and started their own offensive in late August from Galicia, their province in partitioned Poland, initially pushing the Russians back into what is now central Poland. However, a well-executed Russian counter-stroke in late September, when they had brought more men to the front, pushed their enemy back over their own borders in disarray, leaving a large garrison besieged in the fortress city of Przemyśl.

The Germans came to their aid by forming a new Ninth Army which advanced from German Silesia into Poland in the Battle of the Vistula River. Although initially successful, the attack eventually petered out and the Germans returned to their starting points, as they retreated destroying the Polish railways and bridges to make it harder to invade German Silesia. The Russians repaired the damage and then were poised to invade. The German Ninth Army was redeployed to the north, allowing them to put serious pressure on the Russian right flank in what developed as the Battle of Łódź in early November. The Germans failed to encircle the Russian units, and the battle ended with an orderly Russian withdrawal to the east near Warsaw, the German occupation of Łódź, and the end of the immediate threat to Silesia.

In fierce winter fighting General Franz Conrad von Hötzendorf, the chief of staff of the Austro-Hungarian Army, attacked the Russians who had forced their way into the Carpathian passes in the south of Galicia. Both sides suffered appallingly, but the Russians held their line. [9] By this time half of the Austro-Hungarian Army that had entered the war were casualties. Conrad pleaded for additional German reinforcements to hold the passes. German Chief of Staff Erich von Falkenhayn refused, but in April 1915 Conrad threatened a separate peace if the Germans would not help. [10] Conrad and Falkenhayn met and planned a joint strike on the Russian left flank at the far southern end of the Eastern Front, in the Gorlice-Tarnów front,130 km (81 mi) southeast of Kraków. A successful advance from there would force the Russians to retreat from the passes to save themselves from being cut off.

German intelligence detected no signs of an imminent Allied attack on the Western Front. Moreover, their field army was still growing. They were removing an infantry regiment from each division, leaving them with only three, but not reducing the numbers of essential divisional specialists, a better allocation of forces for an artillery war. Each reconfigured division was reinforced with 2,400 new men, recruited since the outbreak of the war, who were dispersed among the veterans. The released infantry regiments were formed into 14 new reserve divisions.

Conrad had to bow to Falkenhayn’s conditions. The joint attack would be by an Austro-German Army Group commanded by a German, whose orders from Falkenhayn would be transmitted via the Austro-Hungarian command. The Group would contain the Austro-Hungarian Fourth Army (eight infantry and one cavalry divisions) under Archduke Joseph Ferdinand, an experienced soldier. The Germans formed a new Eleventh Army made up of eight divisions, trained in assault tactics in the west. They were brought east on 500 trains. [11] The Army was led by the former commander of the German Ninth Army, General August von Mackensen, with Colonel Hans von Seeckt as chief of staff. Mackensen, whose political sensitivities had been polished as an adjutant to the Kaiser, would also lead the army group. They would be opposed by the Russian Third Army (18½ infantry and five and a half cavalry divisions, under General D. R. Radko-Dmitriev).

Mackensen was provided with a strong train of heavy artillery commanded by Generalmajor Alfred Ziethen, which included the huge German and Austro-Hungarian mortars that had crushed French and Belgian fortresses. Airplanes were provided to direct artillery fire, which was especially important since ammunition was short on both sides: only 30,000 shells could be stockpiled for the attack. [12] Another significant plus was the German field telephone service, which advanced with the attackers, thereby enabling front-line observers to direct artillery fire. [13] To increase their mobility on the poor roads, each German division was provided with 200 light Austro-Hungarian wagons with drivers. [14]

Falkenhayn moved German Supreme Headquarters, OHL (Oberste Heeresleitung), to Pless in Silesia, an hour's drive from Austrian headquarters. To prevent spying, the local inhabitants were moved out of the buildup area. In the north the German Ninth and Tenth armies made diversionary attacks that threatened Riga. [15] On 22 April, the Germans launched the first poison gas attack near Ypres, divulging what might have been a decisive weapon merely to distract the Allies in the west. Mackensen had ten infantry and one cavalry divisions (126,000 men, 457 light guns, 159 heavy pieces, and 96 mortars) along the 42 km (26 mi) length of the breakthrough sector. Facing him were five Russian divisions consisting of 60,000 men but desperately short on artillery. For firesupport the Russians could only count on 141 light artillery pieces and four heavy guns. And one of the four burst as soon as the battle began. [dieciséis]

The Russian supreme commander, the Grand Duke Nicholas Nicholaevitch, learned that Germans had arrived on their flank but did not make a counter-move. [17]

On 1 May, the Central Powers’ artillery opened harassing fire, zeroing in their guns. The following morning at 0600 they began a sustained bombardment, at 0900 the heavy howitzers joined in. The huge mortar shells were especially terrifying, their blast killed men tens of meters from the explosion. The Russian fortifications were ". more ditches than trenches." [18] so they were easily smashed and their feeble barbed wire belts torn apart by howitzers firing high explosive. At 1000 the Austro-German infantry attacked in thick skirmishing lines. Mackensen’s orders were for his entire front to move forward as one, regardless of local opposition: each unit was set a minimum distance to advance each day. If a machine gun held them up, a field gun was brought up to destroy it. When driven back the Russians almost invariably counterattacked in dense formations, only adding to their losses.

Opposing forces Edit

Poderes centrales (arrayed north to south):

Austro-Hungarian 4th Army (Austro-Hungarian units unless otherwise indicated):

  • Combined Division “Stöger-Steiner”
  • XIV Corps (German 47th Reserve Division, Group Morgenstern, 8th & 3rd Infantry Divisions)
  • IX corps (106th Landsturm & 10th Infantry Divisions)
  • In reserve behind IX Corps: 31st Infantry Brigade (“Szende Brigade”), 11th Honved Cavalry Division.

German 11th Army (German units unless otherwise indicated):

    (1st & 2nd Guards Divisions)
  • Austro-Hungarian VI Corps (39th Honved Infantry & 12th Infantry Divisions) (81st & 82nd Reserve Divisions)
  • Combined Corps “Kneussl” (119th and 11th Bavarian Infantry Divisions)
  • In reserve: X Corps (19th & 20th Infantry Divisions).
    (3 militia brigades, 3 regiments of 5th Infantry Division, 2 militia brigades, 3 regiments of 42nd Infantry Division, 70th Reserve Division, 7th Cavalry Division [in reserve]) (31st Infantry & 61st Reserve Divisions, 3 regiments of 9th Infantry Division) (3 regiments of 49th Infantry Division, 48th Infantry Division & 176th (Perevolochensk) Infantry Regiment of 44th Infantry Division) (12th Siberian Rifle Division, 12th & 19th Infantry Divisions & 17th (Chernigov) Hussar Regiment) (3 regiments of 33rd Infantry Division & 173rd (Kamenets) Regiment of 44th Infantry Division) (Brigade of 81st Infantry Division, 3rd Rifle Brigade, 175th (Batursk) Infantry Regiment of 44th Infantry Division & 132nd (Bender) Infantry Regiment of 33rd Infantry Division) .

Behind the Russian front lines: Scattered across the rear of 3rd Army:

  • 3rd Caucasus Cossack Division, 19th (Kostroma) Infantry Regiment of 5th Infantry Division, 33rd (Elets) Infantry Regiment of 9th Infantry Division 167th (Ostroisk) Infantry Regiment of 42nd Infantry Division
  • Brigade of 81st Infantry Division, 3 regiments of 63rd Reserve Division, Composite Cavalry Corps (16th Cavalry Division (less 17th Hussar Regiment), 2nd Consolidated Cossack Division) 3rd Don Cossack Division

Radko Dimitriev quickly sent two divisions to stem the Austro-German breakthrough, but they were utterly annihilated before they could even report back to headquarters. From the Russian point of view, both divisions simply disappeared from the map. On 3 May the Grand Duke Nicholas was sufficiently concerned to provide three additional divisions and to authorize a limited withdrawal . [19] The attackers surmounted the first major geographical obstacle, the Wisloka river, on a captured bridge. [20] By 5 May the attackers were through the three trench lines that had opposed them, by 9 May they had reached all assigned objectives. Grand Duke Nicholas permitted a limited withdrawal, but rejected advice to construct a well fortified position far behind the frontline and then to pull back to it. At this point the Russian counterattacks grew ever more desperate, often throwing brand new recruits into battle, some armed only with grenades or wooden clubs. [21] The Austro-Hungarian Third and Fourth Armies pressed forward in the Carpathian passes, the Russians retreated before them while they still might. On 12 May a conference at Pless decided that Mackensen should continue to advance to the San River and take bridgeheads on the east bank. Sustaining the attack required meticulous organization: relieving surviving but worn-out infantry, moving forward artillery, ammunition, and all other supplies along roads and rail lines that had to be repaired as they advanced. Each new assault followed the pattern of the first, a hail of artillery fire blasted a passageway for the infantry.

When Army Group Mackensen reached the San his front was more than 150 km (93 mi) from his rail-heads, as far as they could go until the newly reconquered railways were operating again. Once this was done they established bridgeheads over the San on 16 May. On the east bank the old city of Przemyśl was surrounded by 44 forts. After a prolonged siege its Austro-Hungarian defenders had surrendered it –for a second time— on 22 March. On 30 May Eleventh German Army’s artillery began to duel with the guns in the forts. The huge mortars easily smashed the concrete. On 1 June the infantry occupied three large forts. A Russian counterattack failed. Two days later the victors marched into Przemyśl, the Austro-Hungarian troops were cheered exuberantly by its citizens, and the triumph triggered high-spirited celebrations throughout Austro-Hungary. The same day the Austrian Fourth and Seventh armies struck the flank of the Russian Eleventh Army, driving for the River Dniester.

Falkenhayn provided replacements to bring the depleted Eleventh Army ranks back close to their initial strength. The Russians also reinforced their defenders. Lemberg, the Galician capital, was set as the next objective, 100 km (62 mi) further east. An attack on 13 June sent the Russians into a headlong retreat and on 21 June the Grand Duke Nicholas ordered them to abandon Galicia. On 22 June Mackensen’s Austro-Hungarians entered Lemberg after an advance of 310 km (190 mi), an average rate of 5.8 km (3.6 mi) per day. The Galician oil fields, crucial for the German navy, were soon back in production and 480,000 tons of badly-needed oil was captured. [22]

The Russian Third Army left about 140,000 prisoners in enemy hands, and almost ceased to exist as a fighting unit. The 3rd Caucasian Corps, for example, brought up to establishment of 40,000 men in April, was reduced to 8,000. It was thrown into the battle on the San against the Austrian First Army, and succeeded in taking some 6,000 prisoners and nine guns, but one of their divisions was down to 900 men by 19 May.

Seeckt proposed that now the Eleventh Army should advance north towards Brest-Litovsk, with their flanks shielded by the rivers Vistula and Bug. [23] Hindenburg and Ludendorff agreed and proposed that simultaneously their Tenth and their new Nieman army should take Kovno and then drive toward Vilna. With the Germans in both Vilna and Brest all the major railway lines from Poland to Russia would be cut. The Russian Army in the Polish salient would be snared in a pocket such a massive defeat might bring peace. Falkenhayn decided that this bold plan exceeded their means and instead ordered frontal attacks all along their present front in Poland.

The Grand Duke Nicholas issued orders that yielded to the pressure step by step, evacuating both Galicia and the Polish salient to straighten out their front line, hoping to buy the time to acquire the weapons they so desperately needed, for example 300,000 rifles. [24] This enormous movement is known as the Great Retreat of 1915. Warsaw was evacuated and fell to the new Twelfth German Army on 5 August, and by the end of the month Poland was entirely in Austro-German hands. [1]

The victors asked the Danes to offer to host a peace conference. Tsar Nicholas refused to participate: he had pledged his allies not to make a separate peace. Mackensen continued to lead Austro-German armies throughout the war, first conquering Serbia and then occupying Romania. The Tsar himself replaced the Grand Duke Nicholas as supreme commander.


THE GORLICE-TARNÓW OFFENSIVE, MAY-SEPTEMBER 1915

By downloading or embedding any media, you agree to the terms and conditions of the IWM Non Commercial Licence, including your use of the attribution statement specified by IWM. For this item, that is: © IWM HU 110259

Accepted Non-commercial Use

Permitted use for these purposes:

Embed

Use this image under Non-Commercial licence.

You can embed media or download low resolution images free of charge for private and non-commercial use under the IWM Non-Commercial Licence.

By downloading or embedding any media, you agree to the terms and conditions of the IWM Non Commercial Licence, including your use of the attribution statement specified by IWM. For this item, that is: © IWM HU 110259

Accepted Non-commercial Use

Permitted use for these purposes:

Embed

Use this image under Non-Commercial licence.

You can embed media or download low resolution images free of charge for private and non-commercial use under the IWM Non-Commercial Licence.

By downloading or embedding any media, you agree to the terms and conditions of the IWM Non Commercial Licence, including your use of the attribution statement specified by IWM. For this item, that is: © IWM HU 110259

List of site sources >>>


Ver el vídeo: GorliceTarnów Offensive 1915 World War I (Enero 2022).